Una tuna sevillana a los pies del monumento de la Inmaculada
Una tuna sevillana a los pies del monumento de la Inmaculada - Díaz Japón
PUENTE DE DICIEMBRE

Vísperas del Día de la Inmaculada: la noche de las tunas en Sevilla

Este jueves volverá a reunirse los cánticos de las estudiantinas en torno al monumento de la Inmaculada de la Plaza del Triunfo

SevillaActualizado:

Esta noche regresarán las capas, cintas, bandurrias y panderetas a los pies del monumento de la Inmaculada de la Plaza del Triunfo, erigido por Collaut Valera en 1918, gracias a la tradición asentada de las tunas de la Universidad de Sevilla. Este año, como novedad, cantará por primera vez una estudiantina de chicas, la Tuna Novata Femenina, que solicitó su ingreso al consejo de tunos de la ciudad.

Los primeros homenajes a la Virgen se produjeron en 1617 mediante un desfile efectuado en honor a esta advocación mariana, según comenta Alfredo J. Martínez González, Profesor universitario de Historia del Derecho y miembro de la Tuna de Medicina, que ha investigado los orígenes de la festividad arraigada ya en Sevilla.

No obstante, afirma, los orígenes contemporáneos de esta tradición se remontan a 1927. En aquel año un grupo de jóvenes de la Congregación de «Los Luises» decidieron cantar la Salve ante el monumento y a partir de entonces se fueron sumando más personas y colectivos. «Ni siquiera durante la II República y la Guerra Civil dejó de cantarse la Salve a las doce de la noche».

A mitad de la década de los años 50, la Tuna Universitaria de Sevilla (TUS) —única estudiantina existente en aquel entonces— se unió, como una institución más, a rendir su homenaje a la Inmaculada y depositar un ramo de flores a sus pies. «Aquella tuna vivió en 1957 una fase transición, transformándose paulatinamente en la Tuna de la Facultad de Medicina y su presencia quedó registrada durante la noche del 7 al 8 de diciembre de aquel año», explica el investigador, quien ya expuso este descubrimiento en una conferencia celebrada hace unos días en el Paraninfo de la Universidad de Sevilla. Por este motivo, algunos de aquellos tunos fundadores volverán a revivir esta noche, junto a la Tuna de Medicina, aquello que iniciaron haca más de sesenta años.

Peritos Industriales

En 1959, la tradición se vio reforzada por la fundación de la Tuna de Peritos Industriales que hizo su primera salida precisamente para la Vigilia inmaculista, declarando a esta advocación como su patrona y llevando desde entonces un fajín blanco para atestiguarlo.

En 1961, se unió la Tuna de Derecho, fundada en la primavera anterior, y desde entonces diferentes estudiantinas que surgieron fueron agregándose oficiosamente a una tradición en la que participaban coros de campanilleros, asociaciones, y otras corporaciones musicales. Y cientos de personas son las que esperan este momento para disfrute de unas vísperas navideñas que han crecido notablemente.

Esta noche, las tunas hispalenses no sólo rondarán en la Inmaculada sino también en otros enclaves de la capital. Derecho cantará por la tarde en la capilla de la Hermandad de la Estrella; Medicina hará lo propio a la misma hora ante la Virgen de los Dolores de la Hermandad de Santa Cruz y a las 00:45 lo repetirá en la capilla de la Pura y Limpia del Postigo del Aceite; Filosofía y Letras actuará en la plaza de Los Venerables; Magisterio en la plaza de Santa Marta; Económicas ante la estatua de Don Juan Tenorio de la plaza de Refinadores; Turismo y Finanzas en la Fuente de Mercurio de la plaza de San Francisco.