El alcalde muestra a un vecino de San Jerónimo el proyecto a través de una recreación virtual en 3D
El alcalde muestra a un vecino de San Jerónimo el proyecto a través de una recreación virtual en 3D - JUAN FLORES
DISTRITO DIGITAL

Sevilla contará con un nuevo barrio tecnológico en San Jerónimo

El proyecto de las Naves de Renfe se licitará este verano por 4,5 millones de euros


SEVILLAActualizado:

Los talleres que construyó la compañía MZA en el barrio de San Jerónimo en 1915 para arreglar las averías de las máquinas que daban servicio a las líneas con Madrid, Zaragoza y Alicante dejarán de ser un fantasma urbanístico ocupado por indigentes para convertirse en un espacio de desarrollo e innovación económica.

Del viejo edificio industrial que sustituyó a los antiguos talleres de la Barqueta-Macarena sólo quedan en pie las dos naves destinadas al arreglo de vagones. Desaparecieron el depósito circular, la escuela de formación, los talleres de forja y la calderería. Pero los dos grandes pabellones que se conservan están protegidos urbanísticamente porque son el paradigma de la arquitectura industrial modernista de Sevilla.

Sin embargo, durante los últimos 15 años estos edificios, conocidos como las Naves de Renfe, han soportado el abandono y la desidia de las administraciones públicas, que han convertido ese espacio en un «lugar sucio y peligroso», como reconoció ayer el propio alcalde, Juan Espadas, en el acto en el que presentó el proyecto que recuperará este inmueble histórico, que a partir de ahora se denominará «Sevilla Futura».

Se trata de un centro de innovación abierta, un nuevo modelo de desarrollo socioeconómico que tiene como referente el Matadero de Madrid y en el que participarán empresas como Cisco, Airbus o Telefónica. Las obras se licitarán este verano con el objetivo de que arranquen a finales de año, con una duración de 20 meses y un presupuesto que ronda los 4,5 millones de euros. Y todo el proyecto ha sido diseñado por personal de Emvisesa a partir de los fondos europeos Edusi para el desarrollo e integración de barrios con nivel socioeconómico bajo de la ciudad.

Junto a la concejal delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, Carmen Castreño, y el gerente de la Empresa Municipal de la Vivienda de Sevilla (Emvisesa), Felipe Castro, Espadas explicó que este espacio era «un vacío urbano, sin uso ni proyecto viable, un lugar peligroso que generaba problemas, un auténtico muerto en una zona de centralidad», mientras que ahora «servirá para poner el barrio en el mapa y ser referencia para otras ciudades».

Para el alcalde, ésta será una «pieza clave para regenerar la zona con elementos punteros de innovación y una línea en la que Sevilla podría especializarse».

El proyecto interviene en los 4.800 metros cuadrados de las naves, situadas en una parcela de más de dos hectáreas. Con él, se consolidará la estructura del edificio, se restaurará por completo para albergar las instalaciones de Sevilla Futura y se instalarán los módulos prefabricados previstos, además de establecer un sistema de autoconsumo energético.

Uso vecinal

Mientras que la nave situada más al este, es decir, la que colinda con las primeras casas de San Jerónimo, quedará abierta para uso vecinal, la actividad se centrará en esta primera fase en la nave oeste, que estará edificada en su totalidad, de 1.800 metros cuadrados. En su interior, se realizará una edificación de 1.600 metros cuadrados en tres plantas a base de módulos prefabricados con madera y policarbonato, respetando el exterior del inmueble.

En la planta baja habrá 304 metros cuadrados de despachos, almacenes y una sala de exposiciones; la primera planta contendrá 740 metros cuadrados de espacio para empresas emergentes y un centro de formación, mientras que la tercera, de 621 metros cuadrados, albergará una cafetería con vistas al río en la cubierta, despachos y salas de exposiciones y demostrativas.

La financiación proviene de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi), con el que Sevilla dispone de 15 millones para actuaciones en San Jerónimo y Norte, unos fondos europeos de los que 2,5 millones irán a esta actuación en las Naves de Renfe. Además, este proyecto cuenta con otros dos millones para eficiencia energética, financiados en un 20 por ciento por el Ayuntamiento y en un 80 por la Agencia de la Energía.