Descenso «fuera de pista» desde el Pic du Midi
Descenso «fuera de pista» desde el Pic du Midi
NIEVE

Tourmalet: así es la nueva pista de esquí «Tour de Francia»

Más de un siglo después de que el ciclista Octave Lapize coronara por primera vez el Tourmalet en 1910, la estación Grand Tourmalet cuenta con la pista del «Tour de France»

Actualizado:

En verano es el lugar de culto del ciclismo; en invierno, el templo del esquí. A partir de esta temporada, el mayor dominio esquiable de los Pirineos franceses, Grand Tourmalet (2.877 m), situado en la región de Altos Pirineos, se convierte no sólo en la meca de ciclistas sino de esquiadores gracias a la nueva pista del «Tour de France». Trazada sobre la ruta del Col du Tourmalet (2.115 m), en el mismo lugar donde transcurre la octava etapa del Tour de Francia, sustituye la anterior pista azul de «Maintenon».

[InfoEsquí: Comprueba el estado de la nieve en las estaciones del Pirineo francés]

Ya es un hecho. 108 años después de que el ciclista francés Octave Lapize coronara por primera vez la cima del Tourmalet en 1910, la estación de nieve de Grand Tourmalet ya cuenta con la pista del «Tour de France». Está trazada sobre la ruta de Col du Tourmalet; en el paso por el puerto de montaña de Tourmalet que conforma la octava etapa del Tour de Francia. La «montaña del mal retorno», como también se conoce el Grand Tourmalet, se convierte así en todo un símbolo y un desafío para esquiadores y snowboarders.

Grand Tourmalet-Barèges y Grand Tourmalet-La Mongie son dos mega estaciones de nieve en una que cuentan con ambientes diferentes y disponen de 100 kilómetros esquiables, 70 pistas y 34 remontes que culminan a 2.500 metros de altura. Por su parte, Grand Tourmalet-Barèges ofrece la autenticidad y la apacible tranquilidad de un pueblo típico pirenaico, con graneros y casetas de pastores de madera y pizarra; pistas en medio del bosque con auténticos paisajes; y, hasta tres restaurantes de altura. El Paso del Tourmalet y Ayré son visitas más que imprescindibles en Barèges. Por su parte, los expertos y aficionados al esquí de alta montaña disfrutan aquí de grandes espacios de nieve virgen como el descenso de freeride del Pic du Midi de Bigorre o la nueva zona de deslizamiento de «Le Park des Etoiles» (El parque de las Estrellas). Los esquiadores más expertos tampoco deben perderse el descenso más increíble del Pic du Midi, por la vertiente de Barèges.

El paraíso del freeride

Vista de los Pirineos franceses desde el Pic du Midi
Vista de los Pirineos franceses desde el Pic du Midi

Grand Tourmalet-La Mongie –con acceso directo a las pistas– permite salir con los esquís puestos desde casa y disfrutar de un excepcional ambiente de alta montaña; de las bajadas de antorchas; de los descensos en trineo desde el Tourmalet; y de rutas con raquetas de nieve al atardecer. Aquí se encuentra el auténtico paraíso del freeride. Y es que los principales descensos de freeride en los Pirineos tienen lugar en Grand Tourmalet-Pic du Midi. Éste es el espacio más amplio de freeride y el sueño de los más experimentados.

En la vertiente de La Mongie, en Artigues «Coume Peak», los amantes del freeride cuentan con 1.700 m de desnivel a su disposición en una pista de 10 km de descenso. Cada hora, entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde, un autobús gratuito traslada a los freerides al pie de pistas de La Mongie. Desde aquí suben a Taoulet (a 2.341 m) y emprenden los itinerarios de «La Jaune», «La Verte» o «La Violette». De regreso, pueden elegir entre la vertiente de Barèges o coger el telesilla del Tourmalet (1.400 m).

Ski & Spa en la gran montaña

El ascenso al Pic du Midi en teleférico dura quince minutos
El ascenso al Pic du Midi en teleférico dura quince minutos - ANTOINE GARCIA

El Ski & Spa forma parte del adn del dominio esquiable de Grand Tourmalet. Desde antaño, los pequeños pueblos de Bagnères de Bigorre y Barèges han sido centros de bienestar. Sus centros termales de principios del siglo XVII se distinguen por la arquitectura clásica y por estar construidos con mármol de los Pirineos, por los espacios naturales que los rodean y por las aguas termales que brollan a más de 50º C y que son ricas en calcio y sulfato de magnesio. Este es el caso del balneario de Barèges muy famoso desde principios del siglo XVII, por ser el más elevado de los Pirineos.

En la localidad de Bagnères de Bigorre se encuentra el prestigioso centro termal «Aquensis» donde esta temporada puedes descubrir la nueva técnica de masajes Deep Tissue. Arrasa en Estados Unidos y Canadá, y se concentra en los nudos musculares para profundizar sobre los músculos y oxigenar los tejidos blandos. Gracias al aceite de masaje, las presiones se propagan sobre el cuerpo y los puntos de apoyo desbloquean las zonas de tensión. Ideal para deportistas, está especialmente indicado para recuperarse tras una jornada de esquí. Una hora de masaje Deep Tissue: 85€. El masaje a medida es una experiencia única que se adapta a cada necesidad. Una hora de masaje a medida: 78€.

Un mirador espectacular

Esta temporada puedes vivir una nueva experiencia en el Hyper Belbévère del Pic du Midi. La nueva pasarela metálica de 10 metros de largo se encuentra suspendida a 2.877 metros de altura y ofrece un paisaje espectacular, con una extensión de 300 kilómetros sobre los Pirineos. El ascenso al Pic du Midi a bordo del teleférico dura 15 minutos y es toda una experiencia. Una vez en la cima se alza el Observatorio, un templo para la observación del universo con 600 metros cuadrados de terrazas sobre el Pic du Midi. En su interior, el museo narra la historia de la construcción del templo.