Agentes de la Policía Local precintan el establecimiento
Agentes de la Policía Local precintan el establecimiento - EMERGENCIAS SEVILLA

La Policía Local desaloja y precinta la discoteca Déjà Vu por tener bloqueadas las puertas de emergencia

El dispositivo policial de esta madrugada se intensificó en Nervión y Viapol, con 19 denuncias por la Ley Antibotellón y 6 a establecimientos en estas zonas

SEVILLAActualizado:

La Policía Local ha desalojado en la madrugada de este domingo y precintado la sala Déjà Vu por tener bloqueadas las puertas de salida de emergencia, cerradas con llaves y objetos que impedían acceder a las mismas, entre otras infracciones graves de seguridad. La Policía también ha denunciado al negocio por incumplimiento de horario.

Según ha informado Emergencias Sevilla en su cuenta de Twitter, en el momento del desalojo había 183 personas en el interior de la discoteca, situada en el Edificio Vilaser, en la avenida Kansas City de la capital.

El dispositivo de control desplegado en la madrugada de este domingo por la Policía Local de Sevilla, cuerpo adscrito a la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, para garantizar la seguridad vial, el cumplimiento de los horarios de los establecimientos nocturnos y el derecho al descanso de los vecinos, abarcó al conjunto de la ciudad, aunque fue especialmente intenso para la zona de Nervión y Viapol.

El dispositivo de control de alcoholemias instalado en varios puntos de la ciudad se saldó con 169 pruebas y 4 resultados positivos, 2 de ellos superando los 0.60 mg/l de aire espirado, de ahí que fueron instruidos los correspondientes atestados por parte los policías. Como en la madrugada anterior, un número elevado de pruebas y bajo porcentaje de positivos.

Un total de 27 denuncias por La Ley Antibotellón

Con respecto a actuaciones por infracciones a la Ley Antibotellón, las patrullas que componen el dispositivo interpusieron 27 denuncias, destacando 10 de ellas en la calle Carlos de Cepeda y otras 9 en calle Espinosa y Cárcel, ambas sitas en el Distrito Nervión, así como diversas denuncias por la Ley de Seguridad Ciudadana y consumo de sustancias estupefacientes en la vía pública.

Los agentes adscritos a la Línea Verde inspeccionaron durante esta madrugada 11 establecimientos en el entorno de Viapol, e interpusieron un total de 6 denuncias por diferentes motivos, entre ellos carecer de seguros o de vigilante uniformados y por instalación de veladores fuera de horario. Asimismo, los agentes comprobaron que permanecía precintado la terraza Casino, establecimiento cerrado el viernes por la noche en la avenida de María Luisa, y revisaron cuatro actividades del Paseo de las Delicias, dos de ellas denunciadas por ejercer como terraza de verano teniendo tan licencia de bar con música.

La policía local interviene este sábado en contra de botellón
La policía local interviene este sábado en contra de botellón - ABC

A estas intervenciones hay que sumarle otra más ante una fiesta universitaria que hubo que controlar ante la queja vecinal, así como varias actuaciones por molestias a vecinos por terrazas de establecimientos hosteleros fuera del horario establecido en la ordenanza y en las licencias de actividad.

El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha agradecido «ese trabajo continuo de la Policía Local durante las noches de los fines de semana y la atención que prestan a los vecinos. El derecho al ocio no puede ser incompatible con el derecho al descanso ni con el cumplimiento de las distintas ordenanzas y leyes, de ahí que pedimos un ejercicio de responsabilidad a quienes se empecinan en beber en las calles y a los establecimientos que incumplen las normas, a veces reiteradamente» .

«La diferencia entre este y el anterior mandato municipal es sustancial. En este se actúa contundentemente contra el botellón, y las pruebas están, por ejemplo, en las zonas de Viapol o la Alfalfa, con más presencia de la Policía Local y atención a los vecinos. En cambio, con el gobierno anterior del PP y con los concejales lo ejercían, se miraba hacia otro lado, dando así la espalda a las quejas vecinales», ha concluido Cabrera.