Estantes destrozados tras uno de los robos en Aromas
Estantes destrozados tras uno de los robos en Aromas - ABC
SUCESOS

Ladrones de perfumes se ceban con una cadena de Sevilla

Más de treinta robos en un año causan pérdidas de más de 300.000 euros en las tiendas de la firma Aromas

SEVILLAActualizado:

Los robos en comercios de Sevilla capital están a la orden del día. Pero lo que viene ocurriendo con la conocida cadena sevillana de perfumerías Aromas supera ampliamente los cánones de la «normalidad». Los comercios de esta forma sufren desde hace algo más de un año una oleada de robos que está generando una sangría de pérdidas económicas enorme y la creciente preocupación de los responsables de la compañía, que ven cómo los asaltos siguen produciéndose a pesar de las diversas reuniones con la Policía Nacional y la Guardia Civil y de los esfuerzos de ambos cuerpos para acabar con ello.

Las cifras son elocuentes. Según la documentación aportada por este empresa a ABC, durante el año pasado sufrió y denunció nada menos que 26 robos en sus tiendas; principalmente las de Sevilla y Dos Hermanas, aunque también en una de Jerez de la Frontera, otra en San Fernando y, en dos ocasiones, en la que Aromas tiene en Lepe. En los meses previos, a finales de 2016, ya había denunciado tres robos más en Sevilla y este año el camino sigue siendo el mismo a pesar de las constantes comunicaciones con las fuerzas de seguridad: en el mes y medio transcurrido de 2018, cuatro tiendas de Sevilla y una de Cádiz han sido asaltadas. La última denuncia ha sido interpuesta este mismo martes por un robo en la perfumería del número 6 de la calle Andrés Segovia, junto a la Carretera de Carmona. Es la más reciente de una larguísima lista que ha llevado a esta cadena a la desesperación. Algún mes, como noviembre, se han denunciado hasta ocho robos en sus tiendas.

Al tratarse principalmente de sustracciones de perfumes y productos de cosmética de primeras marcas y de alta gama, las perdidas son importantísimas. La valoración que Aromas ha hecho de la mercancía sustraída —principalmente alta perfumería y cosmética—, incluyéndole los daños materiales, señala un importe que asciende en 2017 a 286.000 euros. En el último cuatrimestre de 2016, el importe de lo sustraído más los daños ya fue de 15.200 euros, pero el ritmo de robos creció de manera espectacular el año pasado. En alguno de los robos, la cantidad de dinero perdida por la firma de un solo «golpe» llegó incluso a los 16.000 euros. En cuanto al importe sustraído en lo que va de 2018, sumando los daños en cristales y persianas de seguridad, se puede hablar ya de unos 35.000 euros.

Coche empotrado
Coche empotrado- ABC

Como refrendan fuentes policiales, se trata de productos que se venden muy fácilmente en el mercado negro, de ahí la frecuencia de los robos y que éstos se intensificaran en las semanas previas a las fiestas navideñas, cuando más se podían «colocar» los perfumes y los cosméticos de primeras marcas en ese mercado B, incluso en alguna página de internet.

La mayoría de estos asaltos se realizaron mediante el método del alunizaje, empotrando un coche en el escaparate, aunque tras disponerse algunas medidas de seguridad —como la colocación de pilotes delante de las tiendas—, los robos han comenzado a ejecutarse mediante mazas con las que se reventaban las persianas de aluminio, las rejas y los cristales.

«Nunca había ocurrido nada así —exponía a este periódico el gerente de Aromas, Rafael González—, es una situación insostenible que nos genera una gran impotencia por los perjuicios que se crean tanto para la empresa como para la compañía aseguradora. Tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil han mostrado interés y predisposición, pero el panorama no ha cambiado nada de nada».