Azotea de un hotel de lujo de Sevilla
Azotea de un hotel de lujo de Sevilla - ABC
TURISMO

Sevilla aspira a organizar el año que viene una feria internacional del lujo

El Consorcio de Turismo ultima los detalles para que los promotores confirmen el evento; la feria del lujo convertiría a la ciudad en capital de un segmento al alza

SEVILLAActualizado:

Sevilla prepara la celebración de una feria del lujo para el año que viene, aunque la fecha en cuestión sigue sin definir, ya que todo el proyecto está a expensas de recibir el visto bueno por parte de los promotores y las entidades de rango internacional que permitirían desarrollar este evento.

No se trata, por tanto, de algo que el Ayuntamiento de Sevilla haya atado definitivamente, pero fuentes consultadas aseguran que la confirmación de esta feria está muy próxima y apenas faltan por pulir algunos detalles para terminar de concretar la cita.

Este certamen traería a Sevilla a compradores de productos y servicios relacionados con el lujo, pudiéndose ofrecer directamente a ese cliente todo lo que la ciudad posee; sobre todo, lo que los responsables turísticos de la ciudad llaman «experiencias únicas» y de alto standing que sólo pueden encontrarse en este lugar, desde visitas a ganaderías a moda flamenca con pases y compras exclusivas o visitas personalizadas a los principales monumentos o palacios del extenso casco histórico.

La feria del lujo sería similar a la que en su día se organizaba en Marbella, aunque con margen de actuación no sólo para promotores privados (como ocurría en la Costa del Sol) sino con una decidida participación del gobierno municipal.

El gabinete del socialista Juan Espadas, de hecho, ya organizó hace unos días un evento en el Alcázar con todos los sectores implicados en este ámbito del lujo para impulsar una oferta conjunta de hoteles, empresas de moda, joyería, agencias de viaje y la artesanía; este último ámbito, la artesanía, es crucial para la apuesta que quiere desarrollar la ciudad, pues le permitiría vender productos exclusivos que llegarían a identificar la oferta sevillana en el exterior. Esa alianza con el sector tiene como punto culminante la feria del lujo, que convertiría a la ciudad en la capital mundial de este segmento crucial para el turismo.

Antonio Muñoz, en la reciente reunión con el sector local del lujo
Antonio Muñoz, en la reciente reunión con el sector local del lujo - JUAN JOSÉ ÚBEDA

A lo largo del año son varias las ferias mundiales dedicadas el lujo en todo el mundo. En enero se celebró el Dubai Shopping Festival, en la capital de los Emiratos Árabes Unidos, por ejemplo. En Ginebra, Londres o París también se organizan ferias relacionadas con productos de lujo, aunque con un carácter muy específico (sólo de relojes de lujo, por ejemplo, en el primero de los casos).

Precisamente en Dubai ha estado Sevilla presente este mes de mayo, en la Arabian Travel Market. Allí se ha promocionado la capital andaluza explotando uno de sus grandes potenciales, la herencia cultural islámica, además de una amplia oferta de compras. Cultura, raíces históricas y productos de lujo son el gancho para toda esa área de influencia del Golfo Pérsico.

Con Andalusian Soul

También está sirviendo para esa promoción exterior en destinos con público de mayor renta el famoso «eje turístico» formado con Málaga, Córdoba y Granada, el Andalusian Soul, mediante el cual Sevilla se «vendió» en la última edición de Fitur y presentó su plan de acción de este año con presencia en tres destinos en los que se pretende captar ese visitante de alto standing: Corea del Sur, Singapur y Japón.

Si bien el calendario de promociones de Sevilla en puntos más lejanos con potencial turismo de gran capacidad financiera incluye también a Argentina (donde ya se ha estado de promoción hace unas semanas), China, Estados Unidos y también Canadá.

Tras esa presencia en certámenes internacionales, Sevilla ha recabado la información y experiencia necesarias para lanzarse a organizar su propia feria del lujo, para la que está terminando de reunir los apoyos necesarios antes de anunciarla definitivamente para el año que viene, bien en primavera o bien en otoño. Lo más probable es que se decanten por la segunda opción para evitar el posible colapso por la cercanía de Semana Santa y Feria y que no se produzcan demasiadas «interferencias» por el diferente perfil del público que viene a Sevilla para una cosa y otra.

Este evento remataría la estrategia que está llevando a cabo el Consorcio de Turismo de Sevilla para la captación de turistas de alto poder adquisitivo, una faceta en la que se ha avanzado mucho en los dos últimos años, cuando los ingresos por habitación y el gasto por turista se han disparado en la capital andaluza y que han pasado de 109 a 120 euros en el último año, con una rentabilidad en los hoteles de un 42% superior a la media española.

Las inversiones que han proyectado los grandes grupos turísticos en la ciudad son muestra de ese empuje de este segmento, logrando que el 76% de la oferta hotelera sea ya de cuatro estrellas y cinco estrellas. La ciudad necesita seguir atrayendo a nuevos visitantes para alargar la estancia media de los turistas, la asignatura pendiente, y el mejor segmento para lograrlo es el de los forasteros con mayor poder adquisitivo.