Dos agentes de la Policía Local acudieron al auxilio del niño enfermo en la boca del metro
Dos agentes de la Policía Local acudieron al auxilio del niño enfermo en la boca del metro - Emergencias Sevilla

El policía que salvó a un niño en el metro de Sevilla: «Te sale algo diferente de dentro cuando eres padre»

Dos policías locales acudieron a la estación de metro del Prado, donde un menor de dos años se encontraba convulsionando por un cuadro de fiebre muy alta

SevillaActualizado:

«Solo he sido un padre ayudando a otro padre». Habla uno de los policías locales que ayudaron este jueves a salvar la vida de un niño de apenas dos años y cuatro meses en la estación de metro del Prado de San Sebastián de Sevilla. El agente y su oficial se encontraban de servicio en la glorieta Juan de Austria cuando recibieron el aviso de que un menor había perdido la conciencia y estaba convulsionando mientras esperaba en el andén del metro del Prado de San Sebastián.

Rápidamente, la pareja de agentes bajó hasta el lugar, «a unos 40 metros de profundidad», resalta el policía, y descubrieron una escena de máxima tensión y nervios. El padre gritaba y la madre permanecía arrodillada y llorando junto al niño, que presentaba un cuadro de fiebre muy alta. El menor, cada vez más pálido, se adormecía y no respondía a estímulos.

Los policías, ante los numerosos usuarios del transporte subterráneo que se encontraban en esos momentos en la estación, realizaron los primeros auxilios al menor, un niño jerezano de dos años y cuatro meses. El policía colocó al niño en posición lateral y le sacó la lengua para impedir que se ahogara mientras esperaban la llegada de los servicios sanitarios. En ese momento, el otro policía decidió subir a buscarlos a fin de facilitarle la entrada hasta el andén dado el laberíntico recorrido de la estación.

Entonces, el más joven de los agentes se quedó solo con el niño. «Te sale algo de dentro diferente cuando eres padre», cuenta el policía sevillano. Ese instinto le hizo reaccionar. Al comprobar que el pequeño no mejoraba y seguía convulsionando, decidió no esperar más. Según ha relatado a ABC, cogió al menor manteniendo la posición de seguridad y subió, con su traje y botas pesadas de motorista, todos los escalones que conducían hasta el exterior de la estación.

Trasladado al hospital

El agente llegó prácticamente asfixiado, pero su rápida maniobra le salvó la vida al chiquillo. Al pequeño jerezano, según le han dicho los médicos, le devolvió el oxígeno la brusquedad de la subida. Una vez arriba el policía ya se encontró con los servicios sanitarios, «el 061 recuerdo», que estabilizaron al menor y lo trasladaron al Hospital Infantil del Virgen Rocío, donde ha permanecido ingresado esta noche. El padre del pequeño avisó a las horas al policía de que su hijo estaba fuera de peligro. La mejor noticia.

Este niño jerezano tiene dos ángeles de la guarda. En especial el más joven de ellos, que en sus seis años en el cuerpo de la Policía Local nunca había vivido una experiencia de este tipo. Hasta ahora tampoco había recibido el reconocimiento público por alguna de sus intervenciones.

Esta mañana el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el subdelegado del Gobierno, Ricardo Gil-Toresano, han felicitado a ambos policías. En un tono humilde, el joven policía insiste: «Yo sólo he sido un padre que ha ayudado a otro».