URBANISMO

Los hosteleros de Sevilla alertan: «Reducir los veladores es la ruina del sector. Todos cerrarán»

Pablo Arenas critica la «inseguridad jurídica» tras el anuncio municipal de eliminar dos tercios de mesas y sillas en La Campana, la Avenida y San Fernando

Plaza de la Campana, con los veladores en primer término
Plaza de la Campana, con los veladores en primer término - RAÚL DOBLADO

El delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, aseguró este miércoles que la medida «antiveladores» anunciada ayer «no va contra los hosteleros», aunque admitió que «es posible que haya una pérdida puntual de empleo» a causa de la retirada de mesas y sillas de la vía pública. La asociación de hosteleros de la ciudad tiene bastante claro este último aspecto y ayer, por boca de su presidente, Pablo Arenas, alertaba de que la medida «va a provocar la ruina de prácticamente todos los bares de esas calles, que tienen en sus veladores su principal fuente de ingresos».

Arenas apuntaba que «en una ciudad como Sevilla, con este clima, las mesas en la calle son cruciales y suponen entre el 40% y el 60% de los ingresos del sector. Así de claro. Y si van a llevar a cabo esa reducción tan tremenda, la inmensa mayoría no va a poder sobrevivir». «Si lo que quieren es que todos cerremos, van por buen camino, por el camino perfecto», añadía con ironía el responsable de los hosteleros sevillanos, que apuntaba que «ocho o diez familias por establecimiento se van a ir a la ruina y el desempleo en el sector va a aumentar considerablemente».

Para el presidente de la asociación, «es muy grave la enorme inseguridad jurídica que esto genera, ya que los establecimientos tenían unas previsiones, han realizado unas inversiones, deben un dinero a los proveedores... Y ahora el panorama cambia radicalmente y no se puede contar con un dinero que se pensaba tener. Esa inseguridad es el peor de los enemigos para quien quiera invertir en la ciudad, que se lo va a pensar dos veces. Entre esto y los problemas que hay con las licencias, no es el mejro panorama para invertir, por mucho que hablen».

Arenas recordaba, además, que «no se trata sólo de los empleados del velador y de que ellos puedan perder el trabajo, como dice el delegado, sino que tener los veladores conlleva un refuerzo en la barra o en la cocina que ya no va a ser necesario si éstos desaparecen. Es la ruina del sector en Sevilla, no hay duda de eso. Y se impone sin sentarse a dialogar con nadie, a las bravas».

Toda la actualidad en portada

comentarios