Furgón policial con los acuados en su interior
Furgón policial con los acuados en su interior - EFE
JUICIO CONTRA «LA MANADA»

Un testigo no avala la versión de «La Manada» sobre la intención de la denunciante de mantener relaciones

El amigo con el que conversó la joven minutos antes de los hechos contradice la versión de los acusados

PAMPLONAActualizado:

El joven que habló por teléfono con la denunciante de una supuesta violación grupal en sanfermines de 2016 minutos antes de los hechos ha declarado hoy en el juicio que había «ruido» cuando conversaron pero no recuerda que le dijera nada de mantener relaciones sexuales con un grupo de chicos.

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra celebra hoy la novena sesión del juicio a puerta cerrada contra cinco acusados andaluces, que se hacen llamar «la Manada», por la presunta violación grupal a una joven que tenía 18 años cuando ocurrieron los hechos.

El joven, que ha declarado por videoconferencia, conoció a la mujer esa noche. La joven le llamó cuando ya estaba con los acusados, minutos antes de que tuvieran lugar los hechos en el centro de Pamplona.

El muchacho, que ha declarado a petición de las defensas de los acusados, ha dicho ante el tribunal que no recordaba muy bien la conversación que mantuvo con la mujer, según fuentes de la acusación.

Sin embargo, sí que ha dicho que no tiene recuerdo de que la chica le comentara nada de mantener relaciones sexuales con un grupo de jóvenes, versión que no avala lo dicho hasta ahora por los acusados.

Este ha sido el primer testigo de los cuatro citados para hoy por las defensas de los imputados, que también quieren interrogar a la policía municipal que tomó declaración a la chica y a dos detectives privados que la han investigado, quienes también declararán por videoconferencia.

Carlos Bacaicoa, abogado de la mujer, ha explicado a los periodistas antes del inicio de la sesión de hoy que los detectives deberán declarar sobre «los fotogramas de Instagram» de la denuncian.

También antes del inicio de la sesión, el abogado Agustín Martínez Becerra, defensa de tres de los cinco acusados, ha confirmado a los medios de comunicación que ha renunciado a la declaración de diversos testigos que propuso y que sólo lo harán cuatro.

Las defensas han renunciado a la declaración de cuatro amigos de Sevilla de los acusados y a la médico ginecóloga de urgencias que atendió a la mujer, entre otros testimonios.

Martínez Becerra ha argumentado que, «por decirlo de alguna manera», el juicio «ya está visto para sentencia».