Secuencia del vídeo donde una rata muerde una pata de jamón - ABC

En Padre Pío, las ratas comen su «tapa» de jamón al mediodía

Los vecinos afirman que los roedores campan a sus anchas por calles y casas a plena luz del día, y critican que el Ayuntamiento no desratice el barrio, tal y como prometió

SEVILLAActualizado:

A plena luz del día, una rata sale del imbornal que hay junto a los contenedores de basura de la Ronda de Padre Pío. Otro roedor entra en escena. Baja por el terraplén, desde la carretera, para entrar en el mismo escondrijo del que salió su compañera, que sigue olisqueando en busca de algún manjar. Ya lo ha visto. Ni más ni menos que el hueso de lo que fue una pata de jamón que algún vecino descuidado ha dejado en la calzada de la citada vía. La mordisquea, arranca un pedazo y se la lleva a su guarida. No sabemos si para alimentar a su familia. Quién sabe cuántas más habrá allí abajo...

Esta no es más que una breve descripción de la desagradable escena que muestra el vídeo realizado por la asociación de vecinos Guadaira, del barrio de Padre Pío, para denunciar la falta de compromiso del Ayuntamiento con esta zona de Sevilla. «Llevamos cuatro años pidiendo al distrito de Cerro-Amate que desinfecte y desratice la barriada y, hasta ahora, no se ha hecho absolutamente nada. Las ratas campan a sus anchas por las calles y por las casas de los vecinos, ya sea de día o de noche. Y no sólo nosotros hemos comunicado al distrito esta situación, sino también residentes de Padre Pío de manera particular», asegura el presidente de la asociación vecinal, Manuel Romero Varela.

Las ratas, según cuentan, se concentran en las zonas próximas a los contenedores de basura, en calle más amplias, como la Ronda de Padre Pío, la calle Rafael García Miguel o Bollullos. Ésta última, quizá, es por la que más reclaman una actuación de forma inmediata. «Allí está el colegio de Primaria Valeriano Bécquer así como instalaciones deportivas donde a diario juegan niños y jóvenes. Es un peligro, una vez comprobado que estos roedores no temen a salir a plena luz del día, que anden como Pedro por su casa tan próximo a los niños».

Promesa «olvidada»

En la calle Rafael García Miguel, por su parte, la problemática, afirma Moreno, se encuentra en la maleza que crece sin control sin que el Área de Parque y Jardines se preocupe por eliminarla, «es otro foco importante de roedores», dicen.

Por otro lado, recuerdan al alcalde Juan Espadas que, mientras estuvo en la oposición, exigió al entonces regidor, Juan Ignacio Zoido, un plan de desratización urgente en los barrios, en los que se incluía Padre Pío. Espadas manifestó en 2012 que había recibido «masivas» quejas alarmando de la situación de insalubridad a causa de la presencia de ratas, cucarachas e insectos en la vía pública, «sólo queremos que retome lo que él mismo propuso al anterior gobierno y, de una vez, desratice y desinfecte el barrio», concluye Romero.