Mercedes Alaya fui incluida en 2013 en el Top 100 mujeres Líderes en España - J. M. SERRANO

Juez Mercedes AlayaMercedes Alaya: «He sufrido el machismo muchísimas veces y no me refiero sólo a faltas de respeto»

La magistrada descalifica al exconsejero de Justicia y fiscal Emilio de Llera por criticar hasta su forma de vestir

SEVILLAActualizado:

Justo cuando el debate sobre la igualdad de género está en plena ebullición en España, la magistrada Mercedes Alaya, instructora de numerosas macrocausas de corrupción en España, confiesa en una entrevista concedida a ABC que como mujer ha sufrido el machismo muchas veces en el ejercicio de su profesión. Esta juez, incluida en el Top 100 Mujeres Líderes en España en 2013, considera que la maternidad sigue siendo un hándicap para que las mujeres progresen en sus trabajos y afirma que este colectivo se ve obligado a demostrar su valía más que los hombres en el desempeño de su profesión.

Se le define como una persona fría y perfeccionista, una juez implacable que ha llevado con mano dura el juzgado de Instrucción 6 de Sevilla. ¿Se siente identificada con esas descripciones?

Me reconozco perfeccionista y cumplidora de la Ley. Analizo y estudio mucho porque tengo que comprender de lo que escribo aunque se esté hablando de las cosas más distantes de nuestra formación jurídica. No me puedo enfrentar a un demandando, en la jurisdicción civil, o a un investigado, en la jurisdicción penal, con menos conocimientos que él. En cuanto a que soy fría, puedo dar esa falsa impresión porque soy muy tímida y despistada. Tengo que ver reiteradamente la cara de una persona en el mismo contexto para quedarme con su cara, quizás porque en mi profesión estoy viendo a mucha gente en un corto espacio de tiempo. ¿Que soy implacable en la instrucción de las causas? Es que las mujeres tenemos que demostrar no dos, sino tres, cuatro o cinco veces lo que tiene que demostrar un hombre. Los jueces tienen que representar la autoridad... y la puesta en escena es muy importante. Si eres una persona con aspecto frágil o femenino y tienes que enfrentarte a letrados hombres, porque en las causas penales complejas son generalmente varones, tienes que mostrar una imagen que sea de la suficiente contundencia para dirigir el debate y tener el respeto no sólo de los letrados e imputados, sino de todos los operadores jurídicos.

¿Considera que hay igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres para acceder a puestos de relevancia en la justicia?

Las juezas tenemos que demostrar mucho más que un compañero varón para que se nos reconozca el trabajo realizado. Además, las mujeres tenemos en todos los ámbitos de nuestra vida el hándicap de la maternidad, que es un serio problema para llegar a altos cargos porque es difícil compatibilizar trabajo y familia, sobre todo cuando esos altos cargos te obligan al traslado de ciudad. Pero vamos, eso ocurre en cualquier empresa privada, no sólo en la justicia.

Mercedes Alaya, en otro momento de la entrevista concedida a ABC
Mercedes Alaya, en otro momento de la entrevista concedida a ABC- J. M. SERRANO

¿Ha sentido alguna vez machismo en su profesión como juez?

Muchísimas veces. Me he encontrado con faltas de respeto. Incluso he sufrido una agresión física por parte de un abogado de la defensa de los principales imputados de los ERE que acababa de incorporarse al caso en los últimos meses antes de mi partida. En un receso, tras una intervención polémica por parte de dicho abogado, él mismo se acercó al estrado a saludarme y al darme la mano, tendiéndole yo la mía, comenzó a zamarrearme aprovechando que me tenía cogida por la mano, al mismo tiempo que se reía y casi perdí el equilibrio. Después de pedirle varias veces por favor que cesara en su actuación tuve que dar un fuerte tirón del brazo para zafarme de él. Le dije que no volviera a tocarme más. Es algo que no me había pasado en la vida y fue bastante humillante pero para evitar cuaquier tipo de maniobra procesal por su parte no quise darle el gusto de denunciarle ni de tratarle de una manera diferente al resto de los letrados. Se comportó de una manera que, si hoy la recuerda, debería sentir vergüenza de sí mismo. La cuestión es que el letrado, recién llegado al caso, tenía un gran desconocimiento de la causa y pretendía montar el espectáculo de alguna manera y quizás atemorizarme, cosa que no consiguió.

¿Calificaría de machista la declaración que hizo el exconsejero de Justicia Emilio de Llera sobre usted, diciendo que trabajaba mucho y encima sigue guapa?

A mí personalmente no me molestaron esas palabras pero tampoco las consideré un piropo. Fue una actitud machista, pero es que hay que saber de quién viene esa frase, saber cómo es Emilio de Llera y el trato que dispensa al género femenino.... Sin embargo, las ulteriores declaraciones de él ya no tuvieron la misma percepción por mi parte y me las tomé a mal porque fueron in crescendo sus críticas hacia mi forma de actuar, mis resoluciones judiciales, mi manera de vestir...