Los dos primeros cruceros que visitan la ciudad durante la Feria, reubicados en el muelle de Tablada
Los dos primeros cruceros que visitan la ciudad durante la Feria, reubicados en el muelle de Tablada - M.J.LÓPEZ OLMEDO

La obra del puente de las Delicias impide el atraque de yates esta Feria de Abril

Una avería en una de las piezas del acceso obliga a la Autoridad Portuaria y al Club Náutico a cancelar en torno a una quincena de amarres

Actualizado:

Esta Feria de Abril no será posible captar la imagen de los lujosos yates y veleros atracados en el muelle de las Delicias ni en el pantalán del Club Náutico. La instantánea, más propia de Puerto Banús que del Puerto de Sevilla, venía siendo habitual con un mayor número de embarcaciones cada año, pero una incidencia en las obras del puente móvil, que no se podrá abrir hasta el próximo sábado, han obligado a cancelar alrededor de una quincena de amarres que estaban concertados desde hace meses. Esta eventualidad se debe al deterioro de una pieza que se ha detectado durante los trabajos que la Autoridad Portuaria desarrolla para la modernización del puente de las Delicias, según informan a ABC fuentes de la propia institución.

Su reparación ha motivado el cierre del acceso al tráfico marítimo y la reubicación de los primeros cruceros que visitan la ciudad en el muelle de Tablada -que discurre en paralelo a la avenida de Las Razas-. Allí se encuentra ya el Corinthian y el Hamburg. También ha provocado la cancelación de cuatro de los seis amarres de yates y veleros que sus propietarios tenían reservados en el muelle de las Delicias, como confirman las fuentes consultadas.

El Náutico se ha visto igualmente afectado, teniendo que anular una docena de atraques de embarcaciones de menos envergadura, como informan fuentes del club. Según explican, «se trata de clientes habituales que visitan cada año la Feria» y a los que se les han ofrecido «todas las facilidades para pasar estos días en la ciudad», pero la ubicación es fundamental en la elección del puerto de atraque y han declinado la oferta. Señalan que «además del trato exquisito que le procuramos, el enclave es privilegiado, situado a menos de cincuenta metros del recinto ferial, y eso es insustituible».

Impacto económico

El impacto en la facturación de esta entidad será grande, pues el precio se multiplica por cuatro durante la semana de farolillos para los que no son socios, como recogen las tarifas de 2017 que la entidad tiene publicadas en su página web. Siguiendo esta referencia, para un yate de 20 metros de eslora y hasta 110 de manga, el coste durante los siete días alcanzaría los 1.694 euros, a los que habría que sumar las tasas portuarias.

La dirección del club lamenta la situación, aunque dice entender la necesidad de cerrar el acceso para reparar la pieza defectuosa. No obstante, recuerda el impacto que genera la visita de estos barcos, propiedad de empresarios de alto nivel procedentes de Suiza, Mónaco y Arabia Saudí, «que no sólo llegan a la ciudad por ocio, sino que aprovechan la visita para cerrar negocios», aclaran.

Por suerte, los trabajos en el puente de las Delicias estarán a punto para el próximo sábado, 21 de abril, cuando está prevista la llegada de otros tres buques turísticos a la capital andaluza, cuyo pasaje podrá disfrutar de los fuegos artificiales con los que se dice adiós a la Feria. El primero de ellos que podrá atracar junto a la terminal de cruceros será el Braemar, que llegará a las 11 horas procedente del puerto francés de Roue y zarpará el domingo 22 de abril a las 14.40 horas hacia Francia de nuevo. El crucero, de 196 metros de eslora y 22 de manga, tiene una capacidad para 900 cruceristas y es la segunda escala que realiza en Sevilla en lo que va de año, aunque no la última, pues está previsto que repita destino en septiembre.

Apenas una hora después ascenderá por el Guadalquivir el Saga Pearl II procedente del puerto portugués de Leixoes, que permanecerá hasta el domingo, cuando pondrá rumbo a Portimao. En el mismo pueden viajar hasta unos 400 pasajeros y sus dimensiones son de 164 metros de eslora y 22 de manga. Junto a ellos permanecerá atracado el Corinthian que también repite este año.