Así quedó uno de los cuadros eléctricos tras el robo
Así quedó uno de los cuadros eléctricos tras el robo - JUAN FLORES
SUCESOS

Roban 300 metros de cable de cobre en los Jardines de las Delicias

Una semana después, los técnicos reanudan el riego aunque sigue sin iluminación. Creen que los robos y actos vandálicos cesarían de tener los parques vigilancia día y noche

SEVILLAActualizado:

Completamente a oscuras. Desde hace más de una semana, en cuanto el sol se pierde por la línea del Aljarafe, pasear por los Jardines de las Delicias se convierte en una actividad harto arriesgada. No sólo por la posibilidad de ser sorprendidos por algún maleante, sino por no poder advertir a menos de cinco metros lo que se nos presenta por delante. El motivo: la falta de iluminación en todo el recinto a causa de un «gran robo» que, según trabajadores del Área de Parques y Jardines, «ha debido perpetrarse por una banda con un alto conocimiento en electricidad, la cual poseía además maquinaria profesional para sustraer el cobre de una manera muy limpia».

Desconocen la fecha exacta del saqueo a los Jardines de las Delicias, aunque piensan que pudo cometerse entre los días 13 y 14 de febrero, que coincidieron con el fin de semana. «Se llevaron los cables gruesos que abastecen al parque entero: los del sistema de bombeo del riego, farolas, fuentes y el del resto de la iluminación, todo lo que marchase con electricidad dejó de funcionar».

Sobre el terreno, trabajadores del servicio de Parques y Jardines comprobaron que el hurto tuvo que llevarlo a cabo una banda especializada, que sustrajo alrededor de 300 metros de cable de cobre. Una cantidad que en el mercado puede alcanzar un valor entre los 3.000 y 4.000 euros.

«Tuvieron que utilizar un soporte que cortase la luz en el parque para poder acceder a los cables. Con una cizalla ejecutaron un corte limpio y, con la utilización de una bobina, pensamos, extrajeron el cobre dejando el aislante». Los trabajadores aseguran que el robo fue cometido por varias personas, por un lado, por el peso de lo que se llevaron, y, por otro, por el material que debieron emplear para interrumpir el suministro de luz sin causarles daños.

Hasta el momento, se ha podido reanudar el sistema de riego de los jardines, aunque permanecen sin iluminación a la espera de que Urbanismo acometa las pertinentes obras. Sin embargo, no se trata del primer robo que tiene lugar en los Jardines de las Delicias. Desde que comenzó 2016, otro robo de consideración dejó sin riego automático esta zona verde.

Los trabajadores de Parques y Jardines consideran que el problema de todo esto radica «en la poca o nula vigilancia» que existe en los parques de Sevilla, donde casi a diario se producen actos vandálicos, «ya no sólo hacia aspectos técnicos como la iluminación, sino en estatuas y fuentes de más de 200 años», aseveran.