Raquel Gómez, doctora en Farmacia
Raquel Gómez, doctora en Farmacia - ABC
Dïa Internacional de la Mujer y la Niña en la ciencia

Investigadoras en Sevilla, ciencia con nombre de mujer

A pesar de los problemas de conciliación, hoy en día la mujer se va incorporando a los laboratorios. ABC recoge cuatro ejemplos de científicas que vencieron las dificultades

SEVILLAActualizado:

El pasado domingo se celebró el Día Internacional de la mujer y la niña en la ciencia, una jornada con la que pretende visibilizar y revalorizar el trabajo de las mujeres investigadoras en todo el mundo. Y es que, como en otros ámbitos laborales, la mujer se encuentra a dificultades añadidas a la hora de dedicarse a la investigación, una actividad que requiere muchas horas en viajes y laboratorios.

Según el Consejo Superior deInvestigaciones Científicas, la proporción de mujeres disminuye según se asciende en la jerarquía de la carrera científica. Esta tendencia, común a los 28 países que forman la Unión Europea, se mantiene a pesar de que en los últimos años las mujeres obtienen el 65 por ciento de los grados universitarios y más del 45 por ciento de los doctorados.

Así, las mujeres representan el 35,7 por ciento del personal investigador funcionario. Son Investigadoras Principales del 33 por ciento de los Proyectos obtenidos por el CSIC en las convocatorias del Plan Nacional y del 29,58 por ciento de los Proyectos Europeos.

En las carreras de ingenierías se advierte particularmente la presencia minoritaria de la mujer. En algunas especialidades las estudiantes rondan el 10 por ciento, aunque hay otros estudios que aseguran que el porcentaje de los estudiantes de ingenierías ha bajado tanto en hombres como en mujeres. En cualquier caso es evidente que esa brecha se sigue notando.

Sin embargo, cuando se habla con la Universidad o con el propioCSIC no es raro encontrarse mujeres a la cabeza de importantes investigaciones. El problema es que existe aún mucho desconocimiento y son poco visibles. Cuando se habla con ellas, todas coinciden en que la conciliación de un trabajo como la investigación con la vida familiar es el principal obstáculo que se encuentran para escalar posiciones en los puestos de responsabilidad.

Porque el trabajo de investigación, sobre todo cuando se llega a los escalones más altos, requiere una dedicación muy intensa:fines de semana, viajes al extranjero. Y ese es un importante obstáculo, aún más acentuado para las mujeres que además lo tienen siempre más difícil que los hombres. Por eso, muchas de ellas renuncian a una maternidad que puede llegar a ser un freno en su carrera. «Si tienes hijos te adelantan, tu carrera va para abajo», admite Raquel Gómez-Coca, farmacéutica e investigadora en el Instituto de la Grasa, quien resalta cómo la mujer está en desventaja respecto a los hombres en el ámbito ciuentífico: «Tienes que estar siempre demostrando que vales y que tienes más curriculum que ellos», afirma esta doctora en Farmacia que trabaja investigando la calidad del aceite de oliva. También lamenta que, a veces, en los puestos de investigación, se topan con «actitudes paternalistas».

Seguramente por eso la vicepresidenta de Women in Engineerring, Irene Fondón, reivindica el siguiente reto que las mujeres deben asumir: pasar a liderar grupos de investigación. Todo un objetivo para lograr que el porcentaje de mujeres no baje a medida que se sube en el escalafón.