DÍA MUNDIAL DE LA SALUD BUCODENTAL

El «sin azúcar añadido» no significa que no la lleve

El agua o la leche son las bebidas más saludables para los dientes

Los niños deben ir a la revisión del dentista cada año
Los niños deben ir a la revisión del dentista cada año - ABC
AMALIA F.L. Sevilla - Actualizado: Guardado en: Sevilla

Prevenir las enfermedades bucodentales, con buenas costumbres y hábitos de higiene, evitará siempre problemas en la salud general, ya que ambas están muy relacionadas.

Las consecuencias de una mala salud oral no se hacen esperar: alimentación inadecuada, mala digestión, alteración fonética, aislamiento social, depresión, caries y exceso de placa o mal aliento.

Con motivo del Día Mundial de la Salud Bucodental, que se celebra hoy 20 de marzo, el Colegio de Dentistas de Sevilla quiere recordar a la población la importancia que tiene que los niños aprendan, desde su infancia, las técnicas correctas para mantener una boca sana toda la vida, reduciendo el riesgo de que los pequeños tengan caries o enfermedades periodontales.

Es también importante que el niño acuda a revisión, al menos, una vez al año, con su odontopediatra, quien se encargará de la prevención y tratamientos para la correcta salud bucodental de los más pequeños, creando además una relación positiva entre médico y paciente.

Empezar de forma temprana con hábitos de dieta saludable ayudará a una correcta salud oral, tanto en la dentición de leche como en la dentición permanente futura.

Para ello, según el colegio de Dentistas de Sevilla, hay que tener en cuenta la cantidad de azúcar que se ingiere al día. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no más de 5 cucharitas al día; las etiquetas «bajo en azúcar» o «sin azúcar añadido» no significan que no lleven azúcar; para el picoteo entre horas, mejor frutas, vegetales, yogur, queso o pan; el agua o la leche son las bebidas más saludables para los dientes.

Una dieta baja en azúcar, sal y grasas y alta en verduras y frutas reduce las enfermedades bucodentales y contribuye a una buena salud general.

Es, por ello, que los progenitores deben ser ejemplo y modelo en cuanto a salud oral y alimentación, señalan en el Coelgio de Dentistas. A la hora de elegir el dentífrico para los más pequeños, el dentista puede ayudar a escoger el más adecuado para los niños de entre 0 y 2 años. De 2 años en adelante, se elegirá una pasta de dientes con una concentración de flúor adecuada a su edad y a su riesgo de caries.

La cantidad de dentífrico que se debe colocar en el cepillo es similar al tamaño de un grano de arroz o guisante. Es muy importante, además, que los padres supervisen el cepillado de los niños, asegurándose de que estos llegan a todos los espacios de la boca. Asimismo, hay que tener en cuenta que el cepillado de antes de acostarse es el más importante.

El Colegio de Dentistas de Sevilla aconseja que los niños visiten a su dentista desde el segundo año de vida, al menos, una vez al año.

El principal motivo de angustia es el miedo a lo desconocido. Es importante explicarle en qué va a consistir la visita sin entrar en muchos detalles.

Este primer contacto con la clínica dental es fundamental porque marcará la conducta futura. Tiene como objetivo detectar y prevenir patologías, caries tempranas u otras anomalías.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios