María Luisa Alejandre
María Luisa Alejandre - ABC
Día de la Mujer

Las mujeres, en la cúpula de la Justicia en Sevilla

Son mayoría entre los jueces y fiscales y en Sevilla han asumido ya importantes puestos de responsabilidad

SEVILLAActualizado:

La mujer avanza en el mundo judicial. Sobre todo en los distintos sectores de los denominados «operadores jurídicos». Y en el caso de Sevilla lo hace tanto por arriba como por abajo. O lo que es lo mismo, tanto entre la «tropa» como en los «puestos de mando». En el caso de la capital hispalense, ya hay más mujeres que hombres entre los jueces y los fiscales. De hecho, en Sevilla, de un total de 85 fiscales, 56 son mujeres, lo que supone que ellas copan el 65 por ciento de los puestos de la carrera fiscal.

Entre los jueces pasa prácticamente lo mismo: ellas son más que ellos. De hecho, sólo en la capital hispalense, de un total de 95 jueces titulares de órganos unipersonales, 52 están dirigidos por mujeres. Y eso supone un 54 por ciento de los jueces sevillanos. En Andalucía, de un total de 941 jueces, 473 son mujeres frente a 468 hombres. Son el 50,3 por ciento de los miembros de la carrera judicial

Pero además de esos datos que confirman la creciente presencia femenina en la carrera judicial, en el caso de la Justicia sevillana ya hay numerosos cargos de responsabilidad que los ostentan mujeres. Es el caso de la fiscal jefa de la Audiencia de Sevilla, María José Segarra que fue la primera en ocupar ese cargo en el que lleva desde el año 2004.

La cima del Tribunal Superior de Justicia en Sevilla también está ya copada por mujeres. Tras el nombramiento de María Luisa Alejandre como presidenta de la sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA en sustitución de Antonio Moreno Andrade, las dos salas tienen dirección femenina. De hecho en la sala de lo Social del Alto Tribunal también hay otra mujer, Begoña Rodríguez Alvarez.

En cuanto a la Audiencia Provincial, donde también hay numerosas mujeres aunque entre las ocho secciones ninguna está aún presidida por ninguna mujer.

Entre los letrados de la administración de justicia o secretarios judiciales también son muy numerosas las mujeres. Y la secretaria coordinadora es otra mujer, Felisa Panadero, que volvió a la carrera judicial tras su paso por la política (fue subdelegada del Gobierno en Sevilla).

Igualmente son mujeres la consejera de Justicia, Rosa Aguilar y la presidenta de los procuradores de Sevilla, Isabel Escartín.

Desde Sevilla también ocupa un importante cargo en el Consejo General del Poder Judicial, Ángeles Carmona, quien es presidente del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género mientras sigue ejerciendo como secretaria judicial en un juzgado de la mujer en Sevilla.

Tras analizar las estadísticas que elabora cada año el Observatorio sobre la presencia de la mujer en la carrera judicial, Carmona recuerda que las mujeres «tenían prohibido acceder a la carrera judicial hace 50 años y sin embargo ahora dictan más de la mitad de las sentencias en España». De hecho, Carmona recuerda que la carrera judicial se integra por mujeres en un 52 por ciento.

Aún así Ángeles Carmona asegura que aún existe «un techo de cristal en los altos cargos de designación como las plazas del Tribunal Supremo y tribunales superiores de justicia y presidencias de las audiencias provinciales.

«Lo cierto es que aún las mujeres soportan en exclusiva las tareas de la vida familiar y por ello tienen menos opciones en el acceso a los altos cargos», dice la presidenta del Observatorio, para quien es «cuestión de tiempo» el que las mujeres lleguen a romper ese «techo de cristal». Porque a su juicio, el mérito y la capacidad están acreditados en la mujeres , aunque para ello sea necesaria la conciliación de la vida familiar y laboral.