El equipo de la Unidad de Litiasis Urinaria del Valme
El equipo de la Unidad de Litiasis Urinaria del Valme - ABC
LITIASIS URINARIA

Piedra en el riñón: Cada año aparecen 2.900 nuevos casos por cada 100.000 habitantes

El Hospital de Valme refuerza su liderazgo modernizando su equipo de litotricia con una inversión de 400.000 euros

SEVILLAActualizado:

El Hospital Universitario de Valme ha acometido la renovación tecnológica en su Unidad de Litiasis Urinaria a través de la adquisición del equipo más avanzado en la actualidad: un nuevo generador electromagnético de ondas de choque y cirugía urológica endoscópica, valorado en 400.000 euros.

De este modo, el hospital sevillano refuerza su liderazgo en el abordaje de los cálculos renales tras haber sido en 1988 el primer hospital sanitario público andaluz, y uno de los primeros centros hospitalarios del Sistema Nacional de Salud, que implantara una Unidad de Litotricia Extracorpórea.

La litiasis es una patología de gran prevalencia pues cada año aparecen en España alrededor de 2.900 nuevos casos por cada 100.000 habitantes. Es una enfermedad causada por la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias (uréteres, vejiga). Actualmente, entre el 60% y el 75% de los cálculos se tratan con litotricia extracorpórea.

Es una técnica totalmente ambulatoria y no invasiva que permite localizar los cálculos urinarios mediante rayos x o ultrasonidos (ecografía) y, una vez localizados los fragmenta utilizando ondas de choque para que puedan ser expulsados fácilmente.

El responsable de la Unidad de Litiasis Urinaria del Valme, Carlos Reina, ha destacado los notables beneficios de esta técnica, implantada a nivel mundial en el año 1981.

«La implantación de la litotricia ha supuesto un gran logro, pues se ha pasado de más del 90% de pacientes que tenían que operarse por vía abierta, a causa de la formación de cálculos y que no eran capaces de expulsarlos de forma espontánea, a menos del 5%», señala.

Respecto a las personas que se pueden beneficiar de esta técnica explica que son pacientes afectos de cálculos no muy voluminosos en cualquier parte del aparato urinario que no tengan una contraindicación formal como alteraciones hemorrágicas e hipertensión no corregibles, embarazo y estrechez de la vía urinaria más allá del cálculo a tratar, entre otros.

Según los datos que maneja, la incidencia en la población andaluza es del 1,2% y va claramente en aumento en los países occidentales. Afirma que la dieta moderna es uno de los factores responsables y ofrece una serie de consejos.

En aquellos pacientes con cálculos muy repetitivos o personas muy jóvenes, recomienda ponerse en manos de un profesional especializado que realizará los estudios metabólicos urinarios para corregir las alteraciones responsables de las recaídas.

En caso de pocas piedras o aparición ocasional de las mismas, se recomienda una dieta rica en líquidos (agua-zumos cítricos) que permita un volumen urinario alrededor de 2 litros al día. Asimismo, recomienda el aumento de frutas, verduras y legumbres junto al descenso de sal, proteínas animales (carnes, pescados, visceras)y carbohidratos (azúcares, bebidas azucaradas y bollerías, entre otros).

Centro de referencia

La innovación del hospital sevillano en esta patología, al ofrecer a partir del año 1988 en su cartera de servicios la litotricia como opción terapéutica ante la cirugía, lo ha convertido hasta hace tan sólo unos años en centro de referencia para Andalucía Occidental (Huelva, Sevilla y Cádiz).

Actualmente, con la progresiva implantación de esta técnica, el hospital continúa siendo centro de referencia para el Virgen Macarena de Sevilla y Juan Ramón Jiménez de Huelva.

La dotación de este nuevo equipo de avanzada tecnología optimiza la asistencia sanitaria y permite a la Unidad de Gestión Clínica de Urología, que dirige Eduardo Camacho, mantenerse a la vanguardia de la comunidad andaluza. El nuevo equipo presenta grandes ventajas respecto al anterior, tanto para los pacientes como para los profesionales.

Facilita la obtención de imágenes más precisas para el diagnóstico y, en consecuencia, para el tratamiento; ya que cuenta con radiología digital y ecografía. De igual forma, la mesa de tratamiento dispone de diversos accesorios para realizar técnicas endourológicas y ofrece la posibilidad de realizar otros procedimientos quirúrgicos.

Por su parte, la amplitud del campo radiológico es otra de sus ventajas ya que posibilita que el profesional pueda recibir la imagen en movimiento a tiempo real, de forma estática o ambas al mismo tiempo, lo cual proporciona un mayor control y precisión de la exploración.

Asimismo, las mejoras introducidas en la transmisión de las ondas de choque han mejorado la capacidad de fragmentación, haciendo que esta sea más efectiva. Y, además, con el nuevo equipo se puede realizar el tratamiento bajo control ecográfico, permitiendo por tanto tratar las litiasis no visibles a rayos X.

Igualmente, la capacidad de adaptación y movilidad del cabezal de terapia, permite una posición más confortable para el paciente, pudiendo estar durante el tiempo de tratamiento tumbado boca arriba, sin importar la localización de la litiasis. En el equipo anterior sólo disponía de una posición fija.

El abordaje avanzado de la litiasis renal por parte de profesionales altamente experimentados y con tecnología de primer nivel, se completa en el Valme con una visión integral de esta enfermedad que, no sólo la diagnostica y la trata; sino que, al mismo tiempo, previene su reaparición.

La amplia experiencia del responsable de la Unidad de Litiasis Urinaria, Carlos Reina (con más de 25 años especializado en esta patología y consolidado como referente nacional en esta materia), ha permitido establecer una dinámica de trabajo con un alto grado de resolución y eficacia asistencial.

En este sentido, destaca la línea de coordinación de Urología con el Laboratorio de Análisis Clínicos de este centro para la consecución de un diagnóstico avanzado, a través de estudios metabólicos urinarios, y la profilaxis ante factores de riesgo para recaídas (litiasis recidivante).

Por último, hay que destacar la completa cartera de servicios quirúrgicos en el manejo de la litiasis urinaria del hospital sevillano para los pacientes que presentan esta enfermedad: endoscopia en todas sus variantes (ureteroscopia rígida y flexible, nefrolitotomía percutánea) junto a la cirugía abierta y laparoscópica.