María José Segarra
María José Segarra - Vaenssa Gómezz
Tribunales

La fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, favorita en la carrera a la Fiscalía General del Estado

Progresista, feminista, con una dilatada trayectoria profesional y que superó en votos a la ministra en el Consejo Fiscal, su nombre suena con fuerza para el cargo

SEVILLAActualizado:

María José Segarra, fiscal jefe de la Audiencia de Sevilla desde el año 2004 suena con mucha fuerza para Fiscal General del Estado en el cargo que ahora ocupa en funciones Julián Sánchez Melgar y que será renovado en los próximos días. Tanto en los tribunales sevillanos como en otras fuentes de la carrera fiscal y judicial se da por hecho que el Consejo de Ministros llevará el próximo viernes el nombre de la fiscal jefe sevillana para que se inicie el proceso para su nombramiento. Un proceso que debe pasar luego por el CGPJ para que emita un informe favorable y posteriormente por el Congreso de los Diputados antes de ser finalmente designada.

Segarra, de 55 años de edad y miembro de la Unión Progresista de Fiscales, reúne todos los requisitos para ese puesto. En primer lugar a la fiscal jefe sevillana la avala una dilatada trayectoria profesional ya que está al frente de la Fiscalía de Sevilla desde hace catorce años y se encuentra en su tercer mandato que fue renovado en el año 2015.

También petenece desde el pasado mes de marzo al Consejo Fiscal, cargo al que accedió con 854 votos en unas elecciones en las que fue la cuarta más votada logrando incluso más apoyos que la nueva ministra de Justicia, Dolores Delgado, que sacó 700 votos. Segarra, que antes de ser fiscal jefe estaba especializada en menores, es muy conocida entre sus compañeros fuera de Sevilla ya que además participó activamente durante el pasado mes de marzo en la campaña que los aspirantes al citado consejo hicieron para las elecciones.

«Hizo toda la campaña con Dolores Delgado, comían juntas y tiene mucho prestigio», aseguran fuentes de la Unión Progresista de Fiscales donde avalan la trayectoria de Segarra de la que destacan su trayectoria profesional y el hecho de que conozca a fondo la carrera fiscal ya que además de otros posibles candidatos como los fiscales Pedro Crespo o Álvaro García, también se barajan otros como el del catedrático Víctor Moreno Catena.

Segarra, casada con un juez, «no tendría problemas para asumir el reto» ya que sus dos hijos son mayores y se encuentran ya en la etapa univesitaria. Según aseguran fuentes fiscales, la actual fiscal jefe de Sevilla y la ministra han hablado en los últimos días. Otras fuentes judiciales aseguran que ya «han contactado con ella». Incluso los más conservadores dan por hecho que puede ser ella salvo sorpresas de última hora.

La fiscal jefe, la primera mujer en llegar a ese importante cargo en los tribunales sevillanos, es además una feminista reconocida y desde su cargo siempre ha potenciado la lucha contra la violencia de género con fiscalías especializadas en esta materia. En Sevilla los fiscales que han trabajado con ella destacan su gran capacidad y su talante afable. «Todo el mundo, conservadores y progresistas, la valoran», asegura un fiscal conservador. Durante su trayectoria ha tenido que enfrentarse a complicadas investigaciones como el caso Marta del Castillo, el error del Caso Mari Luiz o sumarios de corrupción como Mercasevilla o los ERE, donde también tuvo serias discrepancias con la juez Mercedes Alaya.

Sus últimas apariciones públicas han tenido lugar hace sólo unas semanas durante la huelga de jueces y fiscales, unas movilizaciones contra el exministro de Justicia, Rafael Catalá, en las que Segarra no dudó en ponerse detrás de la pancarta para denunciar la «precarización» de la carrera judicial, insistir en la necesidad de mejorar las retribuciones y pedir más independencia.