«Top manta» en la avenida Luis de Morales, junto a Nervión Plaza y frente al mercadillo navideño instalado allí
«Top manta» en la avenida Luis de Morales, junto a Nervión Plaza y frente al mercadillo navideño instalado allí - M. J. P.

El «top manta» invade las aceras de las principales calles de Sevilla

Los comerciantes piden policías de paisano para acabar con la venta ilegal, que se ha multiplicado antes de la Navidad

SEVILLAActualizado:

El turrón y los mantecados llegan a casa por Navidad y por las mismas fechas los manteros no sólo llegan, sino que se multiplican, en las principales calles de Nervión, el Centro y Triana, lo que ha provocado la queja de los comerciantes que sí pagan sus impuestos y que ven cómo el «top manta» reduce significamente sus ventas.

Tomás González, presidente de la Asociación Provincial de Comerciantes de Sevilla (Aprocom), pide al delegado de Seguridad Ciudadana, Juan Carlos Cabrera, que despliegue policías de paisano para detener a los manteros y requisar la mercancía. «Es un tema de competencia desleal, de mala imagen para el turismo y de seguridad. No entendemos por qué al Ayuntamiento le molesta tanto los veladores por temas de seguridad pero deja a los manteros», añade la patronal, que recuerda que detrás de esos vendedores ilegales hay mafias que les reparten los productos.

En la venta ilegal de bolsos, paraguas bufandas en el «top manta» también hay «aguadores», como en el mercado de la droga, para abortar las operaciones policiales. Los «aguadores» están apostados en las entradas de las principales calles comerciales y dan aviso a los manteros para que unan los cuatro puntos de las telas sobre las que exponen sus productos sobre el suelo y salgan corriendo para evitar su detención. «La Policía va andando por las calles donde está el top manta y ven salir corriendo a los vendedores ilegales pero no los detienen porque no tienen órdenes de arriba de acabar con esto», se lamenta Tomás González.

Los manteros campan a sus anchas en la avenida Luis de Morales frente a un mercadillo legal
Los manteros campan a sus anchas en la avenida Luis de Morales frente a un mercadillo legal-M. J.P.

«Los comerciantes estamos desesperados -dice el presidente de los comerciantes sevillanos- porque llamamos a la Policía y nos dicen que toman nota, pero ahí siguen desde hace veinte años los manteros, que se multiplican en las épocas boyantes de ventas. La conclusión es que no hay voluntad de acabar con el problema y no lo ha habido por parte de todos los gobiernos municipales de todos los colores. La única excepción fue Luis Miguel Martín Rubio, que fue delegado de Seguridad Ciudadana con Soledad Becerril de alcaldesa. Entonces actuaron policías de paisano y el problema acabó temporalmente hasta que él se marcho».

¿Dónde está más extendido el «top manta»? Según Aprocom, en la avenida Luis de Morales, en torno al centro comercial Nervión Plaza; el Centro y Triana. En el Centro es especialmente grave el problema en Tetuán, Velázquez, O'Donnell y Sierpes. Todo ello ofrece, a juicio de Tomás González, una pésima imagen de la ciudad a los turistas. «No se entiende que haya tanto interés por mejorar las fachadas de los comercios, los letreros y rótulos comerciales, así como los veladores, y después el Ayuntamiento no esté pendiente de los manteros», manifiesta Tomás González, el presidente de Aprocom, quien señala otro punto negro de la venta ilegal: La Avenida. «Junto al edificio de la Seguridad Social y frente a la Catedral se ponen a vender en la calle cuadros pero la Policía no lo impide».

Zapatos a la venta en el «top manta» junto a un quiosco y un mercadillo navideño
Zapatos a la venta en el «top manta» junto a un quiosco y un mercadillo navideño-M. J. P.

«En las principales calles del Centro los peatones apenas pueden andar porque los manteros están desplegados en la margen derecha e izquierda. Hay comerciantes desesperados porque los manteros se ponen en la puerta de sus negocios y los clientes no pueden entrar», según Aprocom, quien asegura que detrás de los manteros actúan las mafias que reparten a subsaharianos y sudamericanos bolsas con productos todas las mañanas para ser vendidos a lo largo del día.

Tomás González añade que gracias a esas mafias los manteros tienen paraguas minutos después de empezar a llover porque van repartiendo bolsas con esa mercancías. En ese sentido, González recuerda que «hace años localizamos un camión en San Pablo que repartía las bolsas de productos a los manteros. La Policía requisó el material del camión y nadie fue a recoger esos productos al depósito. Ahí debe estar aún la mercancía».