Viajar - Restaurantes

El restaurante con una estrella Michelin donde se puede comer por 1,5 euros

Incluido en la prestigiosa guía, un puesto de comida callejera de Singapur sirve pollo a la cantonesa por el precio de una tapa

Chan Hong Meng, en Hawker Chan, su nuevo restaurante abierto en Singapur
Chan Hong Meng, en Hawker Chan, su nuevo restaurante abierto en Singapur

Por increíble que parezca, se puede comer en un restaurante con estrella Michelin por un euro y medio, el precio de una tapa. Eso es lo que cuesta un plato de pollo con salsa de soja a la cantonesa en el puesto callejero Liao Fan Hong Kong Soya Sauce Chicken Rice & Noodles, que Chan Hong Meng regenta en el número 335 de la calle Smith, en pleno barrio chino de Singapur. Su local era propio de las guías de la ciudad que recomiendan puestos de comida callejera, esa nueva tendencia global que hace furor. Pero jamás se habría imaginado que iba a ganar una de estas codiciadas estrellas.

Chan Hong Meng
Chan Hong Meng

El pasado verano, durante el lanzamiento de la primera guía Michelin de Singapur, el puesto de Chan fue elegido junto a una treintena de restaurantes que iban desde los elitistas Robuchon o el selecto establecimiento de sushi Shoukouwa hasta otros locales de comida callejera. Su incorporación suponía el reconocimiento en la Biblia de la gastronomía de la comida callejera de Singapur, que se ha puesto de moda por su creciente influencia sobre una oleada de jóvenes «chefs» que apuestan por platos más exóticos y desenfadados.

Varios platos del restaurante de Chan Hong Meng, en Singapur
Varios platos del restaurante de Chan Hong Meng, en Singapur

A esta nueva tendencia también ha contribuido la enorme riqueza, tanto cultural como económica, de Singapur. Con cinco millones y medio de habitantes, venidos de China, Malasia y la India, esta pujante ciudad-Estado del Sudeste Asiático es uno de los principales centros financieros y comerciales del mundo, así como uno de los lugares con la renta más alta. Gracias a su prosperidad y su diversidad étnica, en Singapur conviven lujosos restaurantes con abigarrados mercados callejeros en los que hay hasta 15.000 puestos como el de Chan Hong Meng, donde los platos cuestan entre tres y 13 euros.

El pollo, casi listo para llegar al plato, con la salsa de soja especialidad de la casa
El pollo, casi listo para llegar al plato, con la salsa de soja especialidad de la casa

«No sabía nada sobre la Guía Michelin, pero sí que era un tipo de cocina muy alta», cuenta a la CNN este chef de 52 años, quien llegó a pensar que la concesión de una de sus estrellas era una broma. Para aprovechar la fama sobrevenida, a finales del año pasado se asoció con la empresa Hersing Culinary, especializada en gestionar cadenas de éxito, con el fin de expandir el negocio y abrir un segundo local.

Chan, con la guía Michelin
Chan, con la guía Michelin

Ubicado en el número 78 de la calle Smith, también en el barrio de Chinatown, su nuevo establecimiento tiene capacidad para 80 comensales. Salvo algunas incorporaciones nuevas a la carta, como el tofu al estilo tailandés o la clásica sopa «wonton», todos los platos son los mismos del puesto callejero. La principal novedad: que hay mesas y aire acondicionado. Por estas «comodidades», los precios son un poco más caros, pero el famoso pollo con salsa de soja no vale más de 3,80 dólares de Singapur (2,5 euros).

«Como la clientela aquí es más exigente, tenemos que encontrar un precio que permita que todos crean que es justo», razonaba Chan durante la inauguración, en la que se formó una larga cola de clientes locales y turistas. En la apertura también se supo que el chef, a quien se puede encontrar en los fogones del nuevo restaurante, había recibido ofertas de empresas que querían comprar su receta del pollo con salsa de soja y arroz por hasta dos millones de dólares, como «honorario garantizado de la cooperación». Una oferta más que suculenta por sus delicioso, y también económico, menú.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios