MOVILIDAD

Sevilla estrena la moto eléctrica de alquiler

Una empresa andaluza pone en marcha el servicio que comienza con 40 motocicletas controladas a través del móvil

La portavoz de la empresa prueba una de las motos en Sevilla - ROCÍO RUZ

Sevilla cuenta desde este jueves con un duro competidor del vehículo privado. La ciudad ha estrenado un servicio de motos eléctricas de alquiler que tarifa por minutos sin limitaciones de tiempo ni aparcamientos obligatorios. La iniciativa la ha puesto en marcha la empresa andaluza Muving tras implantarla con éxito en Cádiz, Málaga y Barcelona. Y en esta rápida expansión no podía faltar la capital hispalense que «es un lugar ideal para desplazarse a dos ruedas». Así lo considera la portavoz de la compañía, Bibiana Gago, que ha sido la primera en subirse a uno de estos vehículos amarillos que serán habituales en cada barrio.

La flota inicial está formada por 40 unidades, la mitad ciclomotores de 49 centímetros cúbicos y la otra, motocicletas de 125. Son completamente eléctricas, con lo que no producen emisiones y tampoco ruidos, el sonido que es parecido al de un molinillo de café. «A veces cuesta saber cuándo están arrancadas», ha asegurado Gago, que ha elegido el entorno del Altozano para la presentación oficial.

Otra de las ventajas del servicio que ha destacado es la facilidad para usarlo. «Todo se puede hacer desde el teléfono móvil, desde el alta como usuario hasta el envío de documentación y el alquiler de la moto». La aplicación es gratuita y está conectada a una plataforma de comunicaciones que permite localizar en vehículo en cada momento. «Por eso mismo no tenemos aparcamientos propios, cualquier lugar de la ciudad en el que esté permitido estacionar motos sirve para dejarlas», indica la portavoz. Eso sí, para dar por finalizado el servicio habrá que hacerlo dentro de un radio que incluye a barrios que van desde Los Bermejales, Nervión Los Remedios o Torneo.

La seguridad es otro de los aspectos que ha tenido en cuenta la compañía que facilita el casco a los usuarios, incluido siempre en el propio baúl de transporte. «El personal que se encarga del mantenimiento los limpia y las pone a punto», ha aclarado. Estos operarios son también los responsables de cargar las baterías y de velar porque los vehículos estén siempre disponibles.

«El alta del servicio es gratuita y se tarifa por minutos a razón de 0,18 céntimos». No obstante y con motivo del estreno, Muving ha lanzado una promoción que estará vigente durante 30 días en la que se regala el primer cuarto de hora a aquellos que se animen a probarlo. Ese tiempo gratuito se podrá ampliar si se convence a un amigo para que también lo pruebe.

+
Toda la actualidad en portada

comentarios