MI OTRA VIDA

«Sevilla, Segovia y San Sebastián, las ciudades más bonitas de España»

Alberto Fernández Hurtado es el retratista que sucedió al sevillano Javier Jiménez Sánchez-Dalp en el programa de Bertín. Hasta el 28 de abril expone en Antares «De los hombres, los animales y las cosas»

Alberto D. Fernández Hurtado
Alberto D. Fernández Hurtado - ABC
PEDRO YBARRA Sevilla - Actualizado: Guardado en: Sevilla

Además de pintar, a Alberto David Fernández Hurtado le encanta caminar de una a tres horas diarias, porque según dice «me da la vida. Soy feliz sintiéndome parte del paisaje, libre...»

-¿Que pretendes mostrar con esta exposición?

-Traigo una muestra significativa de la obra que he realizado en los 10 últimos años. Yo lo llamo arte antropológico, pues todo el interés se basa en comprender al ser humano, y de este modo intento comprender la vida. Invito al espectador a reflejarse en cada uno de los cuadros, a que vuelque en ellos todas sus vivencias y así, a que saque sus propias conclusiones. Las obras las termina el que las mira, el público, y es él quien le otorga el significado. Por tanto cada obra tendrá un significado diferente dependiendo de quien lo miré, y yo lo hago con esa intención.

-¿Qué tienen en común Segovia y Sevilla?

-Quizá, junto con San Sebastián, sean las ciudades más bonitas de España. Cuando paseo por las calles estrechas de Sevilla o Segovia, observo sus fachadas, me fijo en esas piedras que llevan allí siglos viéndonos pasar. Nosotros pasamos y ellas siguen. Tengo la sensación de que son ellas quién nos observan, de que tienen vida propia, y me gusta creerlo así. Me gusta vibrar con el lugar, y en estas ciudades siento que lo consigo.

Retratados en el programa
Retratados en el programa- ABC

-¿Y en Semana Santa?

-Los castellanos somos más fríos. Esto será por el clima seguramente. Aquí se vive mucho de puertas hacia afuera y se comparte más el sentimiento, lo que invita a contagiarse de este. En mi tierra nos cuesta más expresar las emociones, pero en el fondo de la cuestión creo que la gente que vive la semana santa de verdad, busca el mismo fin durante estos días aquí y en Segovia.

-¿Pintarías alguna vez algo sobre la Feria?

-Sin dudarlo. Allí hay miles de historias diferentes. Me gustaría saber la de todos, preguntarme que tienen en común. Es muy bello colocarse en la vida a modo de observador en determinados momentos y tratar de mirar a los otros como si lo hiciera un extraterrestre. Así, sin ningún tipo de prejuicios y sin esperar nada concreto es como se debería mirar al otro y ver la vida. Creo que el amor de verdad se acerca mucho a esto.

-Pintor realista...

Se podría decir, pero considero que la pintura siempre es abstracción, e incluso antes de ser cualquier otra cosa es ante todo pintura, eso sí que es real, y de hecho es lo único real en un cuadro. Por eso me interesa mucho cómo pongo esa materia en el soporte para que la pintura quede patente.

-¿Retratista? ¿Es la modalidad en la que te mueves mejor?

-No, solo hago retrato cuando es porque alguien me lo pide, si no prefiero pintar algo que nos incumba más a todos. Creo que cada uno de nosotros es uno y todo al mismo tiempo. En los retratos trato de busca más la parte que nos corresponde como individuos, aunque todo buen retrato debe de ser como un reflejo del que lo mire. Opino entonces que un retrato debe cumplir esa doble función, mostrar a un individuo concreto, pero a la vez ser capaz de mostrar a todos y cada uno de nosotros.

-¿Paisajes humanos?

-Sí, sin embargo en los paisajes humanos no me interesa tanto la individualidad, sino que son retratos de un lugar y de las gentes que lo habitan, su cultura, sus costumbres, incluso su forma de emocionarse. Como te dije antes, todos nos emocionamos, aunque lo sintamos de diferente manera, incluso aunque no lo mostremos.

«Esperando el domingo», detalle del cuadro que protagoniza el cartel de la expo
«Esperando el domingo», detalle del cuadro que protagoniza el cartel de la expo- ABC

- ¿Prefieres pintar en directo o a través de fotografías?

- Esta no es una pregunta que me la plantee a priori. Depende de lo que quiera contar y como lo quiera contar. Al final siempre se pinta de memoria. El modelo te ayuda y te aporta coherencia en la construcción de un cuadro, ese modelo puede ser mental o físico, puede ser la propia realidad o una foto. No me obsesiono nunca por hacerlo de una manera u otra, las dos me parecen igual de válidas, y si fuera capaz de pintar sin modelo también lo haría, pero sin embargo a mí me ayuda y me gusta valerme de él.

- ¿Se puede ser retratista figurativo de vanguardia?

-Ser vanguardista fue un valor en el arte durante mucho tiempo, pero hoy ya no lo es. Yo ni me lo planteo. Tampoco me considero retratista, sino que me considero pintor. Prefiero hacer mi trabajo bajo unos valores distintos al de vanguardia, prefiero trabajar con sinceridad, con seriedad, con emoción y con sentimiento. Para mí esto es mucho más importante que ser o no vanguardista, y creo que muchos artista se echan a perder y echan a perder su obra por esa obsesión de creer que tienen que ir por delante. Hay cosas más importantes en el arte que ir por delante.

-Gran amante de los animales: presencia de perros en tu obra...

-Sí, utilizo los animales para hacer metáforas. Los hombres nos relacionamos con los animales de tres formas diferentes. Usamos al animal como compañía, como herramienta de trabajo y para comerlo. Acaso no son estas las mismas relaciones que mantiene el hombre con el hombre? Es duro pensarlo así, pero creo q estoy en lo cierto. De ningún modo trato de juzgar a nadie, pues considero que no soy quién. Cómo dije antes siempre me coloco en modo observador.

-¿Tu galería es la nuestra? Cual es tu balance al año de apertura?

-Impresionante. La gente nos lo está agradeciendo de verdad. Sin ánimo paternalista, sin embargo sí que considero que es algo que les interesa a los ciudadanos y a todos los que por allí pasan, pues así nos lo transmiten. En la galería trabajamos con los mismos valores que ya he comentado, y eso, de verdad, nos lo agradecen.

-¿De dónde llegan tus clientes?¿Hay muchos sevillanos entre ellos?

-Teniendo la galería en una ciudad como Segovia los clientes llegan de todos los sitios del mundo. Por supuesto también gente de Sevilla. En la exposición que estará este mes en Antares los Sevillanos tendrán la oportunidad de palpar mí pintura. Me gustaría ser capaz de emocionaros, de haceros reflexionar alrededor de las obras. Sin ninguna duda deseo que parte de esa obra se quede aquí para siempre. Aquí se está muy bien, je je je je je.

-¿Qué te aporta la televisión?

-La televisión me aporta visibilidad. En un mundo plagado de imágenes, tener la oportunidad de que mis obras sean de las más vistas es todo un lujo. Partiendo de la tele, muchísima gente se ha adentrado en mi mundo y a comenzado a seguir mis procesos, a interesarse por lo que hago. Al fin y al cabo uno de los intereses que yo considero primordial es que lo que hago se vea, de otro modo tan solo pintaría para mí. Sin embargo yo quiero compartirlo. Las relaciones humanas son así.

-¿De qué retrato de quienes han pasado por el programa televisivo te sientes más orgulloso?

-Sinceramente, de todos. Siempre hay alguien con quien parece que empatizas más, y esto me paso con Ángel Nieto. Quizá sea por mi pasado como ciclista, el mundo de la competición es muy particular, y sobre dos ruedas te juegas la vida literalmente en cada carrera. Pero hay algo que cada día te hace subir a la «burra». La competición tiene unos valores impresionantes, el sacrificio, el respeto al contrincante, la aceptación del triunfo y de la derrota, el compañerismo, el trabajo en equipo, etc.

-El segundo retratista de Bertín tras la participación en el programa del sevillano Javier Jiménez Sánchez Dalp...

-Para mí supuso una gran alegría que me escogieran en el programa para realizar los retratos. Ha sido todo un reto hacerlo por lo menos igual de bien que lo estaba haciendo él. Lo primero que hice fue mirar bien su obra y la verdad es que lo hace muy, muy, muy bien.

-Y esta semana en el programa invitan a Los Del Río...

-En el retrato de Los Del Río se les ve tan morenos que era muy diferentes a la mayoría de los retratos que había realizado para el programa. Y también están tan sonrientes que no estaba acostumbrado a hacer retratos de gente que sonría tanto

-Además de la pintura ¿qué otras aficiones tienes?

-La principal es observar lo cotidiano. Jugar a mirar como un extraterrestre. Me aporta cada día una visión nueva de las cosas y de la vida. A diario salgo a caminar de 1 a 3 horas con mis dos perros y con parte de mi familia por la sierra de Segovia. Simplemente esto me da la vida. Soy feliz sintiéndome parte del paisaje, libre...

Toda la actualidad en portada

comentarios