Los alumnos del Colegio La Luna con representantes de BBVA, el centro y la Fundación El Gancho
Los alumnos del Colegio La Luna con representantes de BBVA, el centro y la Fundación El Gancho - Vanessa Gómez
VALORES DE FUTURO

Un premio escolar de BBVA ayudará a la construcción de la Azotea Azul

Los alumnos del Colegio La Luna, ganadores del programa «Valores de futuro» han aprendido sobre educación financiera

Actualizado:

Los alumnos de 6º de primaria del Colegio La Luna, ganadores del programa nacional «Valores de futuro», recibieron este miércoles su premio, un cheque de 2.000 euros con el que llevarán a cabo su gran proyecto, una comida de fin de curso, el objetivo para el que han estado trabajando en educación financiera durante los últimos meses. Además, donarán hasta 1.000 euros del premio para un fin solidario elegido entre todos los participantes: la construcción de la Azotea Azul en el Hospital Infantil Virgen del Rocío.

«’Valores de futuro’ pretende enseñar a los niños en qué consiste el consumo responsable, cómo deben trabajar duro para conseguir sus objetivos y por qué es tan importante saber administrarse financieramente», explicaba Alfonso López Sáez, el empleado de BBVA que ha tutorizado y acompañado a los alumnos sevillanos durante el proceso. Asegura que la experiencia ha sido «maravillosa», y que es muy satisfactorio «ver cómo los niños asimilan los conceptos de esfuerzo, responsabilidad y ahorro».

En el programa de BBVA, que busca promover entre el alumnado valores asociados al buen uso del dinero, han participado 50.885 alumnos sevillanos y 184 centros de la provincia. A nivel nacional, el número asciende a 1.272.686 participantes.

En concreto, el grupo de adolescentes, cuya gran labor ha destacado el jurado, ha llevado a cabo diferentes acciones para lograr el presupuesto que necesitaban. Por una parte, pusieron en marcha una campaña de recogida de móviles rotos y antiguos y, por el otro, una gran merienda en la que colaboraron todas las familias.

«La acogida entre la comunidad educativa fue tan buena, que las últimas dos actividades, el espectáculo y el mercadillo, decidimos hacerlas ‘gratuitas’, sin que computasen en el importe conseguido por los chicos», detallaba Candelaria, la tutora del curso. También la directora del centro, María José Morante, ha querido destacar «la implicación» de los alumnos.

A la entrega del premio también acudió Almudena Arenado, representante de la Fundación El Gancho, que recibió «muy agradecida» los 1.000 euros que los niños han donado para que se lleve a cabo la construcción de la Azotea Azul. «En este caso, la solidaridad ha ido desde niños para niños, lo que hace aún más especial el proceso», aseguraba. «Nos alegra mucho ver cómo se han sensibilizado, han trabajado para conseguir los fondos y han decidido donar la mitad del dinero para nuestro proyecto en el Hospital Virgen del Rocío», insistía.