Entrada al mercado central de abastecimiento de Sevilla
Entrada al mercado central de abastecimiento de Sevilla - JESÚS SPÍNOLA
SEVILLA

Mercasevilla pide a Sando que le perdone parte de los 22,5 millones que le debe

El Ayuntamiento negocia con los mayoristas la compra de su paquete de acciones para que la empresa sea pública y pueda prorrogarle la concesión

SEVILLAActualizado:

Mercasevilla negocia con la empresa Sando la condonación de parte de los 22,5 millones de euros que le debe por incumplimientos de contratos, según fuentes consultadas por ABC. El pago de la deuda se enfrenta a un problema: los socios de Mercasevilla -el Ayuntamiento de Sevilla (51%) y la empresa estatal Mercasa (48%)- no quieren poner encima de la mesa dinero para una ampliación de capital si no se les asegura una ampliación de la concesión más allá de junio de 2021. La semana próxima se adoptará una solución en el Consejo de Administración que ya se ha convocado.

Convenio de acreedores

La mala gestión de Mercasevilla le ha puesto contra las cuerdas al acumular más de 23 millones de euros. El acuerdo sobre la quita y el aplazamiento de pago de la deuda es fundamental para que la empresa presente un convenio de acreedores en el Juzgado Mercantil donde solicitó la declaración de insolvencia en marzo de 2016 para evitar el embargo de sus bienes por parte de Sando.

Al ser Sando el mayor acreedor, Mercasevilla tiene que contar con su apoyo para sacar adelante un convenio de acreedores que salve a la empresa de su liquidación. Sando parece dispuesta a aceptar una quita en la deuda pero no demasiado significativa, así como a consensuar un tiempo de espera para el pago, pero tampoco demasiado elevado.

No obstante, la última palabra la tienen los socios de Mercasevilla, ya que el dinero para ampliar capital y así pagar la deuda tendrá que salir de los bolsillos del Ayuntamiento y de la empresa Mercasa, esta última participada por la Sociedad Estatal de Participaciones industriales (Sepi) y el Ministerio de Agricultura.

Plazo de la concesión

El mayor escollo radica ahora en que los socios, pero sobre todo Mercasa, no parecen interesados en poner un euro más sobre la mesa para salvar a Mercasevilla si no se garantiza que la concesión administrativa se prorrogue a partir de junio de 2021. La lonja se constituyó en 1967 y se transformó en sociedad mixta en 1971, año en que se le adjudicó por 50 años el servicio de mercado central de abastos.

El Ayuntamiento no puede ampliar de forma directa la concesión a Mercasevilla porque no es una empresa pública, ya que el 0,16% de las acciones están en manos de los mayoristas de la lonja. Para poder ampliar el plazo de la concesión, tendría que sacar el servicio a concurso público una vez más. Para evitarlo, el Gobierno presidido por Juan Espadas propuso comprar las acciones de los mayoristas, ya que de esa forma Mercasevilla pasaría a ser una empresa de capital netamente público.

Fuentes de los mayoristas han confirmado que están negociando con el Ayuntamiento la venta de sus acciones en Mercasevilla. ¿Qué precio han puesto los mayoristas a su paquete de acciones? El colectivo no quiere dinero, sino una ampliación de la concesión administrativa que ellos tienen para trabajar en Mercasevilla, ya que la actual caduca en diciembre de 2020.

Carmen Castreño
Carmen Castreño- ABC

Carmen Castreño, presidenta de la sociedad y concejal delegada de Economía y Comercio, guarda silencio sobre la fórmula que se usará para pagar a Sando o salvar a Mercasevilla. En caso de que Mercasa abandone el barco y no desembolse dinero para la ampliación de capital, será el Ayuntamiento el que tenga que asumir el coste de salvar la lonja, con gran quebranto para la Hacienda pública. La decisión se adoptará en el Consejo

Incumplimiento de contratos

Las deudas que arrastra Mercasevilla se deben fundamentalmente al incumplimiento de dos contratos firmados con Sando.Uno de ellos se remonta a 2005, cuando la lonja cedió a esa promotora un terreno para construir naves industriales a cambio del pago de un canon anual. El Tribunal Supremo rechazó este mes de febrero el recurso que presentó Mercasevilla contra la sentencia que le condenaba a pagar a Sando 8,9 millones de euros más intereses, lo que suma unos 12,5 millones de euros, por incumplir ese contrato de concesión al entregarle unos suelos sin suministro eléctrico, lo que impidió hacer uso de las naves industriales ya construidas.

Por otra parte, en 2006 Sando firmó con Mercasevilla una opción de compra de los suelos del mercado mayorista, para lo cual entregó 6,1 millones de euros. Una de las causas de disolución del contrato era que en un período de diez años Mercasevilla tendría que poner los suelos a disposición de Sando, libres de cargas y desafectados de servicio público. El plazo de los diez años expiró el en febrero de 2016 sin que Mercasevilla entregara los suelos a Sando, por lo que la promotora requirió por vía administrativa la devolución de los 6,1 millones de euros más intereses, lo que suma un total de 10 millones de euros. Tras el varapalo judicial que recibió Mercasevilla con el otro asunto que le enfrentó a Sando, la lonja aceptó la existencia de ese crédito.

Juicio Penal

Mercasevilla siempre confió en que este último asunto se resolvería con la condena de los imputados en la operación de compra de esos suelos, pero finalmente el Juzgado de lo Penal 13 de Sevilla absolvió a los diez acusados en esa operación de compraventa de terrenos.