Turismo de aventura a lomos de un caballo para conocer Andalucía
Turismo de aventura a lomos de un caballo para conocer Andalucía

Turismo de aventura a lomos de un caballo

El otoño es una época maravillosa para ir a la montaña y disfrutar de la gama cromática con la que se visten los bosques, y una de las mejores formas de verlo es a lomos de un caballo

SevillaActualizado:

Andalucía tiene innumerables rincones por descubrir, y una gran variedad de tipos de turismo para recorrerla y conocerla de cabo a rabo, desde el monumental o gastronómico, hasta el rural y de aventura. Y el otoño es una de las épocas más propicias para salir a las montañas, bosques, y parques naturales, porque no hace demasiado calor ni demasiado frío, y porque los diferentes parajes se tiñen de tonos verdes, amarillos, marrones, pardos y rojizos, creando un lienzo que merece la pena contemplar.

Vistas a lomos de un caballo

Y una de las mejores formas de disfrutar de lo que tienen que ofrecernos los distintos parajes naturales de Andalucía es hacerlo a lomos de un caballo. Los motivos son muchos. Por un lado, es una aventura, ensillar tu caballo y salir de excursión con el grupo, y además una aventura al alcance de todos, que pueden hacerlo hasta los niños. Con un caballo se puede abarcar mucho más terreno, y llegar a lugares difícilmente accesibles a pie en poco tiempo, pudiendo detenernos en aquellos rincones a los que queremos prestar mayor atención. Y a caballo podemos olvidarnos de tener que prestar atención al suelo a nuestros pies, y centrarnos en las vistas que nos rodean desde una altura privilegiada.

Vista panorámica de la Sierra de Segura
Vista panorámica de la Sierra de Segura- Manuel Miro

Rutas para todos los gustos

Existen muchas empresas en Andalucía que ofrecen sus servicios para realizar rutas a caballo, en zonas como la Sierras de Grazalema, Aracena, Cazorla, o la Sierra Norte de Sevilla, por citar algunas. Estas empresas ofrecen rutas en función del nivel y del interés de los excursionistas. Un consejo: si nunca has montado a caballo, recomendamos no coger un día entero… ¡seguramente después no podrás moverte en una semana! Hay paseos cortos de una o dos horas, otros más intensos de media jornada, y hasta de fin de semana. También hay que tener en cuenta la dificultad del terreno, ya que se puede transitar por caminos o bien adentrarse en la aventura a través de las zonas más altas de la montaña.

Existe una opción para cada tipo de jinete, pero todas ellas van a suponer una aventura para quien quiera vivir una experiencia tan bella como atravesar bosques, valles y montañas a lomos de un caballo. Buscad en internet en las zonas que quieres visitar, y veréis qué empresas ofrecen sus servicios y qué tipo de rutas ofrecen. Os aseguramos que no os arrepentiréis.