Welcome Home Sevilla

Por qué el alquiler con opción a compra en Sevilla es una alternativa a tener en cuenta

Este tipo de contrato puede ser beneficioso tanto para el casero como para el inquilino y ofrece una serie de ventajas de cara a una futura compraventa de la vivienda

Welcome Home Sevilla

Compartir

Al igual que el mercado y los precios cambian, los presupuestos, necesidades y hábitos de los compradores también. Por esta razón y desde hace un tiempo, cada vez es mayor el número de usuarios que tienen en cuenta el alquiler con opción a compra en Sevilla como una alternativa válida para invertir en la compra de un hogar. Así, utilizan el dinero del alquiler que han pagado durante un periodo determinado de tiempo y dejan a un lado eso de que «alquilar una vivienda es tirar el dinero».

 

Actualmente hay personas que querrían tener el dinero necesario para adquirir una vivienda y, sin embargo, no pueden pasar del escalón del alquiler. Ésta es una fórmula legal que permite al inquilino invertir el dinero del alquiler en una posible futura compra.

 

Qué es el alquiler con opción a compra

 

Este tipo de contratos da la opción a los inquilinos de ser propietarios de una vivienda en la cual han habitado en régimen de alquiler. Durante un tiempo acordado por ambas partes  y, pasado el mismo, es el propio inquilino el que dispone de la opción de comprar la casa. A dicho precio se le aplica un descuento con el total o una parte del alquiler que ya ha pagado. Aunque cada contrato es distinto y tanto plazos como descuentos tienen que ir en base a lo acordado y estipulado en el documento firmado. Habitualmente, se utilizan contratos con una duración de entre dos y cinco años.

 

 

Female hand signing contract.

 

Qué hay que tener en cuenta antes de firmar

 

Al no existir una legislación propia para este tipo de contratos, es esencial distinguir cuál va a ser el tiempo durante el cual el inquilino va a poder habitar el inmueble en régimen de alquiler. Además de saber qué plazos dispone para ejercer su derecho a la compra.

 

Como en todo contrato, debe estipularse una renta mensual, así como definir quien se encarga de los gastos correspondientes a la vivienda (como puede ser la tasa de la comunidad o la de residuos). De igual modo, el precio final para la compraventa debe quedar fijado desde el inicio, así como el porcentaje a descontar de las rentas mensuales (en caso de que no sea la totalidad del alquiler), llegado el momento de la compra. Igualmente existe la posibilidad de establecer un contrato de alquiler con opción a compra en viviendas de protección pública.

 

Qué beneficios tiene este tipo de contrato

 

Al igual que las condiciones relativas al contrato deben ser tanto para el arrendatario como para el arrendador, ambas partes obtienen beneficios de un contrato así. En el caso del casero, el inmueble le genera beneficios durante el tiempo en que esté alquilada la vivienda. Además, este dinero que consigue se puede denominar como un «adelanto de la compra», tanto si se produce finalmente la compra, como si no fuera este el caso. Igualmente, el casero va a tener ocupada la casa por alguien que se va a preocupar de su estado y mantenimiento, cuidándola e incluso quizás renovándola, con la mirada puesta en una futura adquisición.

 

El inquilino, por otra parte, también obtiene una serie de beneficios de un contrato como este. El dinero de sus rentas mensuales no cae en saco roto, sino que es visto como una inversión en una posible compra, si se dan las condiciones presupuestarias en el tiempo estipulado. Así, tendrá tiempo de ahorrar y gestionar la futura compra, conociendo además las condiciones de la vivienda, sus virtudes y sus inconvenientes.

 

 

*Este artículo se ha basado en la información proporcionada por ANIDA en el siguiente enlace:

https://blog.anida.es/alquileres-opcion-compra-consisten-quien-benefician/