POLÍTICA MUNICIPAL

Participa Sevilla e Izquierda Unida amenazan a Juan Espadas con una moción de censura

Los dos grupos de izquierda, que suman sólo cinco de 31 concejales, amagan con explorar «otras opciones de gobierno»

El alcalde les apela: «Pese a las descalificaciones, seguiré insistiendo en pactar con ustedes»

Una imagen del pleno de este lunes
Una imagen del pleno de este lunes - J. M. SERRANO

Los dos grupos minoritarios de izquierda que dieron su apoyo de investidura en 2015 al alcalde socialista de Sevilla, Juan Espadas, han escenificado en el pleno de estado de la ciudad que se ha celebrado este lunes su acelerado distanciamiento con el gobierno local. Al menos, en apariencia. Participa Sevilla, marca blanca de Podemos en la capital andaluza, e Izquierda Unida han deslizado, de hecho, la posibilidad de promover una moción de censura para quitar la Alcaldía a Espadas, aunque lo han hecho con diversos eufemismos recordando a los socialistas que están en minoría.

La amenaza velada ha sido más obvia por parte de los podemitas, que han expuesto la «posibilidad de estudiar otras opciones de gobierno», que pasarían necesariamente no sólo por retirar su apoyo al PSOE sino por dárselo al PP, grupo con mayor número de ediles (12 frente a los 11 que arropan al alcalde).

«Ustedes no hacen más que continuismo de lo que ya hacía Juan Ignacio Zoido -ha señalado la portavoz morada, Susana Serrano-. Mismas políticas, mismo bloqueo, misma falta de participación y transparencia y ausencia de avance».

La formación podemita ha protagonizado varios momentos de verdadera bronca tanto con la bancada socialista como con la popular. Los comunistas, por su parte, han pedido a Espadas que «ponga en marcha las políticas prometidas» y, además, que destituya tanto al delegado de Seguridad y Movilidad, Juan Carlos Cabrera, como a la concejal presidenta del Pleno, Carmen Castreño, a los que tildan de incapaces y acusan de censura en las sesiones y de «represión» en el caso del desalojo de exeventuales de Lipasam del Ayuntamiento hace unos días. «Es usted puro bloqueo, señor alcalde», ha enfatizado Daniel González Rojas, portavoz de IU en el Consistorio.

Desde el PSOE, su portavoz, Antonio Muñoz, se ha mostrado muy vehemente, incluso enojado e irascible, al responder a los dos socios de investidura. «Cuidadito, mucho cuidado y no jueguen con fuego -ha apelado a podemitas y comunistas-, porque sus amenazas veladas sólo provocan la sonrisa de los señores del PP, que tendrían en marcha sus políticas si no estamos nosotros aquí».

Tras el repaso de Muñoz a los logros que, según entiende, ha cosechado el actual equipo de gobierno local, el propio Juan Espadas ha apelado a las dos formaciones que sostuvieron hace dos años su investidura, tendiéndoles de nuevo la mano a pesar de la dureza de las críticas que le han lanzado. «Yo voy a insistir, aunque ustedes me descalifiquen o me insulten. Voy a insistir en dialogar y buscar sus apoyos. Porque sé que con el PP se puede llegar a acuerdos donde esté en juego el interés general de la ciudad, faltaba más, pero yo sigo mostrando mi predilección por estos dos grupos. Los documentos que firmamos siguen siendo muy útiles y nos apoyamos en ellos para dar un giro a la izquierda a la política municipal».

Toda la actualidad en portada

comentarios