El bacalao es el producto estrella de los platos tradicionales de Semana Santa. Fuente: tusrecetas.tv
El bacalao es el producto estrella de los platos tradicionales de Semana Santa. Fuente: tusrecetas.tv

Platos para descubrir en la Semana Santa de Sevilla

La Semana Santa es una festividad tradicional que tiene asociada una gran variedad de recetas que degustar en estas fechas

Actualizado:

Sevilla (así como Andalucía en general y muchas otras regiones de España) se llena durante las fechas de Semana Santa de una gran cantidad de turistas venidos de todas las partes del mundo, que ven en estas vacaciones una ocasión ideal para conocer la capital hispalense. Y junto con la festividad religiosa, en estos días se pueden degustar en bares y restaurantes un gran número de platos que se convierten en estrellas culinarias temporales.

El bacalao, el rey de los platos

La Semana Santa es una fiesta religiosa con una historia de siglos a sus espaldas, y por tanto los platos típicos también se basan en recetas tradicionales que se han mantenido intactas en el tiempo. Desde la cuaresma, periodo en el que tradicionalmente se tenía que dejar de comer carne, cobran especial importancia las legumbres y el pescado, y sin duda las recetas más codiciadas son las que incorporan el bacalao.

El bacalao se puede preparar en estas fechas de diferentes formas, aunque las más tradicionales son en forma de guisos, como el guiso de patatas y bacalao, o el potaje de cuaresma, en el que se pueden mezclar diferentes verduras con garbanzos y bacalao. Sin embargo en los restaurantes más selectos también se pueden ver recetas mucho más innovadoras, aunque teniendo siempre al bacalao como protagonista del plato.Plato de torrijas, el postre más típico de la Semana Santa sevillana. Fuente: tusrecetas.tv

Postres típicos de Semana Santa

Pero si hay unos platos que en realidad aparecen con la Semana Santa, y desaparecen al terminar el Domingo de Resurrección, esos son algunos de los postres típicos. Entre ellos el más conocido es la torrija, con una base de pan frito bañado en leche y miel. Pero no es el único postre de Semana Santa, y viene acompañado de los famosos pestiños, de los buñuelos de viento, o de los huesos de santo.

Por supuesto, todos los visitantes que vienen a Sevilla con motivo de la Semana Santa, no deben quedarse sólo en los platos típicos de estas fechas. Los bares y restaurantes de la ciudad disponen de una oferta gastronómica incomparable, donde platos como el jamón, le pescaíto frito, el gazpacho, la cola de toro, o el cazón en adobo, conseguirán que cualquiera se enamore de la cocina sevillana.