El wakeboard, el SUP yoga y el kayak-polo pueden practicarse en la ciudad de Sevilla
El wakeboard, el SUP yoga y el kayak-polo pueden practicarse en la ciudad de Sevilla - ABC
OCIO Y DEPORTE

Tres originales actividades acuáticas para disfrutar este verano del río Guadalquivir sin moverse de Sevilla

Desde el vibrante y espectacular wakeboard, al relajante placer de practicar yoga sobre una tabla de paddle surf

SEVILLAActualizado:

El tramo fluvial del río Guadalquivir en su discurrir por Sevilla en el conocido como canal de Alfonso XIII es un centro deportivo y de ocio que la ciudad logra exprimir al máximo. En esta dársena de más de 13 kilómetros de longitud cerrada al norte por el tapón de San Jerónimo y al sur por la esclusa del puerto, se concentran numerosas actividades que se encargan de dotar de gran vida a este brazo muerto del río.

De este modo, tanto los sevillanos como los miles de visitantes a la ciudad hispalense cuentan con un amplio abanico de posibilidades para disfrutar del buen tiempo y las inmejorables condiciones de las aguas del Guadalquivir en su discurrir entre Triana y la ciudad.

Entre ellas destacan los deportes de piragüa y remo, que son sin duda las actividades que reinan en el Guadalquivir, gracias a la labor de numerosos clubes, asociaciones y empresas de la ciudad. Pero existen que sin resultar exigentes en lo físico permiten también disfrutar de momentos divertidos y refrescantes.

Wake Board en el Parque del Alamillo

Una chica disfrutando del wakeboard en el cable ski del parque del Alamillo
Una chica disfrutando del wakeboard en el cable ski del parque del Alamillo- SWP

Aunque no se trate de una actividad que se realice propiamente en el río Guadalquivir, la labor de la firma Sevilla Wake Park en el lago del Parque del Alamillo merece una mención especial. El wakeboard es una modalidad del esquí naútico que mezcla elementos de este deporte con otros propios del surf o el skate. En el parque sevillano ubicado al norte de la ciudad se puede practicar este deporte en su modalidad de arrastre por cable ski, en el que se prescinde de embarcación que haga la función de remolque y se sustituye por un cable de accionamiento eléctrico que recorre un circuito cerrado de ida y vuelta. En su trayecto, el «wakeboarder» se puede encontrar con obstáculos y diferentes elementos sobre los que poner a prueba sus habilidades para el deslizamiento.

Las instalaciones de wakeboard del Alamillo abrieron en el año 2010, aunque desde septiembre de 2015 sus responsables son dos jóvenes entusiastas de este deporte. Uno de ellos es Michel Martín, quien junto a su socio Sawe Oualiti, ofrece una escuela de wakeboard y cursos de iniciación de unos 15 minutos en los que el «99 por ciento de los usuarios consigue ponerse de pie y deslizarse sobre las aguas», asegura el propio Martín.

El precio del curso de iniciación de 15 minutos es de 15 euros incluyendo todo el material necesario para practicarlo. Además, se puede disfrutar de bonos de 3, 8 y 20 tiradas, consistiendo cada una de ellas en un período de 20 minutos de duración. El importe de cada uno de estos bonos es de 50, 100 y 200 euros.

El wakeboard atrae a personas desde los 4 o 5 años hasta los 60 años
El wakeboard atrae a personas desde los 4 o 5 años hasta los 60 años- SWP

Aunque parezca un deporte exigente, los expertos manifiestan que los únicos requisitos para practicarlo son saber nadar y tener muchas ganas de divertirse. En este sentido, señalan que tienen clientes desde los 4 o 5 años de edad hasta los 60 años. Su horario de apertura es de 10.00 de la mañana a 20.00 horas de la tarde y su calendario va desde principios de marzo hasta finales de diciembre.

Las reservas se pueden hacer a través de los teléfonos 696 250 988 o 651 42 86 80, en el correo electrónico info@sevillawakepark.com y en esta web.

Kayak Polo

Práctica del kayak polo frente a la calle Betis
Práctica del kayak polo frente a la calle Betis- Club Kayak-Polo Hispalense

A medio camino entre el piragüismo y el waterpolo, el kayak polo es un juego de equipo que en Sevilla fomenta de una especial manera el Club Sevillano de Piragüismo (CSP). Esta entidad comenzó su proyecto en 1997 con la ilusión de un grupo de 20 socios que se reunían en un aparcamiento junto a un modesto remolque de piragüas. Ahora, 20 años más tarde, el CSP ofrece la posibilidad de disfrutar entre otras muchas actividades del kayak-polo, un deporte en la que dos conjuntos formados por 5 jugadores de campo disputan un partido de dos tiempos de entre 7 y 10 minutos cada uno desplazándose sobre canoas e impulsándonse con una única pala de dos hojas. Gana el encuentro el equipo que consigue marcar más de goles al contrario.

Se trata de un juego realmente atractivo donde se combinan técnicas de piragüismo, táctica de juego y manejo de balón. El campo tiene unas dimensiones aproximadamente de 35×20 metros y las porterías están suspendidas en el aire a una altura de 2 metros sobre el agua. Estas tienen unas dimensiones de 1,5 metros de ancho por 1 metro de alto. Suele practicarse en piscinas, lagos e incluso rios que no tengan corrientes, por lo que la dársena es un lugar perfecto para disfrutar del kayak polo, sobre todo teniendo en cuenta que el reglamento determina que el área de juego debe ser una zona de aguas tranquilas de, al menos, 90 centímetros de profundidad y libre obstáculos,

Esta modalidad es relativamente moderna en España aunque en otros países viene practicándose desde hace décadas. Aquí en Sevilla, el CSP está intentando promocionar esta modalidad, consolidar un equipo y competir a nivel nacional. Por ello, se ofrece la posibilidad de probar esta disciplina a todo aquel interesado que contacte con csp@clubsevillanodepiraguismo.com o a través de los teléfonos 955 940 702 o 638 246 153.

SUP yoga

Clases de SUP yoga junto a la Torre Schindler de la Isla de la Cartuja
Clases de SUP yoga junto a la Torre Schindler de la Isla de la Cartuja- SUP Sevilla

Otra refrescante ejercicio que se puede realizar en aguas del Guadalquivir surge también como fusión de otras dos modalidades. Se trata del SUP yoga, una actividad que mezcla elementos del yoga y del paddle surf o surf de remo –también conocido como SUP por sus siglas en inglés (Stand up paddle)–. Como se puede entender, el SUP yoga consiste en realizar posturas de relajación y estiramientos sobre una ancha tabla de surf flotando sobre las aguas.

Según quienes lo practican, el SUP yoga aporta un plus a la práctica del yoga tradicional, al implementar elementos de la naturaleza y el ejercicio al aire libre con esta ya arraigada disciplina física, mental y espiritual. Y todo ello, sin contar con la posibilidad de que un refrescante chapuzón pueda ser el particular premio a un momento de desconcentración.

En la capital hispalense el club deportivo SUP Sevilla es pionero en dar a conocer y difundir la práctiva de estas actividades a través del asesoramiento y la instrucción, proporcionando el material técnico necesario para su correcto aprendizaje y evolución.

SUP Sevilla

Según su página web, en SUP Sevilla «un equipo profesional con gran experiencia en la enseñanza deportiva y en cada una de las disciplinas, se ofrece para hacer de tu experiencia algo inolvidable, con la posibilidad de formar parte de nuestro club deportivo y de este fabuloso mundo del surf en todos sus estilos». 

SUP Sevilla Club ofrece clases de iniciación al SUP yoga desde 30 euros, así como cuatro sesiones de práctica por 60 euros. Más información en el teléfono 652 12 36 29.