A la izquierda, el sargento de la Guardia Civil propuesto para la Medalla al Mérito Civil
A la izquierda, el sargento de la Guardia Civil propuesto para la Medalla al Mérito Civil - R.D.

Propuesta de medalla para el guardia civil que logró detenter al «loco del chándal»

Una asociación del Benemérito Instituto tiene en cuenta su trayectoria profesional para el distintivo

SEVILLAActualizado:

El sargento de la Guardia Civil Raúl Hidalgo Ávila, que llevó la investigación y posterior detención del «loco del chándal» en Almadén de la Plata, ha sido propuesto por una asociación del Benemérito Instituto para que se le conceda la Medalla al Mérito Civil. La iniciativa ha partido de APROGC, Asociación Pro Guardia Civil, que es la única que representa a todos las escalas dentro del Instituto Armado y cuenta con dos vocales en el Consejo, en dos escalas diferentes.

El escrito donde se detallan los méritos de este guardia civil sevillano se le ha hecho llegar al delegado del Gobierno de España en Andalucía, Antonio Sanz.

Tras nueve meses de investigacióna uno de los delincuentes más peligrosos de España -condenado a 169 años de cárcel por un asesinato y 16 violaciones, puesto en libertad por el beneficio de la «doctrina Parot»-, el sargento Hidalgo reunió las pruebas indiciarias suficientes para acusar a Manuel González González, más conocido como «el loco del chándal», de dos tentativas de asesinato a dos mujeres sexagenarias con movilidad reducida.

Manuel González en cuanto supo que estaba siendo investigado amenazó de muerte al sargento y a toda su familia sin que esto supusiera un paso atrás en su trabajo por esclarecer los incendios de las casas de las dos hermanas del ex alcalde de Almadén con ellas dentro. José Luis Vidal, ex regidor de la localidad, pidió más seguridad cuando se tuvo constancia de que el violador condenado volvía a su pueblo natal, y desde entonces sufrió varias palizas.

Además, APROGC, detalla en la petición al delegado del Gobierno, otros logros en la carrera de este joven sargento de la Guardia Civil, que con sólo 30 años de edad «ha demostrado una innegable vocación de servicio al ciudadano y a la Justicia ya que desde su ingreso en el Cuerpo de la Guardia Civil en el año 2008, ha participado en más de 200 detenciones, principalmente por delitos contra el patrimonio, tráfico de drogas, violencia de género, tentativas de asesinatos, delitos contra organizaciones criminales, etc…» Muchas de ellas estando fuera de servicio, lo que no le impidió actuar cuando fue preciso.

Higalgo ha participado en más de 200 detenciones, muchas de ellas estando fuera de servicio

Durante su carrera profesional, ha realizado multitud de auxilios humanitarios, destacando especialmente cuando logró salvar la vida de una persona que se había intentado suicidar cortándose el cuello con un cuchillo de cocina. En este caso concreto, y al no disponer de personal sanitario, el suboficial propuesto -recibiendo instrucciones vía telefónica de un médico-, consiguió taponar la herida sufrida.

Otros auxilios humanitarios

El presunto suicida, tras varios días en la UCI, logró salvar la vida. También cabe destacar el auxilio de una mujer que había quedado atrapada en un vehículo accidentado con riesgo de incendiarse. Junto con esta mujer, viajaban sus dos hijos menores de edad. Ante el inminente peligro de explosión y no poder contar con otro efectivos de emergencia, ya que tanto ambulancia y bomberos se encontraban atendiendo otros servicios, Raúl Hidalgo logró finalmente la excarcelación de las víctimas y su traslado a un hospital.

En los dos auxilios relatados los médicos certificaron que fue decisiva su actuación para salvar la vida de estas personas. La última acción destacada de este guardia civil tuvo lugar el pasado 16 de julio, cuando dos barranquistas onubenses lograron comunicar, antes de que sus teléfonos móviles se quedaran sin batería, que se habían perdido en la Sierra Norte de Sevilla, que no tenían agua y que uno ellos se encontraba herido, sin poder precisar su localización de un modo más preciso.

Establecido el urgente dispositivo de búsqueda y rescate, que se vio dificultado por la orografía del terreno y lo avanzado de la noche, finalmente el sargento y un compañero suyo lograron localizar a los deportistas que se hallaban a más de 25 kilómetros del lugar donde comenzaron su excursión. Fueron encontrados a las cinco de la mañana y el sargento tenía las piernas llenas de sanguijuelas por los ríos y barrancos que tuvo que atravesar.

Raúl Hidalgo Ávila ya posee la cruz al Mérito Militar con distintivo blanco.