Panel de la Dirección de Tráfico avisando de la campaña de control de velocidad
Panel de la Dirección de Tráfico avisando de la campaña de control de velocidad - DGT

Radares «velolaser» de la DGT controlarán el exceso de velocidad en las carreteras sevillanas

Son dispositivos portátiles con sensores conectados a tabletas a través de wifi difíciles de detectar

SEVILLAActualizado:

La Dirección General de Tráfico (DGT) está llevando a cabo durante esta semana una nueva campaña de concienciación y vigilancia de la velocidad, principalmente en carreteras convencionales, que se prolongará hasta el domingo. Esta campaña se hace de forma simultánea en casi una treintena de países que integran la Organización Internacional de Policías de Tráfico, de la que es miembro, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Como novedad, la DGT utilizará mini radares «velolaser» para controlar la velocidad de los vehículos en las carreteras. Estos cinemómetros se sumarán a los actuales dispositivos fijos, móviles, de tramo y aéreos (instalados en helicópteros Pegasus).

Más pequeños, ligeros y difíciles de detectar, ofrecen una mayor versatilidad de uso, ya que pueden montarse en un trípode, anclarse en un guardarraíl, colocarse en un pórtico o cabina lateral e incluso sujetarse en los vehículos de Tráfico. Los agentes pueden controlar la velocidad en diferentes emplazamientos en tiempo muy reducido gracias a su facilidad de transporte, montaje, ajuste y uso del dispositivo.

Según explica la empresa española fabricante del aparato, Invia Sistemas, el «velolaser» utiliza un sensor láser Lidar para controlar la velocidad, por lo que es más difícil de identificar por los detectores e inhibidores de radar. Está preparado para «cazar» vehículos que circulan hasta 250 kilómetros por hora tanto de día como por la noche. Sus mediciones abarcan dos carriles, ya sean en un mismo sentido o en sentidos opuestos.

En el momento que detecta a un conductor que supera los límites establecidos, hace varias fotos de la infracción y las guarda en una tarjeta de memoria SD. Asimismo, tiene la capacidad de distinguir entre un vehículo pesado y uno ligero. La Guardia Civil ha adquirido 60 «velolaser» y funcionan vía wifi conectados a una tableta. Permiten incluso realizar controles de alcoholemia en el momento.

Límite de 90 kilómetros por hora

La Dirección General de Tráfico incluirá en la nueva Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a motor y Seguridad vial una reducción genérica de la velocidad en carreteras convencionales. Según explicó Gregorio Serrano, director de la DGT, «la idea es que la totalidad de estas vías tengan un límite de velocidad de 90 kilómetros por hora, límite que los titulares de estas vías podrían elevar a los niveles que consideren razonables, atendiendo a la conservación y trazado de la misma». «La evidencia científica y los accidentes que cada día se producen en nuestras carreteras nos llevan a reducir la velocidad como medida necesaria si queremos reducir la siniestralidad y el dolor de miles de familias», recalcó.

Según la DGT, rebajar el limite de velocidad diez kilómetros por hora implicaría una disminución de la mortalidad en torno al diez por ciento. En 2016 más de 350 personas fallecieron en las carreteras en accidentes en los que la velocidad fue uno de los factores concurrentes.

En la actualidad, sólo Austria, Alemania, Irlanda, Polonia, Rumanía y España tienen un límite de 100 kilómetros por hora en carreteras convencionales. Una quincena de países tienen establecido un límite de 90, entre los que se encuentran Italia, Portugal, Grecia, Francia y Bélgica, mientras que ocho no pueden circular a más de 80, como Dinamarca, Finlandia o Chipre. Sólo en Suecia este límite está por debajo de 80 (a 70 kilómetros por hora), según datos de la Comisión Europea.

Siniestralidad vial

La Organización para la Cooperación y Desarrollo (OCDE) y la Conferencia Europea de Ministros de Transporte (ECMT) creen que la mitad de los conductores circulan a velocidad inadecuada y un 20% supera en 10 km/h el límite establecido. No respetar los límites de velocidad es un elemento fundamental que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad y el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente de tráfico. Además, en el caso de accidentes mortales, en un 21% de ellos, la velocidad fue un factor concurrente.

La DGT ha invitado a los ayuntamientos a sumarse a la campaña para que en las vías urbanas también se conciencie y se controle la velocidad, «teniendo en cuenta el número de peatones que mueren atropellados y que la velocidad es la principal causa de los accidentes».