Paco Lobatón
Paco Lobatón - ABC
ENTREVISTA

Paco Lobatón: «Mientras no hay evidencia de muerte, hay esperanza de vida»

El periodista jerezano acaba de presentar en la Feria del Libro de Sevilla su libro «Te buscaré mientras viva»

SEVILLAActualizado:

Presentar o escribir son para Paco Lobatón «maneras distintas y complementarias de ejercer el periodismo y la comunicación: la primera, al estar vinculada a la radio o la televisión, es más bien efímera; la escritura es un ejercicio más laborioso y también más perdurable», afirma el periodista que acaba de presentar en Sevilla su libro «Te buscaré mientras viva». Se trata de un homenaje en el que ofrece catorce testimonios de familiares que han sufrido la desaparición de un ser querido: Hermanos Orrit, Cristina Bergua, Paco Molina, Juan Antonio Gómez Alarcón, Angelines Zurera, David Guerrero, Elías Carrera, Sonia Iglesias, María Doleres Sánchez Moya, Caroline del Valle, María Teresa Fernández, Borja Lázaro, Sara Morales, Yéremi Vargas o Diana Quer.

Un libro dedicado a quienes buscan. También a sus hijos...

Sí, «al corazón solidario de mis hijos», porque creo que ese es el patrimonio mejor que puedo compartir con ellos.

Cuarto libro en el mercado... ¿Qué le animó a escribir «Te buscaré mientras viva»?

Viene de lejos, de la necesidad de dar voz a quienes buscan a sus seres queridos y de que la sociedad les escuche. Viene de la convicción de que debía quedar constancia por escrito de la grandeza humana de quienes buscan sin desmayo.

¿Sería una versión escrita del «Quién sabe dónde»?

En parte sí, puesto que aquel programa actuó como la primera plataforma desde la que pudieron expresarse quienes sufrían el drama de una desaparición. Pero son testimonios inéditos, actualizado y estremecedores.

¿Hasta qué punto es necesario dar voz a los desaparecidos?

Porque no hacerlo, condenándolos al silencio, llevaría al olvido de los desaparecidos. Y esa equivaldría a una doble desaparición.

¿Tienen voz suficiente?¿cómo se combate el olvido?

Rotundamente, no. Por eso en 2015 decidí promover la Fundación Europea por las Personas Desaparecidas, Quién Sabe Dónde Global. Para combatir el olvido y para garantizar una atención constante a las familias y como herramienta cívica con la que exigir a los poderes públicos que atiendan las demandas de las familias de los desaparecidos. En el plano policial, el judicial, en el social, en el psicológico.

¿Tiene una deuda la sociedad con los desaparecidos?

La deuda no se habrá saldado mientras no sea una realidad el respeto de todo desaparecido a ser buscado y de sus familiares a ser asistidos, atendidos e informados del proceso de búsqueda.

¿Cada vez que se nombran sería como un regreso?

Sí, en cierto sentido, el desaparecido vuelve «cada vez que lo trae el pensamiento», como dice una canción de Rubén Blades. Pero hay que nombrarlos en voz alta para que vuelvan de verdad, o, en cualquier caso, para que se esclarezcan las desapariciones.

Se incluyen 16 páginas de fotografías...

Son las de las 14 historias que componen el libro. Y son parte del propósito principal que da vida a este libro: contribuir a la resolución de los casos.

Una causa que no fue a buscar...

Eso cuento en el prólogo: que más bien fue ella la que vino a mi encuentro. Descubrir la realidad de las desapariciones y el sufrimiento que llevaban aparejado hizo imposible que mirase para otro lado. Tampoco me pareció suficiente la tarea de contarlas, si existía la posibilidad de ayudar a resolverlas.

¿Hasta que punto ayudan las redes sociales a localizar a personas?

La huella digital que vamos dejando lo hace ciertamente más difícil que nunca antes. Pero, por encima de esa consideración, lo verdaderamente difícil es imaginar la enorme fuerza que requeriría empezar la vida desde cero.

¿Siempre hay esperanza?¿Cómo se sobrevive a la incertidumbre?

«Mientras no hay evidencia de muerte, hay esperanza de vida»: esa es la máxima que implícitamente he visto desde hace 25 años en quienes buscan a sus seres queridos desaparecidos. Es el resorte que los define como supervivientes ante la incertidumbre.

La búsqueda como sentido a una vida...

No cabe otra opción frente al sinsentido de una desaparición sin causa aparente.

¿Cual de los 14 testimonios resultó más duro?

Cada dolor tiene una medida propia y absolutamente intransferible.

El papel de la familia ante la ausencia...

Es esencial el respaldo de la familia, el principal paliativo a la ausencia de uno de sus miembros. Pero es igualmente importante que es familia sienta el amparo de la sociedad.

La realidad siempre supera la ficción...

Siempre.

¿Sería difícil, si no imposible, ponerse en el lugar de cualquiera de los familiares?

Imposible ponerse en su lugar, pero no ponerse a su lado.

¿Por qué el epílogo a Diana Quer y no Gabriel Cruz?

La desaparición de Gabriel Cruz se produjo cuando el libro ya estaba impreso.

¿A que aspira con este libro?

A que sea percibida como una suerte de autobiografía colectiva de las desapariciones y a que se amplíe la conciencia social sobre una realidad doliente que, a día de hoy, afecta a 6.053 familias, según los datos del informe 2018 del Ministerio del Interior.

Impulsor de la Fundación Europea por las personas desaparecidas FundaciónQSDglobal ¿evoluciona como esperaba en 2015?

Sí, la Fundación es hoy un recurso eficaz para las familias, un punto de encuentro para muchas Asociaciones implicadas en la ayuda y una interlocutora de la Administración. En lo inmediato queremos llevar hasta el Congreso de los Diputados la reclamación de un Estatuto de la Persona Desaparecida.

Todos los derechos destinados a esta fundación...

Sí y espero que se vendan muchos libros para que la Fundación pueda incrementar su ayuda a las familias.

De nuevo en Sevilla...

Vivo en Madrid, pero me desvivo en Sevilla cada vez que vengo. Y vengo cuantas veces puedo.

Que muchos conozcan esta ciudad por Marta del Castillo es...

…es tan triste como inevitable, pero creo que sobre el horror del crimen del que fue víctima Marta prevalece el honor y el ejemplo de lucha de sus padres y de su abuelo.

¿Qué conclusión extrajo de dicho caso?

En un caso inconcluso en muchos aspectos es muy aventurado plantear conclusiones.

¿Por qué no estaría incluido en este libro?

Podría haberlo estado y no lo descarto si, como espero, vamos a una nueva entrega.

¿Qué es lo que más le gusta de esta ciudad?

Su ilimitada capacidad para generar emociones

Por dónde prefiere pasear...

Triana, el Parque de María Luisa, el Parque del Alamillo, Los Jardines de Murillo…

Un libro homenaje...

Quisiera que este libro pasara de mano en mano, de padres a hijos, de amigos a amigos componiendo una cadena de solidaridad hilvanada con los nombres de las personas desaparecidas. No se me ocurre mejor manera de rendirles homenaje a ellos y reconocimiento a sus familias.