FUE TRASLADADA AL TOMILLAR DONDE EMPEZÓ A RECUPERARSE

Muere la mujer de 96 años que esperó ocho horas en los pasillos de Urgencias del Valme

Claudia fue enfermera de la Cruz Roja en París durante la II Guerra Mundial

Claudia cuando era enfermera de Cruz Roja durante la II Guerra Mundial
Claudia cuando era enfermera de Cruz Roja durante la II Guerra Mundial - ABC
AMALIA F.LÉRIDA Sevilla - Actualizado: Guardado en: Sevilla

Poco después de la una de la tarde de este miércoles ha fallecido en Sevilla la anciana de 96 años de edad que el pasado día 17 llegó deshidratada a las Urgencias del Hospital de Valme con la extrema unción dada y que tuvo que estar ocho horas en los pasillos debido a la masificación que había y la falta de medios.

Esa misma noche ingresó en Observación y al día siguiente fue derivada al hospital de El Tomillar, del área de influencia de Valme, en donde empezó a recuperarse.

Claudia de Serre de Saint Roman nació en 1921 y fue enfermera de la Cruz Roja en París durante la II Guerra Mundial. A pesar de que se desvivió por los heridos de guerra y poco después no cejó en la lucha por los derechos sociales de los pensionistas de París, acabó el pasado lunes centenaria casi ya, deshidratada en los pasillos de las Urgencias esperando los resultados de una atención que se demoraba cada vez más por la falta de medios, y sin comida, cuando tuvo hambre y la pidió.

Desde muy joven salió adelante con la personalidad y el temperamento que siempre la ha caracterizado. Luchadora y trabajadora fue directora de la caja de pensionistas de la capital francesa en donde no escatimó esfuerzos para defender los derechos de los jubilados. Ahora ella, jubilada ya, con 96 años, ha sido la protagonista y no precisamente por su vida ejemplar al servicio del prójimo sino por ser víctima de un sistema deficitario que ha mostrado su intimidad al mundo.

Claudia fue centro de atención del debate político del Parlamento de Andalucía que alcanzó momentos de tensión entre la presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz y el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno.

Mientras, se recuperaba ajena al impacto que había producido su situación y a que su familia estaba denunciando el trato que le habían dado y no solo a la prensa sino también en el propio hospital.

El mismo día en que ABC publicó el calvario de Claudia en las urgencias del Valme la dirección del hospital llamó a la familia que registró también una hoja de reclamaciones «y nos reunió con toda celeridad para explicarnos qué había pasado», dice Christian. Comenta que el trato fue exquisito y que las explicaciones que le dieron es que «la situación es la que es, que las urgencias están desbordadas y que la gente además va para cualquier cosa, por un simple dolor de barriga».

Lo que no les dijeron es que en verano se cierran camas, no se contrata al personal sanitario que hace falta para cubrir las sustituciones y además en la capital sólo abren por las tardes 8 de los 34 centros de salud que hay, proporción similar al resto de la provincia.

Toda la actualidad en portada

comentarios