Fachada del hotel de cinco estrellas Mercer, en la calle Castelar
Fachada del hotel de cinco estrellas Mercer, en la calle Castelar - J.M. Serrano

Así serán los nuevos hoteles de lujo que se van a construir en Sevilla

A la reciente apertura de un hotel de «gran lujo» en la calle Castelar sucederán otro puñado en el casco histórico, Triana y las plantas altas de la Torre Sevilla

SevillaActualizado:

El aluvión de turistas de los últimos años, en los que se han ido superando mes a mes los mejores registros históricos en visitas y pernoctaciones, ha provocado una verdadera explosión hotelera en Sevilla. De establecimientos de dimensiones más reducidas, acordes con estos tiempos, pero todo un boom en un sector que es, con diferencia, el que mejor ha lidiado la crisis económica. Tras la resistencia mantenida desde 2007 a base de rebaja de precios de habitaciones y pérdida de rentabilidad, con la recuperación de las cifras macroeconómicas y el fuerte crecimiento de las visitas a la ciudad las noticias sobre nuevas aperturas de hoteles se han venido encadenando en estos meses. Tanto de pequeña escala a establecimientos de corte más exclusivo, grandes proyectos o alguno que aún da simplemente sus primeros pasos. En global, una decena de hoteles para afianzar la buena y pujante posición de la capital andaluza en este segmento.

«Mercer» en Castelar

Uno de esos proyectos ya ha abierto, de hecho, sus puertas. Esta pasada semana se inauguró en pleno centro el Mercer Sevilla, aunque no se trata de uno más sino de un cinco estrellas «gran lujo», toda una delicatessen en la zona más monumental. Mercer, todo un icono de la hotelería de lujo contemporánea en Barcelona, se asienta así en el barrio del Arenal. Ubicado en la Casa Palacio Castelar, palacete del siglo XIX en la calle del mismo nombre, este hotel cuenta sólo con una docena de habitaciones, un restaurante y un cocktail-bar asesorado por el célebre barman Diego Cabrera. El hotel ha respetado escrupulosamente la base original y se estructura en torno al patio. En él se ha colocado una fuente, elemento decorativo tradicional en la cultura mudéjar, como contrapunto a los muebles de lujo. Las doce habitaciones son de auténtico lujo y están distribuidas en dos plantas. Las de la antigua zona noble de la Casa Palacio Castelar cuentan con techos de 4,5 metros de altura y todas con suelos de madera de roble y mobiliario de lujo. La gastronomía es otro de los pilares del nuevo hotel, que alberga un exclusivo restaurante para 20 comensales de moderno diseño. Entre los servicios destacan también una terraza con piscina, solárium y servicio de bar en la azotea con vistas a los tejados del centro.

Eurostars Torre Sevilla

Además del flamante Mercer, varios proyectos más están tomando cuerpo en mayor o menor medida. Alguno de ellos ya está lanzado, como el del hotel de cinco estrellas que Hotusa va a poner en marcha en las trece plantas superiores de la Torre Sevilla, en la Cartuja, propiedad de La Caixa. Todo está previsto para que el Eurostars Torre Sevilla abra en la Feria de Abril. Tendrá 318 plazas distribuidas en 159 habitaciones, todas ellas exteriores y con vistas a la ciudad, y se ubicará entre las plantas 25 y 37 del edificio, ocupando 17.000 metros cuadrados. Este remate del edificio, en todos los sentidos, contará con un balneario en la planta 35. La inversión se eleva a 6,1 millones de euros. La Junta de Andalucía accedió finalmente a cambiar la normativa que hasta ahora exigía una escalera de usuarios independiente y ventilación exterior en todas las habitaciones para poder construir un hotel de cinco estrellas. Entretanto, Caixabank sigue buscando empresas que se instalen en sus oficinas, pues en torno al 30% del espacio del rascacielos sigue libre.

Cajasol en Molviedro

Vinculado a este grupo de inversiones de entidades financieras, Cajasol está comenzando a sacarle jugo a su patrimonio inmobiliario y ha previsto construir un hotel de lujo en su edificio de la Plaza de Molviedro, en la antigua sede del Instituto de estudios El Monte y la Escuela de Hostelería. Sería un establecimiento de lujo de unas 90 habitaciones que quedaría en propiedad de Cajasol y será explotado por un operador especializado con un contrato a veinte años. La entidad está realizando un concurso privado, al que se ha presentado una decena de cadenas hoteleras, y entregará la gestión al que ofrezca las mejores condiciones económicas. Este proceso está todavía abierto.

La antigua Dorada

Por otro lado, la familia Martínez Fonseca —propietaria del hotel Bécquer, en Reyes Católicos—, reformará el antiguo hostal Colón, edificio de los números 3 y 4 del Paseo de Colón que luego acogió el restaurante La Dorada, para construir un «hotel boutique» de 31 habitaciones con vistas al Guadalquivir y al puente de Triana. Esas obras de reforma ya han comenzado y se espera que a finales de 2017 pueda abrir al público.

Reyes Católicos

Sin salir de la zona, la Real Maestranza de Caballería, propietaria del edificio que hay en el número 23 de la avenida de Reyes Católicos, ha alquilado el mismo a un grupo de inversores que hará un pequeño hotel de lujo aprovechando el empuje de este barrio, de enorme tránsito de turistas.

La Encarnación

La Gerencia de Urbanismo, por otro lado, concedió ya la licencia de obras para reformar el ruinoso edificio de los números 5 y 6 de la plaza de la Encarnación, donde llegó a haber hasta okupas, para que se construya allí un establecimiento hotelero al calor de la afluencia turística de las Setas. Lo explotará la empresa Las Tinajuelas, de la familia sevillana Campos Peña, que resultó adjudicataria de la concesión municipal para 30 años. Y muy cerca de Metropol-Parasol, en los antiguos almacenes de Vilima, el Ayuntamiento estudia ya la viabilidad de un proyecto presentado por los propietarios del inmueble para construir un hotel de cuatro estrellas con una terraza bar en el ático.

Grupo Zicotz

Otras de las últimas iniciativas en este sector viene de la mano del grupo vasco Zicotz (controlado por Roberto Larrañaga, presidente de la patronal vasca Confebask). Esta firma ha comprado al Puerto de Sevilla el edificio Sponsor (en la esquina de Bueno Monreal con la avenida de Las Razas) y quiere intercambiarlo por la sede provincial de CC.OO. en la Plaza del Duque —se accede por el número 1 de la calle Trajano— para hacer allí un establecimiento muy cerca del epicentro turístico y también de la Alameda de Hércules.

Montalván y Antares

En Triana, por otro lado, desde este verano ya hay licencia municipal para que la antigua fábrica de cerámica Montalván, en la calle Alfarería, se transforme en un hotel de 21 habitaciones donde se conserve buena parte de las piezas que siguen allí almacenadas. Y algo más lejos del centro, en Antares, la Cámara de Comercio, que gestiona este club, ha llegado a un acuerdo de venta por 7,5 millones de una parte del edificio a la familia Rivero para construir un hotel de unas cien habitaciones.