Fátima Suárez
Fátima Suárez - Asociación Vyda
OBITUARIO

Muere Fátima Suárez, fundadora de la Asociación Vyda para impulsar la investigación del Angiosarcoma

Su padre, Juan Antonio Suárez, ha comunicado el fallecimiento este martes a través de las redes sociales

SevillaActualizado:

«Desde ahora mismo Fátima es una nueva estrella en la galaxia. Nos acaba de abandonar», con estas palabras comunicaba este martes a través de las redes sociales su padre, Juan Antonio Suárez, el fallecimiento de su hija Fátima. Sus restos mortales se encuentran en la sala 21 del Tanatorio de la S-30 de Sevilla. El responso tendrá lugar en el tanatorio este miércoles a las 16.45 horas. La incineración será en el crematorio de Alcalá de Guadaíra a las 19.00 horas.

Fátima Suárez Amorín padecía un tipo de cáncer muy agresivo llamado Angiosarcoma, lo que le llevó a emprender una lucha contra la enfermedad y a crear la Asociación Vyda, movida por lo que explicaba en los perfiles de la asociación en las redes sociales: «Por falta de inversión en su investigación, para la medicina aún hoy sigue siendo un cáncer extraño e incomprendido, lo que lleva a que pase desapercibido o sea detectado en una etapa muy avanzada, por lo que todos los tratamientos de quimioterapia son de carácter experimental».

«Fátima a los 25 años acudió al médico por una molestia que fue creciendo y durante más de un año los médicos ignoraron el verdadero motivo. A sus 26 descubrieron que se trataba de un cáncer». Hasta hoy, fecha en la que tenía más de 30 años seguía luchando. Al conocer el caso de Fátima, sus familiares y amigos siempre se preguntaron «¿se pudo evitar? o al menos ¿se pudo haber diagnosticado antes? No podemos dar respuesta a estas interrogantes pero sí ponernos en acción para sentar las bases de una investigación que haga posible que no se repitan historias como la suya. Así es como nace la Asociación VYDA», añaden.

En el verano de 2017 emprendió la campaña «Bodas solidarias», y en enero de 2018 emprendió la campaña «Diez mil besos» para ayudar a lograr curar el raro cáncer.

«Fundamos la asociación porque queremos ser la voz de los afectados por esta enfermedad y luchar por conseguir, por una parte que ante la mínima sospecha acudan a los expertos (especialistas en Sarcomas) en los centros de referencia y por otra, propiciar que se abran líneas de investigación para que de una vez deje de ser una enfermedad rara y tenga un tratamiento adecuado que cure o al menos contenga al Angiosarcoma, manteniendo al paciente con una buena calidad de vida», decía Fátima en una entrevista en agosto del año pasado.