Top

Viajar - Top

Las once ciudades que Rusia quiere enseñar al mundo

De Yekaterimburgo a Volgogrado, el país calienta motores para la Copa Mundial de Fútbol Rusia 2018

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
  7. 7
  8. 8
  9. 9
  10. 10
Navegue usando los números

Moscú y San Petersburgo

Fachada del Mueso Hermitage, en San Petersburgo- AP Photo/Dmitry Lovetsky

Hace diez días Fitur acogió el Foro Turístico Ruso-Hispano, que contó, entre otras, con la presencia de la viceministra de Cultura de Rusia, Alla Manilova, además del Secretario General de la Organización Mundial del Turismo, Taleb Rifai; así como con el Embajador de la Federación Rusa en España, Yuri Korchagin.

El evento sirvió para hacer balance del recorrido del Año dual del turismo España-Rusia y presentar las líneas y estrategias de promoción de Rusia para los próximos años. Durante el acto se presentaron los programas diseñados por las once ciudades que acogerán partidos de la Copa del Mundo de fútbol que se celebrará en Rusia en 2018: Yekaterimburgo, Kaliningrado, Kazán, Moscú, Nizhni Nóvgorod, Rostov del Don, San Petersburgo, Samara, Sochi, Volgogrado y Saransk.

El foro coincidió con la inauguración en Madrid, el pasado día 20, de la oficina de turismo Visit Russia, que dirigirá Marlene Rodríguez, para promover el turismo entre ambos países. Un acto que fue celebrado en la Embajada de la Federación de Rusia, en Madrid.

Este foro y la apertura de la oficina de turismo confirman el interés de Rusia por incrementar el intercambio cultural entre ambos países y también el flujo de viajeros. Entre sus objetivos se encuentra que España se convierta en el tercer destino más visitado por los turistas rusos en el extranjero en 2017, superando el millón de viajeros que lleguen a nuestro país (en 2016, la cifra se situó en 962.644, un 1,8% más que el año anterior). Una cifra que todavía estaría muy lejos del millón y medio de visitantes rusos que llegó a España en 2013, cifra que después cayó un 38% a causa de la crisis en ese país.

Pero Rusia también quiere incrementar el número de viajeros españoles que disfruten de su diversidad y extensión (hay nueve husos diferentes de horario). Una diversidad que va mucho más allá de ciudades como Moscú y San Petersburgo, donde se desarrollan gran parte de los tours. La delicada situación económica por la que atraviesa Rusia, motivada en parte por las sanciones económicas impuestas desde Bruselas, ha visto en el turismo una importante fuente de ingresos para su país, de ahí que desee incorporarse al «mercado turístico internacional al nivel de nuestro país». Su «diversidad cultural, su naturaleza y su potencial histórico» son sus principales avales para convertirse en un destino diferente y todavía sin explorar por el gran turismo. De momento, en 2016 ya se ha notado un incremento del número de visados para españoles, que ha subido un 25%.

El Año Dual España-Rusia, que comenzó el pasado mes de abril y que culmirá a principios de mayo en San Petersburgo, así como la celebración este año de la Copa FIFA de Confederaciones, a partir de junio, preámbulo del Campeonato Mundial de Fútbol, que se jugará entre el 14 de junio y el 15 de julio de 2018, son la excusa perfecta para apuntarse a este nuevo destino.

De momento, desde aquí proponemos un recorrido por el país a través de las once sedes del campeonato mundial de fútbol, empezando por las dos ciudades más conocidas: Moscú y San Petersburgo.

Moscú y San Petersburgo

Moscú: En la capital del país, uno de los lugares imprescindibles para visitar es su Plaza Roja, donde se encuentra el monumento a Lenin, uno de los principales artífices de la Revolución Rusa cuyo centenario se celebra este año. No muy lejos de ella, se encuentra el Kremlin, donde tiene su despacho Vladímir Putin, y donde se encuentra su Ejecutivo.

Atravesada por el río Moskvá, navegable, no puede dejar de visitarse el metro de la ciudad, «el palacio del pueblo», tres de cuyas estaciones son patrimonio de la Unesco; la catedral de San Basilio, el parque Gorki, o el Teatro Bolshoi, un icono de la cultura rusa.

El estadio de fútbol que acogerá la final del mundial de fútbol, el 15 de julio de 2018, es el Luzniki, al que se han destinado 534 millones de dólares para su renovación. También se jugará algún partido en el Spartak.

Estadio Luzhniki, en Moscú
Estadio Luzhniki, en Moscú

San Petersburgo: La «perla europea», como la llaman, es conocida como la ciudad imperial por antonomasia. Capital del imperio ruso, en ella residieron los zares, que dejaron testimomio de su grandeza através de las construcciones de palacios y edificios religiosos. Fundada por Pedro el Grande en 1703, con el objetivo de convertirla en la «ventana de Rusia hacia el mundo occidental», a lo largo de la historia ha recibidio diferentes nombres, como Petrogrado o Leningrado, en honor al líder revolucionario.

Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, es un lugar indispensable para los amantes de la Historia y del Arte, que pueden visitar el Museo Hermitage (reúne más de tres millones de piezas); y de la música, donde además de varias salas de conciertos, se puede disfrutar de la ópera en el histórico Mariinski o en el Mariinski II, equipado con las tecnologías más modernas y que fue inaugurado en 2013, con la presencia de Putin, y que está bajo la dirección artística de Valery Gergiev. Los amantes de la literatura rusa pueden visitar la casa donde vivió Dostoievski.

En el terreno deportivo, el equipo local es el Zenit, que juega en primera división.

Kazán, la capital tártara

El templo de las siete religiones, en Kazán-

Conquistada por Iván el Terrible,fue incorporada a territorio ruso en 1552. Tercera ciudad más imporante de Rusia (y la octava por el número de habitantes), Kazán, situada a 724 kilómetros de Moscú, es la capital de la República de Tataristán. Los tártaros son un pueblo turquino que habita en muchas regiones de Eurasia (salim es la palabra tártara utilizada para saludar).

Esta ciudad es un reflejo de la diversidad étnica del país (en Rusia viven 200 etnias diferentes) y religiosa, pues en ella, además de la religión mayoritaria, la ortodoxa, conviven cristianos y musulmanes. Diversidad se puede apreciar también en la arquitectura de la ciudad, reconocida por la Unesco, como es el caso del kremlin de Kazán. También destaca la mezquita Qul Shariff, considerada la más grande Europa.

En esta localidad rusa estudiaron personalidades como León Tolstoi o Lenin. Durante la Segunda Guerra Mundial se convirtió en el centro de la industria armamentística, y en la actualidad su Universidad Técnica Estatal, fundada en 1932, es uno de los principales centros de Rusia en ingeniería aeroespacial, informática y telecomunicaciones.

En cuanto a su participación en el Mundial de fútbol, el Kazán Arena es el primero de los 12 estadios que estuvo listo para la competición. Su primer partido de la copa tendrá lugar el 16 de junio de 2018. Tiene una capacidad para más de 45.000 espectadores y recuerda a uno de los mejores campos del mundo: el Emirates Stadium del Arsenal. Su coste ha sido de 402 millones de dólares.

Sochi, la Riviera rusa

Ceremonia de clausura de los JJ.OO. de Sochi, en 2014- AFP PHOTO / PETER PARKS

Lugar de descanso de numerosos políticos, Sochi está situada entre las montañas del Caucaso y el Mar Negro. Cuando la URSS perdió la península de Crimea, en 1954, Sochi, gracias a su clima suave, se convirtó en lugar de vacaciones. El propio Josep Stalin tenía aqui una residencia de descanso. Se convirtió en lugar de moda en los años 70 y 80, y era equiparada a la costa Azul francesa.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha impulsado la renovación del lugar, donde se ha incrementado el número de inversiones, para devolverle el esplendor de años pasados. A unos 60 kilómetros de la ciudad se encuentra el resort Krasnaya Polyanaue, donde es posible practicar los deportes de nieve. En 2014 acogió los Juegos Olímpicos de Invierno. También celebrará, hasta el 2020, el Gran Premio de Rusia de Fórmula 1.

Circuito de Fórmula 1 en Sochi
Circuito de Fórmula 1 en Sochi

El estadio Fisht en Sochi, donde tuvieron lugar las ceremonias de apertura y clausura tanto de las Olimpiadas como de las Paraolimpiadas, está listo para acoger partidos del Mundial. Ha sido diseñado por Popoulous, los arquitectos que también diseñaron el Yankee Stadium de Nueva York, el Estadio Olímpico de Chicago y el estadio So Kon Po.

Sochi está situada a 1.361 kilómetros de Moscú y a 690 kilómetros de la capital turca, Ankara.

Kaliningrado, la ciudad del ámbar

Centro Histórico de Kaliningrado-

La antigua ciudad de Königsberg, como se conoció a Kaliningrado desde el Medievo, fue la capital de Prusia oriental hasta que pasó a formar parte de la URSS en 1945. Ese año, de acuerdo con la decisión de la Conferencia de Potsdam, la parte norte de la provincia alemana de Prusia Oriental, junto con su capital Königsberg, se convirtió en parte de la Unión Soviética.

En 1946 el nombre de la ciudad, así como el nombre de toda la región, se cambió en honor a Mikhail Ivanovich Kalinin, político soviético que murió en el mismo año.

Conocida como la Ciudad del Ámbar, gracias a la abundancia de esta piedra preciosa, fue la cuna de uno de los grandes filósofos de la Historia, Inmanuel Kant, del que se pueden visitar la casa donde nació así como su tumba.

A pesar de los daños que sufrió durante la II Guerra Mundial, primero por los bombardeos británicos y luego por las tropas soviéticas, en Kaliningrado se puede disfrutar de numerosos monumentos, como la Iglesia de la Sagrada Familia, la iglesia de la reina Louise (conocido como el Luisenkirche, ahora es el Teatro de marionetas Kaliningrado) y la Bolsa de Königsberg (ahora el Centro Cultural). La Catedral de Konigsberg, que había sido la principal catedral católica hasta el siglo XVI, ahora se utiliza para exposiciones en museos y conciertos. Esta catedral de estilo gótico de ladrillo es uno de los pocos edificios góticos en Rusia. Hay dos órganos en ella, uno de los cuales se considera que el más grande de Europa.

Otras nueve catedrales históricas se han conservado en Kaliningrado. También destacan la Puerta de Rosgertner, la Torre Vrangel, la Torre del Don, la Puerta del Rey, la Puerta de Zakkhaim, la Puerta de Fridland, la Puerta de Brandenburgo y la Puerta de Friedrichsburg.

El puerto de Kaliningrado es el único que tiene Rusia en el Mar Báltico, que no se hiela en ningún momento del año. De ahi su importancia comercial y estratégica.

Nizhni Nóvgorod, enclave comercial

Nizhni Nóvgorod-

Ubicada en la confluencia de dos grandes ríos navegables que atraviesan la mayor parte de la llanura europea oriental, el Volga y el Oká, Nizhni Nóvgorod aprovechó durante siglos su enclave privilegiado en el camino fluvial directo a Persia y a otros países de Oriente. Esto la convirtió en un importante centro comercial («San Petersburgo es la cabeza de Rusia, Moscú el corazón, y Nizhni Nóvgorod es el bolsillo», reza un dicho popular ruso).

Fue fundada en 1221, poco antes de la invasión mongola, ya en el período del desmembramiento feudal del principado de Kiev, como una ciudadela fronteriza del feudo norte oriental en la zona dominada por las tribus erzias y contigua al reino de Bulgaria del Volga.

Nizhni Nóvgorod, la quinta ciudad más poblada de Rusia, presume de tener una gran riqueza arquitectónica en perfecto estado de conservación, desde su kremlin (ciudadela o fortaleza) hasta los edificios que se alzan a ambos lados de la calle Bolsháia Pokróvskaia.

Tiene buen acceso tanto desde Moscú (está a 400 kilómetros) como desde San Petersburgo (893 kilómetros) gracias a la línea férrea de alta velocidad. Además la ciudad cuenta con su propio aeropuerto internacional. Sin embargo, lo más espectacular es llegar a la ciudad a bordo de un crucero. La navegación desde Moscú por el río Volga está abierta desde mayo hasta octubre y el crucero tarda unos cinco días en llegar a Nizhni Nóvgorod. Tras deleitarse con las bellezas de la ciudad, se puede continuar la navegación por el Volga hasta su desembocadura, cerca de la ciudad de Astracán.

Rostov del Don, capital de las bellezas rusas

Rostov del Don-

La cuenca del río Don ha estado habitada desde tiempos inmemoriales por cosacos, cuyas comunidades de origen militar cuentan con costumbres, tradiciones y jerarquías que se mantienen hasta el día de hoy. Esto quedó retratado en la célebre novela «El Don apacible», que narra la historia de los cosacos de la cuenca del río Don durante la primera mitad del siglo XX. La monumental obra, de cuatro volúmenes, le valió el premio Nobel de Literatura a Mijail Shólojov, en 1965.

Rostov del Don fue fundada como ciudad aduanera para recaudar los impuestos de los productos importados al Imperio ruso desde Turquía. Los tiempos cambiaron, las relaciones diplomáticas entre Rusia y Turquía se truncaron y la ciudad aduanera se convirtió rápidamente en una ciudad fortaleza.

Entre los lugares de interés, el edificio más conocido de la ciudad es el teatro Gorki, una obra maestra del constructivismo con la forma de un tractor gigante. Arquitectos de relevancia mundial como Le Corbusier y Oscar Niemeyer han declarado que este teatro es la joya de la arquitectura soviética, indica la web Russia Beyond the Headlines.

También se refiere a que la ciudad es conocida por la belleza de sus mujeres, lo que le ha valido el título de capital de las bellezas rusas. Durante los últimos 20 años, las mujeres de esta ciudad han ganado más de 100 concursos a nivel internacional.

El centro de la ciudad se encuentra a 1.076 kilometros al sureste de Moscú.

Samara, carrera espacial

Imagen de un cohete Soyuz, expuesto en el Museo del Espacio, en Samara- REUTERS

Samara está situada en la elevada orilla izquierda del río Volga, en el meandro Samarskaya Luka, entre las desembocaduras de los ríos Samara y Sok, capital administrativa de la provincia de Samara.

Durante el periodo soviético la ciudad se llamó Kuibyshev en honor del estadista soviético y miembro del partido Valerian Kuibyshev.

Samara es uno de los más importantes nudos de comunicaciones de Rusia, a través del cual pasan los caminos más cortos desde Europa Central y Occidental hacia Siberia, Asia Central y Kazajistán.

Entre los lugares que se pueden visitar se encuentra el Museo del Espacio, que recuerda que allí, en Samara, fue construido el cohete que llevó al primer hombre al espacio, Yuri Gagarin. Una inmensa réplica del cohete y varias salas de exposiciones permiten acercarse a la historia de la carrera espacial rusa.

Saransk, ciudad de artesanos

Catedral, junto a un monumento al Almirante Ushakov-

La República de Mordovia, cuya capital es Saransk, tiene una población de 850.000 personas. En su gastronomía destaca el plato conocido como pata de oso, que actualmente ya no se prepara con la carne de este animal, sino con ternera o cerdo mezclados con huevos y especias. Todo ello recubierto luego con picatostes.

Famosa por sus artesanos, entre los souvenirs que pueden comprarse se encuentran los juguetes de madera y los bordados. También es famoso el teatro de las marionetas de Saransk.

Además del ruso, las otras lenguas oficiales son el moksha y el erzi, que hablan las comunidades de etnia mordva y tártara.

En el plano deportivo, el Mordovia Arena albergará varios partidos de la Copa del Mundo de Fútbol. El estadio está siendo renovado para incorporar una zona comercial y de ocio.

Volgogrado, escenario de la batalla de Stalingrado

La estatua «La madre patria te llama». en Volgogrado-

La ciudad de Volgogrado fue llamada Tsaritsyn entre 1589 y 1925, y Stalingrado entre 1925 y 1961. Está situada en el óblast homónimo, en la confluencia de los ríos Volga y Tsaritsa.

Fue fundada en 1589 con el nombre de Tsaritsyn, que fue tomado del río Tsaritsa (del tártaro Sary Su, Agua Amarilla). La fortaleza fue establecida con el fin de defender el inestable frente sur del Imperio zarista, convirtiéndose con el tiempo en un importante centro de tránsito y de comercio.

Fue capturada por los cosacos en dos ocasiones: la primera en 1670, bajo la sublevación encabezada por Stenka Razin; y, posteriormente, en 1774, por Yemelián Pugachov. A finales del siglo XIX era uno de los más importantes puertos fluviales del Volga.

Se hizo tristemente famosa por haber sido el escenario de una de las más cruentas batallas de la Segunda Guerra Mundial, el sitio de Stalingrado. En ella, soldados soviéticos resistieron los intentos de conquista por parte de las fuerzas alemanas entre agosto de 1942 y febrero de 1943, a un altísimo coste de vidas humanas (murieron más de un millón de soldados en el bando soviético, y más de 800.000 en el alemán). En reconocimiento al heroísmo mostrado por el Ejército Rojo y sus habitantes, la ciudad recibió la condecoración de «Ciudad Heroica» en 1945. También recuerda la batalla la estatua «La madre patria te llama».

Durante el proceso de desestalinización, iniciado a finales de la década de 1950, la ciudad fue rebautizada con el nombre de Volgogrado, que significa «ciudad del Volga».

Yekaterimburgo, el gran magnicidio de la familia del zar Nicolás II

Iglesia de la sangre en honor de todos los Santos, en Yekaterimburgo-

La ciudad de Yekaterimburgo o Ekaterimburgo fue fundada en 1723 por Vasily Tatischev y Georg Wilhelm de Gennin en honor de la esposa de Pedro el Grande, la emperatriz Catalina I (Katerina en Ruso).

Es conocida como la capital de los Urales, la cordillera montañosa que sirve de frontera natural entre Europa y Asia. Entre las personalidades que nacieron en esta ciudad, destaca Boris Yeltsin, el primer presidente de Rusia tras la caida de la URSS.

La ciudad es una de las etapas del recorrido del mítico tren Transiberiano, que sale de Moscú, atraviesa Mongolia y llega hasta Pekín.

Entre los templos más destacados, se encuentra el Templo de la sangre en honor de todos los Santos, que fue levantado sobre el lugar exacto, la Casa Ipátiev, donde el 17 de julio de 1918 fue asesinada toda la familia del zar Nicolás II. El templo es un lugar de peregrinación en el que se puede visitar también un pequeño museo y la habitación donde se produjo el magnicidio.

Por su situación estratégica, Yekaterimburgo es la puerta de acceso a Siberia, un territorio de 13 millones de kilómetros cuadrados que ocupa el 77% de Rusia.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada
publicidad

comentarios