Los promotores de Sevila Park, Manuel Saucedo y Xavier Bartrolí, presentando el proyecto
Los promotores de Sevila Park, Manuel Saucedo y Xavier Bartrolí, presentando el proyecto - ABC

Las obras de Sevilla Park comenzarán en marzo de 2019 con una inversión de 400 millones

Los promotores del nuevo espacio de conciertos y del centro comercial, Octagon y el fondo de inversión Orion, anuncian un acuerdo con el Ayuntamiento pero advierten de que se marcharán si el plazo no se cumple

SEVILLAActualizado:

Las obras para construir Sevilla Park, el mayor espacio cubierto para conciertos de España en los terrenos del Puerto de Sevilla comenzarán en marzo de 2019 y supondrán una inversión inicial de 400 millones de euros. El presidente de Octagon S2, Xavier Bartrolí, ha anunciado durante una rueda de prensa en Madrid que ya existe un calendario pactado con el Ayuntamiento, aunque ha aclarado que si los plazos no se cumplen «será difícil que Sevilla Park sea una realidad».

«No es que nos falten las energías, pero llega un momento en que uno empieza a estar un poco fatigado», ha aclarado Bartolí, que recuerda que los promotores llevan cinco años impulsando este proyecto y que ya no pueden esperar más tiempo porque están empezando a programar las giras de los grandes artistas para el año 2020, fecha en la que estiman que Sevilla Park esté en funcionamiento tras 18 meses de obras.

«El compromiso del actual alcalde, a quien agradecemos su apoyo, es que en el pleno de abril se aprobará la modificación urbanística provisional y para el verano la definitiva», ha explicado el máximo responsable de Octagon, principal inversor junto con el fondo de inversión Orion. «En paralelo haremos el plan especial, por lo que en marzo de 2019 podremos empezar a construir», recalca.

El principal escollo del proyecto, que es el traslado de los depósitos de CLH a otro lugar del Puerto, ya está salvado: «Hemos firmado un contrato con ellos y nosotros pagamos los costes del cambio de ubicación», ha dicho Bartrolí. Esto supone un incremento de la inversión de 30 millones.

«Estamos aprendiendo a base de bofetadas», ha dicho Bartrolí, «pero estamos ahora en la modificación del PGOU y luego vendrá el Plan Especial de los usos de esos suelos, por lo que somos muy optimistas».