Los dos últimos jefes de la Policía Local de Sevilla, Juan José García (i) y Gabriel Nevado (d)
Los dos últimos jefes de la Policía Local de Sevilla, Juan José García (i) y Gabriel Nevado (d) - ROCÍO RUZ
TRIBUNALES

El jefe de la Policía Local de Sevilla, imputado por acoso laboral tras la denuncia de un oficial

El superintendente Gabriel Nevado, citado como «investigado» tras de ser denunciado por ordenar un traslado forzoso

SEVILLAActualizado:

La juez de Instrucción número 17 de Sevilla ha citado a declarar al superintendente de la Policía Local de Sevilla, Gabriel Nevado dentro de una investigación por presunto acoso laboral de este mando hacia un oficial al que ordenó un traslado forzoso. Nevado, que es el jefe de facto del cuerpo al ser apartado el superintendente Juan José García, comparecerá ante la juez el 30 de junio como «investigado», el nuevo término con el que ahora se denomina a los imputados, tal y como refleja la citación judicial, a la que ABC ha tenido acceso. Para ese mismo día están citados como testigos de este caso tres agentes de la Policía Local.

La denuncia se cursó el 23 de diciembre por parte del sindicato UGT y se sustenta en la orden verbal y sin motivo expreso que el nuevo superintendente dio a un mando policial, jefe de grupo en la escala básica de la Policía Local y con antigüedad reconocida de diez trienios, al que conminaba a un traslado forzoso al edificio central de la jefatura, en la Ranilla, con fecha 1 de diciembre. Hasta ese momento, el policía afectado había desempeñado funciones propias como mando de seguridad en el edificio del Ayuntamiento desde hacía ocho años. El sindicato denunciante -al que se unió en la denuncia el Sindicato de la Policía Local de Sevilla (SPLS)- vio esta orden de Nevado como «discriminatoria» y «un castigo» para el oficial, criticando también el consentimiento en este tema del delegado de Seguridad, Juan Carlos Cabrera.

Con esta citación judicial, los dos responsables principales de la Policía Local de Sevilla, los superintendentes Juan José García y Gabriel Nevado, se encuentran imputados bajo dos acusaciones diferentes: el primero por el presunto amaño en las oposiciones y el segundo por este caso de presunto acoso laboral. El Ayuntamiento, no obstante, mantiene a ambos jefes en sus puestos.