Carsten Hoffmann, director general de Lufthansa para España y Portugal
Carsten Hoffmann, director general de Lufthansa para España y Portugal - IGNACIO GIL
TURISMO

«Vamos a aumentar los vuelos un 60% este invierno en Sevilla»

El grupo refuerza su apuesta por la capital hispalense con más frecuencias en las conexiones con Múnich, Fráncfort y Zúrich

SEVILLAActualizado:

El grupo alemán Lufthansa ha visto en Sevilla un destino ideal para el turismo y los negocios, una «mezcla perfecta» que sitúa a la capital andaluza en el centro de sus planes de expansión. Así lo confirma Carsten Hoffmann, director general de la compañía para España y Portugal, en una entrevista con ABC en la que ha avanzado el importante aumento de frecuencias que está previsto para el próximo invierno. Según explica, las conexiones se reforzarán un 60% durante la temporada de frío, con respecto a la programación del año pasado, lo que supondrá contar con seis vuelos semanales en lugar de cuatro a Fráncfort del Meno, idéntico número para Zúrich y cuatro en lugar de dos a Múnich.

«Desde que apostamos por Sevilla en 2015 no hemos dejado de ampliar la oferta», destaca el directivo de la compañía alemana. La decisión obedece a los buenos resultados que se han conseguido con niveles de ocupación por encima del 80% de forma general y del 90%, en las temporadas de mayor afluencia turística. «Ahora es buen momento para seguir creciendo, porque vemos la demanda y queremos dar una respuesta», destaca.

Otro de los motivos para plantearlo de cara a la próxima temporada es la promoción del Año Murillo en el que Lufthansa tiene puestas sus miras. La celebración del cuarto aniversario del nacimiento del pintor traerá consigo muchas más acciones de marketing, lo que aumentará el flujo de visitantes a la capital andaluza. El público alemán sigue apostando por Sevilla como destino cultural, no sólo con la llegada de más visitantes, sino con un mayor volumen de pernoctaciones, por lo que considera como un magnífico gancho todos los actos que se están preparando.

Miras de futuro

Este refuerzo de conexiones que prepara el grupo será duradero y repercutirá en las aerolíneas Swiss y Lufthansa, no en Edelweiss y Brussels Airlines, también filiales, que mantendrán la misma oferta. Aclara Hoffmann que «es la manera de proceder de la empresa» y recuerda que «al entrar en el mercado sevillano hace dos años se pudo ver que las rutas con Múnich y Fráncfort funcionaron bien desde el primer momento, por eso se han ido ampliando» como se hizo este verano, con un 25% más de las frecuencias.

Lo que sí parece más lejano es que todos estos planes de expansión permitan convertir a Sevilla en base de uno de sus aviones. Tal decisión supondría que una de las unidades de la flota partiera cada mañana para realizar sus rutas y volviera al final del día para hacer noche en el aeropuerto de San Pablo, contando con un hangar propio y con más personal para prestar los servicios. Sin embargo, «todavía no se ha planteado», responde escuetamente el responsable para el mercado español ante esa posibilidad. La iniciativa, que sí han tomado otras compañías competidoras como Ryanair, no entra en los planes de Lufthansa ni a corto ni a medio plazo. Tampoco operar rutas que viajen a países más lejanos desde el sur de España, pues «la estrategia es reforzar las conexiones con grandes aeropuertos que tienen una mejor conectividad», señala este responsable.

Varios aviones de la aerolínea Lufthansa que da nombre al grupo
Varios aviones de la aerolínea Lufthansa que da nombre al grupo- ABC

Destinos lejanos

«Creemos que es mucho mejor y más importante aumentar las frecuencias con las ciudades alemanas, porque eso influye directamente en el número de visitantes que llegan desde lugares lejanos como Arabia Saudí, Japón, China o India. Son turistas de mayor poder adquisitivo que pasan más noches en la ciudad, con lo que cualquier acción, bien como destino final o con escala intermedia repercutirá positivamente en la ciudad.

Sin embargo, Hoffmann admite conocer el «anhelo» de los aeropuertos medianos para hacerse con rutas lejanas y, desde luego, San Pablo no es la excepción.

Pero esa falta de oportunidades para captar vuelos transatlánticos se compensa con una mejor conexión con los llamados hubs, que son los aeródromos que las compañías usan como punto de transferencia para cubrir sus destinos. En esa estrategia se viene trabajando desde Sevilla, donde el incremento de rutas de trayecto corto ha sido exponencial. Sólo este año se ha estrenado casi una veintena y las perspectivas son positivas para el próximo.

En eso quiere seguir contribuyento Lufthansa, como se desprende de las palabras de su director general para España y Portugal, que aspira a contar con un vuelo diario para la mayoría de estas rutas. «Este invierno lo tendremos prácticamente para Fráncfort y Zúrich, que opera Swiss, y esperamos que también pueda darse para Munich», avanza. Eso ya formará parte de los planes del próximo ejercicio si se mantiene esta importante apuesta por la ciudad.