VIVIENDA

Las promociones privadas reactivan los barrios de Sevilla que frenó la crisis

Los proyectos residenciales anunciados en Sevilla, Dos Hermanas y el Aljarafe consolidarán los espacios diseñados hace más de una década

SEVILLAActualizado:

Las nuevas zonas de expansión residencial proyectadas en Sevilla y su área metropolitana pasarán del papel a la realidad en los próximos cinco años. La recuperación económica y la reactivación exprés que experimenta el ladrillo permitirán consolidar los barrios que la crisis redujo a promociones aisladas sin servicios ni equipamientos públicos. Quizá el ejemplo más claro que ilustra este nuevo escenario sea Entrenúcleos, en Dos Hermanas, donde está prevista la construcción de 2.500 viviendas. El proyecto está a cargo de Insur y BBVA, que ya han iniciado la comercialización de la primera fase de casi 300 inmuebles. Ese desarrollo irá de forma paralela al de los bloques de VPO comprometidos por la inmobiliaria Altamira –dependiente del Banco Santander– y el grupo Ferrocarril.

El crecimiento del enclave nazareno se recogió en el PGOU aprobado en 2002, con vistas a crear una barriada de más de 20.000 habitantes, casi una pequeña ciudad situada entre el casco urbano de Dos Hermanas y Montequinto. También este último núcleo ha vivido una importante expansión residencial a cargo de la compañía Bekinsa, que ha levantado varias promociones en el entorno de la avenida de Europa, la última zona que quedaba por urbanizar junto a la parada de Metro, donde ya ha vendido un par de urbanizaciones que se entregarán este año y comercializa sobre plano pisos de nuevos residenciales que entregará en 2019.

Junto a estas viviendas se levantarán otros edificios en parcelas cercanas al centro comercial que han sido adquiridas por Quintos S.A., con capacidad para 800 inmuebles de dos, tres y cuatro dormitorios.

Imagen de uno de los bulevares de Entrenúcleos
Imagen de uno de los bulevares de Entrenúcleos-L. MONTES

Ya en la capital andaluza asoman las grúas por los barrios periféricos en los que quedan grandes pastillas de suelo por habitar. Como estaba previsto en el Plan de Ordenación Urbana, la ciudad continuará creciendo por el este con un nuevo desarrollo anunciado recientemente. Lo asume la compañía madrileña Vía Célere, que ha adquirido los antiguos terrenos de la inmobiliaria Osuna que quedaron en manos del BBVA. La inversión ha superado los 26 millones de euros y permitirá levantar 1.700 viviendas en el suelo más próximo al parque acuático, ya en el Polígono Aeropuerto.

El trámite administrativo aún va para largo, pues los inversores únicamente se han informado sobre el procedimiento sin llegar a activarlo, según confirman fuentes del Ayuntamiento de Sevilla. Sin embargo, el proyecto ya se ha incluido en la oferta de la promotora, que elabora un listado de interesados para su venta. Con ello se creará la nueva barriada prevista en este extremo de la capital, que contará con grandes extensiones de zonas verdes y todos los equipamientos.

Barrios de nueva creación

Una envergadura parecida tiene el plan residencial que la promotora Metrovacesa ha previsto en los terrenos de Palmas Altas, aprovechando el interés que generará el nuevo centro comercial y el reciente acuerdo que ha alcanzado con el Ayuntamiento para sacar adelante la iniciativa. De esta forma, la compañía se encargará de la urbanización de la zona renunciando al pleito judicial que mantenía paralizado el desarrollo desde 2010. También juega a favor que el Ministerio de Fomento haya dado el visto bueno al plan de movilidad a petición de la promotora del centro comercial que mejora los accesos al nuevo núcleo.

Ubicación de la urbanización de Hacienda Rosario
Ubicación de la urbanización de Hacienda Rosario-ABC

La última zona de expansión residencial de Sevilla es Hacienda Rosario, situada junto a Torreblanca, donde se ha anunciado un crecimiento de 1.977 pisos en torno a un gran parque, que será el pulmón de este nuevo barrio. De ellos, alrededor de 800 serán de VPO y el resto de renta libre.

Menos actividad han tenido en estos últimos años los municipios del Aljarafe, donde únicamente Mairena tiene en marcha un proyecto de expansión. Se trata del ensanche del Nuevo Bulevar, la zona conocida como Mairena Sur, que tuvo un mayor desarrollo durante los años previos a la crisis y se ha mantenido paralizado hasta ahora.

Fuentes del Ayuntamiento de la localidad aseguran que ya se han concedido licencias para casi 600 viviendas en los últimos dos años y está pendiente otra que se terminará de tramitar el próximo año para otra promoción de 85 VPO. Muestra de la demanda que genera la zona es que han crecido las solicitudes de permisos para abrir negocios que den servicio a los residentes, lo que «consolidará la zona», que se había quedado estancada durante los años de la crisis.

El sector avanza a una velocidad de asombro
El sector avanza a una velocidad de asombro-ABC

La actividad del sector sigue creciendo y ha sorprendido incluso a la patronal Gaesco, que destaca la rapidez con la que evoluciona. Su gerente, Juan Aguilera, aclara que «la situación de hoy no tiene nada que ver con la de los años anteriores a la crisis» y defiende el avance con nuevas técnicas y un cambio de concepto en la construcción. Según explica, «se ha dejado de planear bloques de viviendas en cualquier sitio y se buscan los factores que aporten comodidad y confor como la facilidad en los accesos o la buena orientación para mejorar la eficiencia energética. «El mejor ejemplo lo vemos en Entrenúcleos, que ofrece este tipo de ventajas, con amplias zonas verdes, centros universitarios y servicios de todo tipo. Primero se ha planteado la urbanización en sí y luego se ha construido», asegura.

El ritmo de venta también es alto, como explica María Castrillón, directora de la zona de Andalucía occidental del Foro Consultores. Resalta que «el mercado está en plena ebullición» y hay demanda de todo, desde las pequeñas promociones en el Casco Histórico de la capital a las grandes urbanizaciones del área metropolitana. También indica que «hoy se asumen menos riesgos en las inversiones, pues son proyectos están muy pensados y tienen detrás mucho trabajo para predecir la demanda que pueden generar».

Otro de los aspectos que ha llamado la atención es la apuesta decidida de los fondos de inversión americanos por el sector del ladrillo en Sevilla. Varios como Värde Partners (a través de Vía Célere) y Aedas Homes, que lleva el proyecto de Hacienda Rosario, pondrán el capital para sacar adelante los planeamientos en los próximos cinco años.