Imagen del spa del Hotel de Torre Sevilla
Imagen del spa del Hotel de Torre Sevilla - J. M. SERRANO
TURISMO

Hoteles de primavera y hoteles de otoño para Sevilla

Los nuevos proyectos subirán la categoría de la planta hotelera de la ciudad

SEVILLAActualizado:

Superada la moda del pequeño hostel y la pensión con encanto que se había impuesto en Sevilla durante la crisis, la ciudad se prepara para acoger el mayor crecimiento de su planta hotelera desde la Expo 92. No hay rincón del Casco Histórico en el que no se haya anunciado un nuevo proyecto con el que rehabilitar un edificio histórico o administrativo. Y vendrán más, en vista del número de licencias de obra que se solicitan al Ayuntamiento para nuevas iniciativas. Sólo en 2017 fueron 44 —18 más que un año antes— para todo tipo de alojamiento turístico, según los datos aportados por la Gerencia de Urbanismo.

La oferta incluye a día de hoy 207 establecimientos con capacidad para acoger a 21.738 turistas, indica el INE, y alcanzará las 22.500 esta primavera con la inauguración de cinco hoteles de lujo de cuatro y cinco estrellas. Todos estos proyectos elevarán el nivel de la oferta sevillana, que espera una nueva expansión en 2019, cuando finalicen las obras de los alojamientos que actualmente están en tramitación, como el de la Plaza de la Magdalena, que está pendiente del nuevo informe favorable de la Gerencia de Urbanismo o el de la antigua sede de Abengoa en la avenida de la Buhaira, anunciado recientemente, de 174 habitaciones.

Para finales del próximo año se podrá sumar otro medio millar más de plazas hoteleras a la oferta, en la que 6 de cada diez negocios serán de cuatro o cinco estrellas —a día de hoy son seis de cada diez—.

La temporada alta de Sevilla que llena la ciudad de visitantes para la Semana Santa y la Feria contará con dos nuevas opciones. La primera es el hotel mirador de Torre Sevilla, que gestionará la cadena Hotusa y que es el mayor desarrollo con 244 habitaciones repartidas en 19 plantas. El alojamiento abrirá definitivamente esta primavera.

Esa es también la fecha que tienen en mente los empresarios sevillanos que han reconvertido una antigua casa palacio de la Real Maestranza en un cuatro estrellas de lujo en la avenida Reyes Católicos. Detrás de este desarrollo están Rafael Cebolla y Óscar Vega, junto a Rosauro Varo y el torero José María Manzanares.

Dos turistas junto al río
Dos turistas junto al río - RÁUL DOBLADO

Más aperturas

Los propietarios del hotel de la Encarnación tendrán que esperar hasta el otoño para ver finalizado su proyecto. La casa regionalista de la calle Regina será un cuatro estrellas con 63 habitaciones y un hall abierto y dinámico. El grupo turístico Gimeno será el encargado de explotarlo y lo inaugurará durante la segunda temporada alta.

Antes de que termine el año también estará en el mercado el hotel del antiguo Banco Andalucía, en la avenida de la Constitución. Así lo confirmó el pasado diciembre la firma Marriott, que será la encargada de administrarlo. El edificio, que todavía tiene por delante varios meses de obras, dispondrá de 98 habitaciones con capacidad para casi 200 camas y tendrá la categoría de un cuatro estrellas.

Y con toda probabilidad se le sumará el primer alojamiento del Paseo de Colón, el hotel Kivir, con vistas al río y situado a pocos metros de la Maestranza. La finca, que fue conocida en su día por albergar en los bajos el restaurante Dorada, ha sido rehabilitada por el estudio de arquitectos Cruz y Ortiz y contará con una treintena de habitaciones que explotará la misma empresa del hotel Bécquer.

Pendiente de iniciar el trámite está el proyecto previsto para revitalizar la antigua sede de Abengoa, en la avenida de la Buhaira. El alojamiento de cinco estrellas que ha anunciado el grupo Salvo Global Property, contará con 174 habitaciones en un enclave estratégico, a poca distancia del Centro, la estación de Santa Justa y la principal zona comercial y económica de la ciudad.

En esas mismas está también la actuación que tiene prevista la Fundación Cajasol para recuperar el viejo centro de estudios de El Monte de la plaza Molviedro. La intención es levantar otro hotel de 90 habitaciones para que sea explotado por un operador turístico, aunque la entidad aún no ha desvelado los plazos que baraja para ello.

Tampoco están claros para el proyecto del edificio de la Plaza de la Magdalena que en su día ocupara El Corte Inglés. Un fondo de inversión está detrás de este desarrollo para crear un hotel de cinco estrellas en pleno Casco Histórico. Sin embargo, su idea original no cuenta todavía con las bendiciones de la Gerencia de Urbanismo, que sí ha dado luz verde a las iniciativas de la antigua fábrica de cerámica de Triana, que se convertirá en un hotel de cuatro estrellas, y al edificio de los antiguos recreativos Las Vegas, en la calle Sierpes, que será de dos estrellas.