Nueve toneladas de naranjas robadas en Cazalla
Nueve toneladas de naranjas robadas en Cazalla - EFE
CAZALLA DE LA SIERRA

La Guardia Civil incauta nueve toneladas de naranjas que habían sido robadas por una banda de 22 personas

En la localidad sevillana de Cazalla de la Sierra han detenido a 22 personas como los presuntos autores de varios delitos

SEVILLAActualizado:

La Guardia Civil ha recuperado un total de nueve toneladas de naranjas y han detenido e imputado a 22 personas como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza, hurto y receptación en la localidad sevillana de Cazalla de la Sierra.

Según informa la Benemérita en un comunicado, la actuación se ha desarrollado en el marco de la operación 'Metrina' a raíz de la investigación abierta el pasado mes de octubre por el equipo Roca de la Guardia Civil de Cazalla de la Sierra tras recibir varias denuncias de robos de fruta en fincas de distintos municipios sevillanos como Lora del Río, Peñaflor y Alcolea del Río.

Fruto de las investigaciones, los agentes averiguaron los métodos empleados para robar la fruta, que había ocasionado graves daños tanto en los árboles frutales como en los vallados perimetrales de las fincas. Además, la Guardia Civil descubrió que los implicados actuaban en varios grupos diferenciados de personas de diferentes localidades de la provincia de Sevilla.

22 personas detenidas

Así, la sustracción de los productos se realizaba de forma escalonada, en cantidades que pudieran ser cargadas en sus vehículos, para posteriormente trasladarlas a establecimientos que recogían dicha fruta para su posterior comercialización, «sin ningún tipo de control sanitario de la misma», según la nota.

Debido a una gran cantidad de denuncias
Debido a una gran cantidad de denuncias- Guardia Civil

La Benemérita pudo averiguar que el resto de la mercancía robada era puesta a la venta en mercadillos semanales o en puestos ambulantes, en diferentes puntos de las provincias de Córdoba y Sevilla. A todo ello se suma una nave localizada por los agentes que se dedicada a la venta de fruta cuya documentación no mostraba la «legal procedencia de la misma». La mercancía, con un peso total de 34 toneladas, era vendida a este establecimiento por los grupos dedicados a sustraerlas de las explotaciones agrícolas.

En un operativo llevado a cabo por la Guardia Civil se lograron interceptar numerosos vehículos y se intervinieron más de nueve toneladas de fruta, las cuales una vez identificadas por sus legítimos propietarios les fueron devueltas.

Tras la identificación de los sospechosos se procedió a la detención e imputación de 22 personas como presuntas autoras de los delitos de robo con fuerza, hurto y receptación. Las diligencias instruidas, así como las personas detenidas e investigadas han sido puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Lora del Río