Los hogares afectados por la pobreza han aumentado un 50% en los últimos años
Los hogares afectados por la pobreza han aumentado un 50% en los últimos años - rober solsona

Solo uno de cada tres hogares españoles no se encuentra amenazado por la exclusion social

El informe Foessa revela que la tasa de trabajadores pobres representa el 20% de la población asalariada

Actualizado:

Los hogares afectados simultáneamente por problemas de privación material y de pobreza monetaria han aumentado casi un 50% en los últimos años. Además solo uno de cada tres hogares en nuestro país no se encuentra amenazado actualmente por alguno de los 35 factores que determinan la exclusión social. Así lo revela el VII Informe sobre exclusión y desarrollo social en España realizado por la Fundación Foessa y presentado este martes por Cáritas Española.

«El núcleo central de la sociedad española que llamamos de integración plena es ya una estricta minoría, en la actualidad representa tan solo el 34,3% mientras que en 2007 superaba el 50%», explicó Francisco Lorenzo, miembro del Equipo de Estudios de Cáritas y coordinador de este informe, el más importante después de la Encuesta de Condiciones de Vida del INE. Los indicadores que señalan el riesgo de vulnerabilidad son por ejemplo no poder pagar la calefacción en invierno, dificultades para acceder a los medicamentos o no poder tener una alimentación adecuada, entre otros.

Desde el comienzo de la crisis, la exclusión social -que afectaba a 7,3 millones de personas en 2007 (16,3% de la población)- se ha intensificado hasta alcanzar 11,7 millones de personas, es decir que asciende ya al 25% de la población. Un 60,6% más que hace siete años.

Además, cinco millones de personas (10,9%) se encuentran ya afectadas por situaciones de exclusión severa. «Hay que tener en cuenta que 2 de cada 3 personas excluidas ya estaban en esa situación antes de la crisis. Esto demuestra que el crecimiento económico de por sí no genera equidad por lo que debemos decir 'no' a la economía de la exclusión», afirmó el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora.

Más protección social

El empleo, la vivienda y la salud son los ámbitos que más han influido en el aumento de la fractura social, según esta encuesta, en la que han participado más de 90 expertos y 30 universidades y en la que se analizan los dos últimos años del Gobierno de Zapatero y los dos primeros de Mariano Rajoy.

De los 11,7 millones de excluidos, el 61,7% sufren exclusión de la vivienda y el 46% de la salud. Además la tasa de trabajadores pobres se ha mantenido antes y durante la crisis entre el 15 y el 20% de la población asalariada. «Esto demuestra que cualquier tipo de crecimiento y cualquier empleo no nos va ayudar a superar la crisis», aseguró Lorenzo, quien calificó de «fracaso total» el actual modelo económico.

Ante esta realidad, el secretario general de Cáritas aseguró que «para evitar la pobreza es necesario incrementar los esfuerzos en protección social» y «garantizar un sistema de ingresos mínimos». En este sentido, puntualizó que medidas como el Plan Nacional de Inclusión 2014-2016, el plan integral de apoyo a la familia, el incremento al 0,7% de la cuota íntegra del IRPF para fines sociales, la estrategia de Juventud 2020 «son esfuerzos insuficientes que no copan las necesidades de las personas más empobrecidas».

En la otra cara de la moneda, el informe revela que la crisis no ha logrado acabar con el mayor enorme capital social de los españoles, la familia. «Hay que resaltar el papel esencial de las familias. Ellas han sido un colchón por eso entendemos que las mejores políticas sociales son las que se sustentan en la institución familiar», indicó Mora.