Cada vez hay más jóvenes adictos a fumar en pipas de agua
Cada vez hay más jóvenes adictos a fumar en pipas de agua - MAYA BALANYA
HÁBITOS NO SALUDABLES

Fumar en cachimbas, la nueva adicción peligrosa entre los adolescentes sevillanos

El uso de las pipas de agua produce cuatro veces más alquitrán que los cigarrillos: una sesión de una hora provoca el mismo monóxido de carbono de 20 pitillos

SEVILLAActualizado:

Suponen un pequeñísimo porcentaje en las estadísticas que maneja el Centro de Drogodependencias de Sevilla, pero ya han entrado a engrosar la tipología de adicciones que maneja la Diputación de Sevilla.

En un escalafón inferior, la moda de fumar en pipas de agua —popularmente conocidas como cachimbas— empieza a ser un problema serio entre los más jóvenes. Este consumo, junto con el alcohol, entre la juventud han ido convirtiéndose en un hábito común entre los adolescentes sevillanos.

Las características de este nuevo consumo de tabaco y la percepción de daño reducido y menos adictivo que el de los cigarrillos plantean un nuevo reto para la vigilancia, prevención y promoción de la salud en los servicios públicos de salud.

Estudios demuestran que fumar en cachimbas produce cuatro veces más alquitrán que hacerlo con un cigarrillo tradicional, puesto que contiene más nicotina y metales pesados. Además, una sesión de cachimba de una hora provoca el mismo monóxido de carbono de 20 cigarrillos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó ya en 2005 de que el consumo de pipas de agua se estaba convirtiendo en un «problema de salud pública» y que éste tiene asociado los mismos riesgos para el desarrollo de enfermedades pulmonares, cardiovasculares y cáncer que en el fumador de cigarrillos.

Así, fumar pipas de agua puede liberar «los mismos tóxicos que el cigarrillo e incluso mayor cantidad de nicotina y monóxido de carbono, a los que hay que añadir los riesgos infecto-contagiosos por el uso compartido de boquillas».

Diversos trabajos han señalado que el consumo de pipas de agua puede ser precursor del consumo de cigarrillos en adolescentes debido al riesgo de desarrollar habituación y adicción a la nicotina.

Asimismo se alerta de que las sustancias que se fuman en cachimba que no son tabaco tienen olor y sabor a frutas, pero estas no son naturales. Su composición química es desconocida y sin un estricto control sanitario.

El Distrito Sanitario Aljarafe Sevilla Norte ha presentado este mismo mes un estudio sobre el consumo de cigarrillos y alcohol en jóvenes, titulado «Determinantes familiares y emocionales en el consumo de tabaco (pipas de agua y cigarrillos) y alcohol en adolescentes» en el último Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia (Sema) celebrado en la capital hispalense.

El técnico de promoción de la Salud del Distrito Sanitario Aljarafe-Sevilla Norte, Juan Manuel Sáenz; el médico de familia y responsable del investigación del citado Distrito, Juan Manuel Sáenz; y la directora de Salud, Rocío Hernández, han sido los autores de esta investigación.

Los institutos de Enseñanza Secundaria del Distrito Sanitario Aljarafe-Sevilla Norte también están desarrollando en sus aulas actividades preventivas frente al consumo de pipas de agua para difundir información contra los mitos y creencias sobre la inocuidad de estos consumos.