Tecnología - Redes

El niño que «hackeó» la cuenta de Xbox de su padre

Un pequeño de tan solo cinco años descubrió un grave fallo de seguridad en la popular consola de Microsoft

Muchos niños parecen poseer un sexto sentido a la hora de relacionarse con la tecnología. Kristoffer Wilhelm von Hassel, un pequeño que con tan solo cinco años de edad ha sido capaz de descubrir un importante fallo de seguridad en la consola Xbox, es un claro exponente de esta situación.

Según podemos leer en el blog especializado en tecnología «Gizmodo», los padres de Kristoffer activaron el sistema de control parental la Xbox One para evitar que el niño pudiera acceder a contenidos inadecuados para su edad. Sin embargo, la innata curiosidad del pequeño le llevó a descubrir la forma de acceder a la cuenta de su padre y cambiar la configuración de la misma.

El fallo en cuestión proporcionaba acceso a cualquier cuenta de la popular consola de Microsoft protegida por contraseña y consistía en escribir una contraseña incorrecta en la pantalla de acceso para, después, introducir tantos espacios como números de caracteres tuviera la clave de dicha cuenta.

Después de lograr introducirse de esta forma en la cuenta de su padre, el niño sintió miedo la reprimenda que podría recibir en caso de que sus progenitores descubrieran lo que había hecho y confesó su pequeña travesura tecnológica. El padre, tras comprobar que el fallo era cierto, lo puso en conocimiento de Microsoft, quien ya ha corregido este problema.

La compañía de Redmond decidió premiar al pequeño Kristoffer von Hassel, que ya se ha convertido en una pequeña celebridad en los medios estadounidenses, con cuatro juegos, cincuenta dólares para gastar en la Microsoft Store, y un año gratis de suscripción al servicio Xbox Live.

Además el niño ha sido incluido en la lista de expertos con la que agradece a todas aquellas personas que han ayudado a descubrir grietas y fallos en los sistemas online de la compañía. Seguramente es el miembro más joven de este selecto grupo, aunque puede que no sea la única vez que aparezca en él. Y es que los padres de este pequeño hacker de San Diego aseguran que no es la primera vez que se las ingenia para averiguar contraseñas ajenas.

comentarios