Universidad

Sevilla reúne en torno a la universidad el mayor congreso de su historia

Los 6.000 delegados ocupan Fibes al completo por primera vez en un foro que tendrá un impacto económico de 16 millones de euros

Una imagen de la conferencia ayer en Fibes
Una imagen de la conferencia ayer en Fibes - ROCÍO RUZ
MERCEDES BENÍTEZ Sevilla - Actualizado: Guardado en: Sevilla

Sevilla es desde ayer y hasta el próximo viernes sede de la la European Association For International Education, EAIE, un foro que ha reunido en Sevilla al mayor número de congresistas de su historia y que ha convertido a la ciudad en un punto de encuentro internacional. En el congreso, que ya se ha convertido en el de mayor magnitud que acoge la ciudad, participan 6.000 delegados procedentes de 95 países del mundo para debatir sobre la internacionalización de las universidades.

Se trata de un importante congreso, uno de los más destacados del mundo en esta materia, que no sólo implica la presencia en Sevilla de expertos de todas las nacionalidades, sino que ha supuesto que el auditorio del Palacio de Congresos y Exposiciones de Fibes se haya llenado por primera vez al completo ocupando sus más de 200.000 metros cuadrados de superficie. Es además el encuentro de más trascendencia y numeroso que se celebra en estas instalaciones y cuenta con participantes de todas las nacionalidades con el inglés como único idioma oficial. Era prácticamente el idioma que podía escucharse ayer por los distintos expositores ubicados en los enormes pabellones de Fibes. Desde los de Australia a California pasando por Japón, Chile, Rusia, Polonia y así hasta un total de 95 países distintos.

De hecho, durante el acto de inauguración no había traductores al español y los únicos que se dirigieron al auditorio en castellano fueron el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Ambos hablaron en español y tuvieron que ser traducidos por una intérprete. Se trata de un congreso que supondrá un importante impacto económico indirecto para la ciudad que el Ayuntamiento ha cuantificado en 16 millones de euros, según anuncio hace algunos días el propio delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento, Antonio Muñoz. Ayer fuentes de la organización de la conferencia daban otra cifra:cada uno de los 6.000 delegados implica un gasto directo de 1.000 euros en Sevilla.

Un impacto económico que supone también una inyección para el sector hostelero y de la restauración que ya se ha hecho notar ya que tras las intensas jornadas de debate en Fibes hay recepciones, comidas y cenas en numerosos restaurantes. Ayer esa presencia de extranjeros se sintió especialmente pues resultaba muy difícil encontrar un taxi.

La celebración del congreso tuvo otra consecuencia: se llenó el recién estrenado hotel Eurostars Torre Sevilla, ubicado en el rascacielos de la Cartuja. Las 142 habitaciones de las plantas 25 a la 36 han sido ocupadas por extranjeros. Casi todos ellos delegados del congreso de educación.

Además del factor económico, la conferencia supone un impacto internacional para Sevilla que el propio alcalde, Juan Espadas, se encargó de destacar durante su discurso de apertura. El alcalde, que dio la bienvenida a un repleto auditorio, invitó a los conferenciantes a que conocieran la ciudad y se conviertan en «en sus mejores embajadores». El congreso, cuyo tema central es en esta edición «Un mosaico de culturas», pretende impulsar la historia multicultural de Andalucía y el trabajo multifacético de los educadores internacionales.En cualquier caso se trata de debatir con numerosos especialistas en la materia sobre la importancia de la internalización de las universidades.

Toda la actualidad en portada

comentarios