Uno de los rincones de Pensao Amor, local de moda en la noche lisboeta
Uno de los rincones de Pensao Amor, local de moda en la noche lisboeta
Lo último

Lisboa es la capital de moda: ¿quieres saber los motivos?

La capital portuguesa vive un enorme boom turístico. Recorremos sus calles en busca de lo más nuevo

LisboaActualizado:

El «boom» turístico de Lisboa resulta palpable sólo con un paseo por la Baixa, la única parte llana de la ciudad. El verano se confunde con el otoño, los cruceros se dan el relevo para atracar en el puerto, los restaurantes rebosan, los habitantes autóctonos alquilan cientos de pisos… y no dejan de abrir sus puertas más y más hoteles.

Desde principios de este año, se han inaugurado ya 12 establecimientos de estas características, y aún aguardan otros nueve más. Total: 21 en este 2015, año del despegue definitivo del sector en la capital del fado. La cantidad de hoteles en funcionamiento se va a aproximar entonces a los 200, albergues y hostales aparte.

El aeropuerto de Portela, recién ampliado y con una fácil conexión en Metro, acaba de batir récords en julio, con más de dos millones de pasajeros sólo en ese mes.

No hay duda: Lisboa está de moda. De hecho, en 2014 fue donde más se incrementaron las pernoctaciones a lo largo y ancho de toda Europa. Además, esta explosión es el contrapunto perfecto para compensar la fuerte crisis económica que asola el país.

Los lisboetas se lanzan a colocar en internet decenas de casas disponibles para estancias cortas, que son las más demandadas. Y numerosos edificios destartalados se renuevan a golpe de lavado de cara urbanístico, toda una fuente de ingresos para las arcas municipales a través de la concesión de licencias.

El Mercado da Ribeira (Avenida 24 de Julho, 50) se ha convertido en uno de los lugares más visitados. El enclave, de grandes dimensiones (más incluso que los madrileños de San Miguel y San Antón juntos), permite realizar la compra de la manera más tradicional, pero lo que arrasa de verdad es su enorme área para la nueva restauración portuguesa e internacional.

Pois Café, en Lisboa
Pois Café, en Lisboa

Los cafés con ambiente «cool» proliferan por doquier, como Pois (Rua Sao Joao da Praça 93), Noo-Bai (Mirador de Adamastor) o Tati (Rua Ribeira Nova 36). Y triunfan las cenas en las terrazas pegadas a la catedral, antes de los miradores de Portas do Sol, Santa Luzia y Graça.

El ocio nocturno se ha diversificado de forma considerable. Al tradicional feudo del Barrio Alto se suman otras dos zonas en alza: Intendente y Cais do Sodré, donde sobresale Pensao Amor (Rua do Alecrim 19), un antiguo burdel reconvertido en concurrido bar ‘fashion’.

Y, por supuesto, la Alfama, con sus callejuelas empedradas y toda una ruta de casas de fado, como Casa de Linhares (Beco dos Armazéns do Linho 2) o Parreirinha (Beco do Espírito Santo 1).