Postres para sorprender a tu pareja en San Valentín

Tartas, bizcochos o galletas para celebrar el Día de los Enamorados (o cualquier día del año)

Actualizado:

El 14 de febrero se celebra San Valentín, el santo más romántico que invita a las parejas a celebrar el Día de los Enamorados. Como es miércoles y quizá el día no invita mucho a salir a cenar -es Miércoles de Ceniza y juega el Real Madrid contra el PSG su partido de Champions- se puede recurrir a la imaginación para cerrar una cena con un toque especial. Galletas con forma de corazón, tartas, bizcochos o trufas nos harán recordar que aunque el amor se alimenta a diario el 14 de febrero podemos y debemos celebrarlo.

12345
  1. Galletas de corazón

    Las galletas son perfectas para acompañar el café y cerrar una cena romántica. Para empezar tenemos que tener la mantequilla a temperatura ambiente para mezclar con el azúcar. Con esta mezclas homogénea se añade harina, un huevo y una pizca de sal. Con las manos hay que trabajar bien la masa hasta conseguir formar una bola que cubriremos con film transparente para dejarla en la nevera al menos una hora para que se endurezca y poder dar la forma que queramosPasado ese tiempo extenderemos la masa con un rodillo y con un molde cortador con forma de corazón iremos haciendo las galletas uniendo cada cierto tiempo la masa para no desperdiciar nada.

    Se hornean las galletas durante unos 20 minutos a 175 grados hasta que están doradas.

    Ingredientes

    -200 gramos de mantequilla -75 gramos de azúcar glas- 1 huevo - 300 gramos de harina- Una pizca de sal

  2. Bizcocho de Red Velvet

    La tarta Red Velvet es quizá la más clásica de San Valentín aunque también es una de las más complicadas en su elaboración por la cantidad de los ingredientes, la forma de hornear y el relleno pero merece la pena intentarlo. Lo primero que hay que hacer es mezclar la harina, el cacao y el azúcar vainillado, la levadura y el bicarbonato. En otro bol mezclar el «buttermilk» (se puede comprar en los supermercados o hacer en casa con leche y una cucharada de vinagre blanco o limón, se deja unos cinco minutos hasta que la leche parezca cortada) con el zumo del limón y los huevos batidos. Agregar el colorante rojo y mezclar bien para que el color quede uniforme.

    Mezclar la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa, agregar la harina y el buttermilk teñido, mezclar todo bien hasta tener una masa líquida y homogénea.

    Precalentar el horno a 180 grados y poner la masa en tres moldes (se puede hacer en uno y cortar una vez horneado en tres partes pero el resultado no será el mismo). Hornear unos 30 minutos, dejar enfriar y meter a la nevera envolviendo cada bizcocho en film transparente.

    Crema de queso para el relleno

    Mezclar bien con la batidora 400 gramos de queso en crema, 450 gramos de azúcar glas y 150 de mantequilla y untar entre bizcocho y bizcocho la mezcla de crema de queso alternando capas de bizcocho y crema hasta recubrir el exterior del bizcocho. Decorar al gusto.

    Ingredientes

    280 gramos de harina

    125 gramos de mantequilla o margarina

    300 gramos de azúcar

    275 ml. de buttermilk

    2 huevos

    20 gramos de cacao en polvo y 10 gramos de vainilla

    2 cucharadas de colorante rojo

    1 limón

    3 cucharaditas de levadura y una de bicarbonato

  3. Bizcocho de chocolate

    Dicen del chocolate que es el afrodisíaco número uno por eso este postre además de rico y rápido será perfecto para disfrutar en pareja. Si además lo tuyo no es la cocina pero quieres sorprender a alguien especial no hay duda de que esta es tu receta.

    Este postre puede hacerse con yogur natural o con leche. Si optamos por el primero, el vaso del yogur lo usaremos de medida si bien optamos por la leche tomaremos como medida un vaso grande.

    La elaboración no tiene mucho misterio. En un bol batiremos tres huevos a lo que añadiremos un vaso de leche (o el yogur), dos vasos de harina, un vaso de azúcar (los más golosos pueden poner dos), un vaso de aceite, uno de cacao en polvo y un sobre de levadura. Se bate todo bien hasta conseguir una mezcla homogénea y sin grumos. Dejamos reposar unos minutos mientras se precalienta el horno a 180 grados y se unta un molde para bizcochos con mantequilla.

    El horneado será de unos 30 minutos aunque habrá que introducir una varilla para comprobar que sale limpia eso nos indicará que el bizcocho está listo.

    Si quieres se puede decorar. Para ello habrá que cortar la parte superior del bizcocho y dejarlo liso. En cualquier supermercado encontrarás corazones de chocolate o bolitas de colores con los que decorar el postre. Espolvarea con azúcar gras y decora a tu gusto.

    Ingredientes:

    Tres huevos Un vaso de leche o un yogurDos vasos de harinaUno o dos vaso de azúcar (según el gusto)Un vaso de aceiteUno de cacao en polvoUn sobre de levaduraMantequilla para untar el molde

  4. Tortitas

    Para hacer tortitas no es necesario saber mucho de cocina así que no hay excusas para no preparar esta receta fácil y clásica. La única dificultad estará en darle forma de corazón a la tortita para lo que puedes usar un molde o hacerlo directamente a mano. Si no quieres empalagarte de amor haz las clásicas tortitas redondas.

    En un recipiente tipo jarra poner la misma cantidad de harina que de leche. Para ello utilizamos un vaso grande como medida. A la leche y la harina se añaden dos huevos, una cucharada sopera de aceite y otra de azúcar. Para aquellos que les gusten las tortitas esponjosas se le puede añadir una cuchara de tamaño café de levadura.

    Se bate todo bien hasta conseguir una masa uniforme sin grumos y se deja reposar unos 15 minutos. A continuación en una sartén con una pizca de aceite se deja caer la masa dándole la forma que queramos.

    Ingredientes

    -Harina

    -Leche

    -Huevos

    -Aceite

    -Azúcar y levadura

  5. Trufas aptas para celiacos

    No hay nada más rico que unas trufas de chocolate al final de la comida. Para preparar unas caseras aptas para celiacos lo primero que hay que hacer es partir el chocolate en trozos y fundirlo al baño María.

    En un bol grande se vierte la nata montada y se añade, poco a poco, el chocolate que acabamos de derretir mientras se bate constantemente con la ayuda de una varillas de cocina.

    A continuación se añaden las yemas de huevo, el azúcar y la mantequilla previamente derretida y al igual que antes, se va mezclando todo lentamente mientras se remueve con las varillas hasta conseguir una masa homogénea. Se pone la mezcla en la nevera durante unas cuatro horas para que quede bien fría.

    Pasado este tiempo, se retira de la nevera, nos espolvoreamos las manos con azúcar glas y con la ayuda de una cuchara se va cogiendo la masa y se van haciendo bolitas.

    Cuando ya están las bolitas preparadas, se rebozan con los fideos de chocolate y se ponen en unos moldes de papel. Cuando las trufas ya están preparadas, se ponen en la nevera durante unas 12 horas y ya estarán listas para servir.

    Ingredientes para tres personas

    180 gramos chocolate fondant (ver lista de alimentos aptos para celíacos)

    225 gramos azúcar glass (ver lista de alimentos aptos para celíacos)

    50 gramos nata montada

    25 gramos mantequilla

    2 yemas de huevo

    Fideos de chocolate (ver lista de alimentos aptos para celíacos)

    Fuente: Asociación de Federaciones de Celiacos de España