LOS PRIVILEGIOS DE LOS RECLUSOS

¿Por qué para 1.800 presos hay 8 médicos y para los mismos habitantes de un pueblo solo uno?

Además de no pagar ningún medicamento ni costosos tratamientos, disponen también de 10 enfermeros y 7 auxiliares de Enfermería

Los derechos de los presos están en la normativa vigente
Los derechos de los presos están en la normativa vigente - A.F.P.
AMALIA F.LÉRIDA - abcdesevilla Sevilla - Actualizado: Guardado en: Sevilla

Los derechos de los presos recogidos en la normativa vigente son considerados privilegios por quienes están en libertad ya que la gran mayoría de las personas que en su vida ha cometido delito alguno y está al día de sus obligaciones con el fisco no tiene la gratuidad de las prestaciones de los reclusos. Ni siquiera un médico tan a la mano.

Por que mientras que para un pueblo de unos 1.800 habitantes hay un médico o, mejor dicho, un médico y medio ya que son dos pero uno es compartido con otra localidad, una prisión con esa cantidad de reclusos suele tener una plantilla sanitaria de 10 enfermeros, 8 médicos y 7 auxiliares de Enfermería, han dicho a ABC fuentes sindicales.

El vocal de Atención Primaria del Sindicato Médico de Sevilla, Andrés Jiménez, asegura que hay pueblos en Sevilla como, por ejemplo, Aguadulce, con unos 2.000 habitantes que dispone de dos médicos, uno de ellos pediatra.

También alude a que el 60% de los cupos está por encima de los 1.500 pacientes y que la media es 80 enfermos al día con lo que el facultativo tiene, en el mejor de los casos, 5 minutos para dedicarle al acto médico.

Los presos tampoco pagan ningún medicamento ni tratamiento prescrito, incluido material ortoprotésico, ni cualquier cosa que necesiten a pesar de que el gasto farmacéutico suele ser muy elevado pues se trata de una población muy medicada y con tratamientos costosos para el Sida, hepatitis o tuberculosis.

Pero los derechos de los reclusos no acaban ahí.

La educación es totalmente gratuita, incluido el material escolar y, si desempeñan algún trabajo en el módulo como reparto de comida, limpieza de la sala de día o galería de celdas, están dados de alta y cotizando a la Seguridad Social.

Además, cualquier interno que esté preso más de seis meses tiene, automáticamente, derecho a la prestación de los 426 euros sin que se le exija ningún otro requisito.

Toda la actualidad en portada

comentarios