Sevilla

Trescientos sevillanos acompañan a Curro con sus palmas en la Fundación Tres Culturas

Los asistentes han participado en la grabación de la canción «Curro'25» compuesta por Vodevil Vargas para conmemorar el XXV Aniversario de EXPO’92

Curro este sábado en el Pabellón de Marruecos - FOTOGRAFÍA Y VÍDEO: RAÚL DOBLADO
PEDRO YBARRA Sevilla - Actualizado: Guardado en: Sevilla

El público se agolpaba desde minutos antes de las once de la mañana en el Pabellón de Marruecos de la Isla de Cartuja para escuchar por primera vez el himno «Curro'25», compuesta por el músico Vodevil Vargas y colaborar en la grabación definitiva, que ha vivido esta mañana su puesta de largo.

Con todas las invitaciones agotadas, la canción conmemorativa del XXV Aniversario de Expo’92 ha contado con la ayuda de los sevillanos, que aportaron ritmo y compás en el que será el primer evento previo al XXV Aniversario de Expo’92 organizado por la Asociación Legado Expo Sevilla, la Fundación Tres Culturas y el compositor de la canción Vodevil Vargas.

El acto ha contado con la presencia de José Manuel Cervera, director de la Fundación Tres Culturas, que reivindicó el papel de su fundación como institución que sigue manteniendo vivo el espíritu de la Expo. A su vez, Julio Cuesta, comisario del XXV Aniversario, incidió en la importancia de la Expo’92 en la historia de las Exposiciones Universales y en la realidad actual de la Isla de la Cartuja, lejos de una «imagen falsa de abandono». Para Cuesta, «apoyamos todo lo que se hace en relación a la Expo'92, porque siempre aúna voluntades y entusiasma al público asistente. Sobre todo en un lugar tan bonito el pabellón de Marruecos».

Posteriormente, Ángel Aramburu, presidente de Legado Expo, hizo hincapié en la labor «voluntaria y desinteresada» en el XXV Aniversario por parte de la asociación, que a su vez organizará la gran muestra conmemorativa del aniversario y para finalizar, Carmen Castreño, primera Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Sevilla, agradeció a los presentes su asistencia e incidió en que «el gran esfuerzo de Expo’92 no fue en balde».

Ambiente en el interior del Pabellón de Marruecos
Ambiente en el interior del Pabellón de Marruecos- RAÚL DOBLADO

Vodevil Vargas

Fue Ricardo Moreno, alias Vodevil Vargas, el encargado de introducir la canción «gamberra y divertida» y mostrarla sin las palmas a los allí presentes. A continuación explicó cómo seguir el compás que el artista iba marcando desde el entarimado. Para el compositor «este enclave es precioso y cuando lo visité en 1992 con 14 años recuerdo que había un espectáculo musical y lo mismo que ha sucedido hoy se abrió la cúpula ante nuestros ojos. Me quedé alucinado entonces y ahora. Es un pabellón precioso»

Ricardo Moreno es madrileño, «aunque de padre trianero y madre cordobesa, siempre a caballo entre Madrid y Sevilla», asegura. La implicación de la gente en este proyecto «ha sido genial: niños, mayores, avalancha de correos electrónicos, invitaciones agotadas, etc.»

Vodevil Vargas, es un guitarrista y compositor de prestigio internacional, que ha llevado Sevilla por el mundo. Su álbum «Betis, 41» ha tenido canciones premiadas en los Hollywood Music in Media Awards y en los Akademia Awards, motivo por el cual volverá el próximo 20 de abril a Estados Unidos para recoger el premio a la Mejor Canción de Rock. Recientemente ha recibido, además, la Medalla de Plata a la Creatividad y Originalidad, otorgada por los Global Music Awards (California, EEUU).

La canción: «Curro'25»

Todos querían una foto
Todos querían una foto- RAÚL DOBLADO

A este miembro de la Asociación Legado Expo hace un año y medio se le ocurrió componer «Curro'25», aunque confiesa que «la melodía inicial me la llevé grabada en el año 92 y la metí en un cajón hasta ahora». El 20 de abril se estrenará el himno del XXV aniversario con esta colaboración ciudadana «percusiva con palmas», de la que asegura que «es muy diferente a lo que hago normalmente».

La canción «Curro'25», inspirada en la propia mascota diseñada por Heinz Edelmann, nace de la inspiración que Vodevil Vargas recibió en la Exposición Universal hace 25 años, será «cultural, alegre, festiva y para todos los públicos». Para obtener la mejor calidad posible en la grabación se realizaron cuatro tomas: dos con la cúpula del patio abierta (que permitió que la luz de una jornada espléndida inundase el patio del edificio) y otras dos cerradas. Será instrumental, en busca de que el idioma no sea una barrera en un proyecto de carácter universal como la propia Expo’92.

El proceso de producción del tema ha llevado un año y ha contado con la colaboración de artistas de gran nivel como Toni Mateos (batería de Malú o La Voz) o el pianista que colabora con Pasión Vega. «La mezcla la he realizado con Luis del Toro, músico canario que cuenta con dos gramys».

La canción, incluyendo las palmas y jaleos grabados este sábado, será publicada el 20 de abril y, en su soporte físico, tendrá un formato que recordará directamente el pasaporte de Expo’92. Una edición limitada de Curro'25 se podrá conseguir exclusivamente en la expo conmemorativa que se va a celebrar en el pabellón de la Navegación.

Lucía Tejero, el corazón de Curro

Curro reclamado también este sábado para las fotografías
Curro reclamado también este sábado para las fotografías- RAÚL DOBLADO

El acto ha tenido además a Curro como invitado de excepción, quien apareció entre aplausos al final de la grabación como colofón del evento para fotografiarse con los asistentes que así lo desearon.

En el corazón de Curro se encontraba una vez más Lucía Tejero, quien ya lo encarnó durante la preExpo, Expo, Cartuja 93 y 94, y confesaba a ABC que «nunca hubiese pensado que a los 45 años me volvería a vestir de Curro». «Me ha encantado la experiencia de hoy, también porque mi familia materna es marroquí y este pabellón es de los que más me gusta. Cuando te conviertes en Curro «las sensaciones son increíbles. En cualquier lugar que aparezca Curro la gente le tiene adoración y cariño. Es una mascota que tiene mucha movilidad, hemos montado en triciclo o moto acuática». Aunque Lucía también recuerda el calor que se pasaba «cuando llegaban las altas temperaturas».

Los organizadores aprovecharon también el acto para tomar testimonios a los presentes, grabaciones que formarán parte de los contenidos de la exposición conmemorativa que se va a organizar con motivo del XXV aniversario. Allí se pudieron ver muchos coleccionistas, gorras, pasaportes, sellos, o incluso al final del evento, algunos de los asistentes que para aprovecharon para intercambiaban objetos antes de salir del edificio.

Toda la actualidad en portada

comentarios